El director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, no fue detenido por pornografía infantil

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

“El director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, fue capturado por agentes del FBI con 13.000 archivos de pornografía infantil”, aseguran publicaciones en redes sociales que fechan la supuesta noticia el 12 de septiembre de 2020. Sin embargo, este titular fue originalmente publicado en un solo sitio web que luego eliminó la publicación. No hay ningún otro registro de la detención. Esta versión surge además en medio de una campaña de boicot contra Netflix por el lanzamiento del filme francés “Mignonnes” (“Cuties” en inglés).

La supuesta noticia fue publicada en Facebook (1, 2 y 3), Twitter (1, 2 y 3), Instagram y sitios web. Algunas de las entradas incluyen un enlace a un artículo en inglés del sitio web Toronto Today, del que luego fue eliminado, pero que aún se puede ver en su versión archivada. Otras publicaciones incluyen fragmentos o el texto completo de ese artículo, en español. 

“12 de septiembre de 2020. Los Gatos, California. El director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, fue capturado por agentes del FBI con 13.000 archivos de pornografía infantil. Fue arrestado en su casa de California. Se enfrenta a 11 cargos relacionados con la incautación de más de 13.000 archivos de pornografía infantil gráfica en su computadora y varias unidades de almacenamiento extraíbles”, comienzan las publicaciones.

Entradas similares circulan en inglés, portugués, alemán e italiano.

Captura de pantalla realizada el 14 de septiembre de 2020 de una publicación en Instagram

Toronto Today, que comenzó a operar el 7 de julio de 2020 se define como un portal que “cuenta lo que los medios parciales y corporativos no”. 

Búsquedas en Google y en redes sociales con la herramienta CrowdTangle no permiten hallar ninguna otra fuente que haya publicado la versión del supuesto arresto.

Una pesquisa en Google de palabras clave del supuesto caso incluidas en el texto del artículo original revela que varios detalles, como los “más de 13.000” archivos de pornografía infantil y que en 279 de ellos el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de Estados Unidos pudo identificar a las víctimas, son idénticos a los de una nota periodística sobre el arresto de un empresario de Utah, Estados Unidos, en diciembre pasado. 

Por otro lado, no existen registros de fuentes oficiales sobre tal detención. El FBI no ha publicado ningún comunicado sobre el supuesto arresto, como sí hace habitualmente ante detenciones de figuras conocidas

AFP Factual contactó al FBI y a la responsable de prensa de Netflix para obtener más detalles, pero no obtuvo respuesta a la fecha de publicación de esta verificación.

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados al que se hace referencia es una organización estadounidense sin fines de lucro cuya misión es ayudar a encontrar a los niños perdidos y acabar con la explotación sexual infantil. Aseguran que allí envió la policía los archivos encontrados en manos de Hastings. Sin embargo, las búsquedas de los términos claves “Netflix” y “Hastings” dentro del sitio web institucional no arrojan ningún resultado sobre el supuesto arresto del fundador de la plataforma.

Otra institución de Estados Unidos mencionada es el Grupo de Trabajo de Delitos Contra Menores por Internet (ICAC), creado para ayudar a las agencias federales, estatales y locales a cargo de la seguridad a responder mejor en casos de explotación sexual de menores mediante internet. Afirman que esta organización “ayudó a ejecutar el registro” de los archivos con pornografía infantil en poder de Hastings. Sin embargo, búsquedas de las mismas palabras clave dentro del sitio web de ICAC (1 y 2) tampoco ofrecen ningún resultado.

Boicot contra Netflix

El 10 de septiembre pasado, miles de internautas llamaron en redes sociales a boicotear a Netflix, acusada de promover la sexualización de menores de edad al haber decidido difundir en su plataforma la película francesa 'Mignonnes' (‘Cuties’ en inglés, ‘Guapis’ en España). Más de 200.000 tuits utilizaron la etiqueta #CancelNetflix (Cancelen Netflix), lo que convirtió a esta campaña en tendencia mundial en Twitter. En ese contexto, algunos usuarios clamaban por la detención del CEO de la compañía.

Las reacciones provinieron de todas las tendencias políticas en Estados Unidos, pero especialmente de filas republicanas. El senador Ted Cruz envió una carta al Departamento de Justicia para solicitarle que investigue “si Netflix, sus ejecutivos o los creadores de la película ‘Cuties’ violaron leyes federales contra la producción y distribución de pornografía infantil”. El senador por Misuri Josh Hawly, en tanto, pidió en una carta dirigida a Hastings explicaciones sobre el filme y que lo retire de la plataforma.

La película fue estrenada en los cines franceses a mediados de agosto. Durante la promoción de su lanzamiento en Netflix, la compañía recibió una primera ola de críticas que la obligó a retirar un aviso del largometraje. La plataforma también pidió disculpas por emplear este aviso “inapropiado”. 

El 12 de septiembre, día del supuesto arresto de Hastings, el empresario estaba activo en Twitter; donde publicó un artículo del medio especializado en tecnología y cultura The Verge sobre cómo la campaña de marketing de Netflix de esta serie derivó en “una teoría de conspiración y campaña de acoso de QAnon”, en referencia al movimiento nacido en los círculos a favor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en 2017.

La teoría QAnon afirma que el mundo está dirigido por fuerzas ocultas, involucradas en redes internacionales de pedofilia y que buscan establecer un “nuevo orden mundial”. Su nombre viene de Q, un misterioso funcionario que trataría de frustrar el complot. 

Las publicaciones virales sobre el CEO de Netflix fueron compartidas en múltiples perfiles de redes sociales asociados a QAnon (1, 2 y 3). Varias de estas entradas incluyen la etiqueta #SaveTheChildren (Salvemos a los niños), que es utilizada entre otros por los seguidores de la teoría QAnon.

"Lo que QAnon ha hecho es agrupar varias formas de teorías conspirativas antipedófilas que antes existían en internet para racionalizarlas para un público conservador más amplio, explicó Brian Friedberg, investigador del Centro Shorenstein de Harvard sobre Medios, Política y Política Pública, consultado por la AFP para otra verificación sobre teorías impulsadas por QAnon. 

La falsa versión sobre el supuesto arresto de Hastings también fue verificada en inglés por el equipo de Snopes.

En conclusión, el CEO de Netflix, Reed Hastings, no fue arrestado por poseer pornografía infantil. La supuesta noticia fue publicada en un solo sitio web que luego eliminó la publicación. No hay ningún otro registro de que haya tenido lugar la detención. Esta desinformación surge en medio de una campaña de boicot contra Netflix que denuncia que la película francesa “Mignonnes” sexualiza a niñas y promueve la pedofilia.