El auto que estalló en una base militar de Colombia no era de un diputado del partido gobernante

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

El pasado 15 de junio, un coche bomba explotó en una base militar de la ciudad colombiana de Cúcuta (noreste), dejando al menos 36 personas heridas. Dos días después, empezaron a circular publicaciones, compartidas más de 7.100 veces en redes sociales, que aseguran que la camioneta utilizada en el atentado pertenecía a un político del partido de gobierno. Pero es falso, ya que el vehículo no era de su propiedad aunque sí fue vendido en un concesionario del que es accionista. 

Se llama Juan Carlos García-Herreros, amigo de Álvaro Urbe [Uribe] y resultó ser el propietario del vehículo que hicieron estallar en la brigada 30 de Cúcuta. Esta vuelta no les salió bien; El #AutoAtentado resultó muy burdo y dejó muchos cabos sueltos”, dice una de esas publicaciones compartidas en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2).

Las entradas hacen referencia a Juan Carlos García Herreros, diputado del departamento de Norte de Santander, cuya capital es Cúcuta, por el partido Centro Democrático, casa política del presidente Iván Duque. El expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) es el máximo líder de esa agrupación y padrino de Duque. 

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 18 de junio de 2021

Una de esas publicaciones en Twitter atribuye como fuente de la información una denuncia realizada por el periodista Gonzalo Guillén. 

Sin embargo, la afirmación de Guillén no se refiere a que sea el dueño del coche, sino de que fue vendido en un concesionario que “es propiedad” de García. 

En esa misma red social, el diputado departamental desmintió ser el propietario de la camioneta. “Me permito informar que no tengo ni he tenido ningún tipo de vínculo con el vehículo Toyota identificado con placa JGX180 que se vio involucrado en los recientes hechos de violencia”, dijo en un comunicado, aunque admitió que “fue vendido por la concesionaria Toyota en 2017”.

En conversación con AFP Factual, García afirmó que en el texto se refiere a una concesionaria en Cúcuta de la cual es “socio minoritario” desde hace 11 años y reiteró que no era el dueño de la camioneta usada en el atentado. 

Una fuente del Ministerio de Defensa confirmó a la AFP que la matrícula JGX180 correspondía al vehículo que estalló en dos ocasiones al interior de la unidad militar el pasado 15 de junio. 

Una consulta realizada por el equipo de verificación en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), donde es posible obtener los datos del automóvil mediante el número de placa, corroboró la versión de García. 

En uno de los documentos expedidos por el RUNT se especifica que el coche tuvo un único dueño desde 2017, que no es García.

Captura de pantalla del documento expedido por el RUNT, con el nombre de la persona tachado por el equipo de verificación de la AFP

Búsquedas con el nombre de esa persona que figura en el documento del RUNT no arrojaron resultados que la relacionen con el Centro Democrático.

En otro documento, figura que la fecha de la matrícula es precisamente de febrero de 2017. 

Captura de pantalla al documento expedido por el RUNT

Las características del vehículo son las mismas que detalló el fiscal general Francisco Barbosa, cuya entidad investiga para encontrar a los responsables: una camioneta Toyota Fortuner modelo 2017 y color blanco. 

El ejército y el Ministerio de Defensa atribuyen la autoría del atentado al Frente de Guerra Urbano del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla reconocida de América, que niega el ataque.

Los insurgentes, junto a otros grupos armados ilegales financiados principalmente por el narcotráfico, se disputan el control de decenas de miles hectáreas de cultivos de coca sembradas en esa región, importante ruta del tráfico hacia Venezuela y el Caribe.

De acuerdo con el relato del jefe de la cartera de Defensa, Diego Molano, dos personas se infiltraron en la base a bordo de la camioneta y realizaron las explosiones, para luego huir.