El alzhéimer no se diagnostica con una prueba única, según expertos

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

“Si pudiste hacer las tres pruebas (...) Tu cerebro esta en gran forma y muy lejos de ser afectado por el Alzheimer”, dice un mensaje en el que recomiendan una serie de pruebas que supuestamente permitirían diagnosticar la enfermedad, y que ha sido compartido más de 68.000 veces en Facebook desde al menos 2013. Pero expertos consultados por la AFP descartaron que este test determine si una persona puede desarrollar o no este tipo de demencia.

El mensaje comienza: “Un gerontólogo de nivel internacional el Dr. Roberto Morales Ojeda, dijo sobre este tema: Tienes que aprender es que si a los 50 años de edad, no presentas los siguientes síntomas, es porque nunca te dará Alzheimer (...) Esta es una pequeña prueba neurológica que te ayudará a tomar medidas correctivas. 1- Encuentra la letra ‘C’ abajo, a simple vista”, y luego le sigue un párrafo donde se repite numerosas veces la letra O. 

Luego se propone hacer el mismo ejercicio pero con otras letras, leer frases con letras desordenadas, y otra prueba donde algunas son reemplazadas por números. 

“Está comprobado que una persona que le cueste descifrar este mensaje, tiene mayor posibilidad que otras de sufrir Alzheimer.... Sí Alzheimer. ¡¡Espero que puedas descifrarlo!!”, agregan las publicaciones, algunas acompañadas de una ilustración del cerebro (1, 2, 3, 4). 

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 12 de noviembre de 2020

AFP Factual consultó con expertos que coinciden en que el mal de Alzheimer es complejo de diagnosticar y que no existe un único examen o prueba que permita detectarlo.  

Demencia frecuente 

La enfermedad de alzhéimer es una forma de demencia, definida como “un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias”, de acuerdo a Medline Plus, un servicio de información de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.  

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el alzhéimer es la forma más frecuente de demencia. “Se calcula que representa entre un 60% y un 70% de los casos”, indica el organismo, añadiendo que existen otras formas de demencia, complejas de diferenciar y que pueden coexistir.

Por su parte, Víctor Rodríguez, médico y académico del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México (UNAM), explicó a AFP Factual que el alzhéimer es una enfermedad degenerativa que afecta a las neuronas, provocando “alteraciones en el área cognitiva, el razonamiento, la memoria, el pensamiento abstracto, el lenguaje y el control de impulsos”. Y añadió:

Además, Patricio Fuentes, profesor asociado de Neurología en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, señaló a la AFP que esta enfermedad “en su forma más típica y frecuente, inicia síntomas después de los 65 años, de modo que un rendimiento cognitivo normal a los 50 años no garantiza nada”, refiriéndose a la publicación viralizada.

Diagnóstico complejo

Según el médico de la UNAM, las pruebas que se exponen en el mensaje viralizado no son indicadores de que una persona pueda desarrollar o no esta enfermedad, ya que el diagnóstico es complejo e incluso solo se puede determinar de forma absoluta tras una autopsia:

Además, sobre la posibilidad de manifestarse, explicó que es una enfermedad altamente hereditaria: “Si no hay antecedente hereditario, hay poca sospecha y la causa de la demencia podría ser otra y no alzhéimer”.

No hay exámenes especiales para pacientes con alzhéimer. Cuando se sospecha de una demencia, vamos a usar una serie de pruebas psicométricas y neuropsicológicas que logran demostrar cómo está el paciente sobre sus capacidades cognitivas. Esto solo podría señalar algún tipo de demencia”, explicó Rodríguez.

Fuentes, especializado en neurología de adultos, coincidió en que el diagnóstico del mal de Alzheimer no es simple, ya que implica interrogatorios, exámenes físicos y neurológicos, pruebas neuropsicológicas, neuroimágenes, biomarcadores y test genéticos.

“No existe test individual alguno que confirme o excluya en forma categórica este diagnóstico. El diagnóstico definitivo sólo se hace postmortem con estudio microscópico del tejido cerebral”, agregó.

De igual forma, la Asociación de Alzheimer de Estados Unidos indica: “No hay una evaluación única que determine que una persona tiene Alzheimer. Si bien los médicos casi siempre pueden determinar si una persona tiene demencia, puede ser difícil determinar la causa precisa”.

Ambos especialistas coincidieron en que las supuestas pruebas en los mensajes viralizados no permiten detectar esta enfermedad.

La publicación contiene “más bien un conjunto de ejercicios vinculados a capacidades ejecutivas, que no son las capacidades más precoces en declinar en la enfermedad de Alzheimer clásica”, indicó el neurólogo chileno.

“El diagnóstico de demencia de tipo Alzheimer se puede hacer solo después de una exhaustiva exploración clínica. (...) No existe un test único que permita el diagnóstico”, agregó Fuentes.

El supuesto autor 

Las publicaciones atribuyen la información a Roberto Morales Ojeda, nombre que coincide con el del exministro de Salud en Cuba (2010- 2018). Actualmente es viceprimer ministro de la República.

Incluso, una de las publicaciones que circula en Facebook adjuntó una fotografía del jerarca cubano. 

De acuerdo a su perfil de Twitter y a un sitio del Estado cubano, Morales es médico de profesión. Asimismo, según un perfil publicado por la Organización Panamericana de la Salud, “es graduado en medicina integral general, tiene una maestría en Salud Pública y otros cursos en administración sanitaria”.

El equipo de verificación de la AFP no encontró archivos que indiquen que su especialidad sea la gerontología, como se asegura en las publicaciones viralizadas. Tampoco se hallaron documentos u otros registros que demuestren que él es el autor del supuesto test. 

Asimismo, no se encontraron resultados sobre otro gerontólogo con el mismo nombre.

En conclusión, estas presuntas pruebas para detectar el alzhéimer no tienen sustento científico, ya que es una enfermedad neurodegenerativa compleja de diagnosticar, para lo cual se aplican distintos tipos de exámenes, pruebas y análisis genéticos.