El certificado de defunción es verdadero, pero la joven no fue quemada en un supermercado chileno

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

La imagen del certificado de defunción de una mujer que supuestamente murió por un disparo circula desde el 23 de octubre pasado en redes sociales, donde usuarios aseguran que en realidad fue encontrada quemada en un supermercado, en medio del estado de emergencia en Chile. Sin embargo, la mujer, que según el certificado del Registro Civil murió por “traumatismo torácico por proyectil”, no figura entre las víctimas por las protestas en curso en el país y el caso se investiga como homicidio común.

Valeska apareció quemada dentro de un supermercado, dice un mensaje sobre la imagen de un certificado de defunción publicado en Facebook y que ha sido compartido unas 3.600 veces. La usuaria, además, escribió: “¿¡Y EL GOBIERNO CUANDO VA A RESPONDER POR LOS ASESINADOS!?”.

Captura de pantalla realizada el 28 de octubre de 2019 de una publicación en Facebook

La misma versión circuló en Twitter (1 y 2), incluso en francés. 

El equipo de verificación de la AFP descargó el certificado de defunción oficial de la joven citada en la publicación viral desde el sitio web del Registro Civil. Según el documento, Valeska Carmona murió debido a un “traumatismo torácico por proyectil”, el 20 de octubre de 2019.

Por su parte, un portavoz de la Fiscalía Metropolitana Sur de Santiago precisó a AFP Factual que Carmona falleció por un disparo “desde un auto particular en movimiento, según testigos”, descartando la teoría de que apareció quemada en un supermercado, como sostienen las publicaciones virales. Desde el Hospital El Pino, donde fue trasladada y falleció, confirmaron a la AFP que la joven fue recibida con un impacto de bala en el tórax.

El Ministerio Público agregó que este caso está siendo investigado por la Fiscalía de Delitos Violentos como un homicidio común, “no de derechos humanos, ni de estado de emergencia”, decretado por el Gobierno el 18 de octubre pasado tras el estallido de evasiones al transporte público, protestas y saqueos en supermercados. 

La Fiscalía Nacional publicó en Twitter la lista de los 15 fallecidos identificados en el marco de las manifestaciones hasta el 25 de octubre, donde no aparece el nombre de la mujer. De este listado, hasta ahora las autoridades han confirmado que 10 personas han muerto en supermercados por incendios. 

En otras publicaciones también se vinculaba la muerte por bala de Carmona a las manifestaciones: “Valeska Fernanda Carmona López #SanBernardo falleció producto de un proyectil. Su hija relata que su madre estaba en la calle con otras personas cuando empezaron a disparar militares siendo impactada y trasladada al hospital El Pino donde fue imposible salvarla #ChileDesperto”, escribió otro usuario en Twitter el 23 de octubre.

Sin embargo, la madre de Carmona publicó en Facebook dos días después que su hija murió “como la mayoria de los santiaginos que vivimos en comunas donde la delincuencia es dueña de las calles donde cada dia muere una persona inocente por una balacera o ajuste de cuentas (sic)”, descartando así que tuviera que ver con el estado de emergencia y solicitando, también, que no se use la muerte de la joven con “fines politicos o amarillista”.

La ONG Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles (Codeju) ha publicado fichas de los jóvenes fallecidos en el contexto de protestas y saqueos. El 25 de octubre, publicaron una aclaración: “Eliminamos el caso de Valeska Carmona hace días debido a que nos informaron que es falsa. Lamentamos el daño causado a su familia”. Al ser contactados por la AFP, explicaron que la familia de la joven se comunicó con ellos “porque no querían que el nombre saliera en las listas de fallecidos en torno a la violencia policial. Tomaron la decisión de pedirle a todos los medios que bajaran la información”.

En conclusión, según sus familiares y el certificado de defunción, la muerte de Valeska Carmona no está vinculada a las protestas en curso en Chile. La joven falleció el pasado 20 de octubre por un disparo, el cual es investigado por las autoridades como un homicidio común.