El científico Lieber fue detenido en EEUU por mentir sobre su vínculo con China, pero no por el COVID-19

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones en redes sociales indican que un profesor de una universidad en Boston fue detenido por el FBI por estar ligado al laboratorio chino de Wuhan. El mensaje, compartido decenas de veces desde el 12 de abril pasado, afirma además que inhalar vapor de agua caliente mata al nuevo coronavirus. Charles Lieber, que es docente de Harvard, fue arrestado en enero por mentir sobre su vínculo con instituciones chinas, en una investigación no relacionada con el virus; mientras que el COVID-19 no puede ser tratado con vapor, según expertos.

La imagen con ambas afirmaciones circuló en Facebook (1, 2), Twitter y también llegó al WhatsApp de AFP Factual para su análisis.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 1 de julio de 2020

El científico de Boston

"​Finalmente, el FBI arrestó a un profesor de la universidad de Boston que estaba en conexión con la universidad china y el laboratorio de investigación en Wuhan, y fue altamente pagado por China ... Ahora está muy cerca de estar claro que el coronavirus es un Bio Ataque planeado y conducido por China”, comienza el texto en la imagen.

Una afirmación similar ya había circulado en redes sociales en abril pasado diciendo: “Dr. Charles Lieber, jefe del departamento de química y biología de la Universidad de Havard, EE. UU. Fue arrestado hoy según fuentes del departamento estadounidense [sic] y que el científico era el “hombre que fabricó y vendió el virus Corona a China”.

La fotografía que aparece en el nuevo contenido es un fotograma de un informe dado el 28 de enero pasado por un noticiero de WCVB, el canal 5 de la televisión local de Boston, perteneciente a la cadena estadounidense ABC, sobre el arresto de Charles Lieber, un científico estadounidense nacido en 1959.

Lieber cursó estudios de Química en el Franklin and Marshall College, y desde julio de 2015 se desempeñaba como Director del Departamento de Química y Biología Química en la Universidad de Harvard, ubicada en Cambridge, junto a Boston, Massachusetts. Pertenece a la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y a otros organismos académicos de ese país.

La persona de la imagen es el fiscal de Massachusetts, Andrew Lelling, quien declaró que emitió el informe sobre el arresto de tres científicos, Lieber y dos de origen chino, por supuestamente haber ocultado sus lazos con el gobierno chino.

A finales de enero, el fiscal aseguró que China empleaba a Lieber como "científico estratega" y le pagaba un salario de 50.000 dólares por mes, así como hasta 158.000 dólares por año en gastos. Dijeron que recibió más de 1,5 millones de dólares para instalar un laboratorio en la Universidad de Tecnología de Wuhan.

Durante la conferencia de prensa se dijo que Lieber mintió en dos oportunidades sobre su afiliación con la Universidad de Wuhan y dijo no estar involucrado en el Plan de Mil Talentos del gobierno chino.

Como receptor de más de 15 millones de dólares en fondos gubernamentales para investigación, Lieber debía informar sobre cualquier eventual conflicto de interés financiero extranjero, incluido apoyo financiero de gobiernos o entidades extranjeras, según las autoridades estadounidenses.

"Esta es una pequeña muestra de la campaña continua de China para absorber conocimiento y tecnología estadounidenses en beneficio propio", dijo Lelling entonces.

Los funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos en ningún momento mencionaron que Lieber haya estado ligado a la creación o venta del nuevo coronavirus a China.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el 29 de junio pasado que enviará a un equipo a China para investigar sobre el origen del SARS-CoV-2. Los científicos creen que el nuevo coronavirus, que se ha cobrado la vida de más de medio millón de personas en el mundo y ha infectado a más de 10 millones, pasó de un animal al hombre y surgió en China a finales de 2019, posiblemente en el mercado de la ciudad de Wuhan, que vendía animales silvestres como comida.

Vaho para combatir el virus

El contenido viralizado continúa: “Un experto chino asegura a todos que la inhalación de un vapor de agua caliente mata el virus Corona al 100 por ciento. Incluso si el virus entró en la nariz, la garganta o los pulmones. Corona Virus no puede soportar el vapor de agua caliente”.

Sin embargo, varios expertos consultados por la AFP desmintieron la supuesta información de “un experto chino”, que no es identificado.

El doctor estadounidense Benjamin Neuman, experto en coronavirus y a cargo del departamento de Ciencias Biológicas en la Universidad de Texas A&M, explicó que este método no tiene efecto sobre el SARS-CoV-2, el nombre del virus que provoca la enfermedad COVID-19. “Respirar en un sauna o un secador de pelo no tendría ningún efecto en la prevención o el tratamiento del coronavirus, y ambos son francamente raros”, dijo.

“No hay ninguna evidencia sólida que vincule la temperatura ambiental con la transmisión del coronavirus. Se trata más de cuánto tiempo pasas cerca de una persona infectada”, dijo. Y agregó: “Podría pensar en tantas razones por las que [el calor] podría exacerbar la infección como razones por las que podría ayudar” a reducirla.

La doctora Karine Le Roch, profesora de biología celular en la Universidad de California, Riverside, coincidió: “Hasta ahora no hay absolutamente ninguna prueba de que el virus del COVID-19 pueda ser tratado a través del calor”

“No conozco evidencia científica acerca” de inhalar vapor de agua caliente para “matar” el nuevo coronavirus, afirmó el doctor Malaquías López Cervantes, especialista en epidemiología y medicina preventiva, y miembro de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De su lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica en su sitio web que el nuevo coronavirus se puede transmitir en todas las áreas, incluidos climas cálidos y húmedos.

E insiste: “bañarse en agua caliente no proporciona ninguna protección contra la COVID-19. Con independencia de la temperatura del agua de la bañera o la ducha, la temperatura corporal continuará siendo de 36,5 °C a 37 °C. De hecho, si el agua está muy caliente puede uno quemarse”.

AFP Factual ha verificado ambas afirmaciones viralizadas en las publicaciones.

En conclusión, el científico estadounidense Charles Lieber fue detenido en enero por no informar al gobierno sobre un posible conflicto de interés financiero extranjero por sus trabajos para China, en una investigación no relacionada con el COVID-19. A su vez, es falso que inhalar vapor de agua caliente elimine el nuevo coronavirus.