Esta foto es de un niño sirio rescatado en 2018, no del menor marroquí que cayó en un pozo y murió

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Una imagen que supuestamente muestra a Rayan Oram, el niño que quedó atrapado en un pozo en Marruecos el 1 de febrero de 2022, ha sido compartida más de 400 veces en redes sociales al menos desde el pasado 5 de febrero. Las entradas señalan que el menor fue rescatado con vida. Pero la foto fue sacada de contexto: corresponde al rescate de otro niño en Siria, en 2018. Además, los servicios de rescate hallaron a Oram sin vida.

“Después de 4 días, Ryan de 5 años fue rescatado. El pequeño había caído en un pozo a más de 30 metros de profundidad. La población y las cavadoras pudieron realizar un hueco paralelo y sacarlo con vida. Está vivo y recibe atención en una aeroambulancia”, se lee en publicaciones con la imagen en Facebook (1, 2, 3), Twitter y sitios web

En la foto se ve a un grupo de rescatistas sacando de los escombros a un niño cubierto de polvo.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 9 de febrero de 2022

El 1 de febrero de 2022, Rayan Oram, un niño de 5 años, quedó atrapado en un pozo de más de 30 metros de profundidad en Ighran, un pueblo en la provincia de Chefchaouen, en el norte de Marruecos.

Los rescatistas proveyeron agua y oxígeno al niño por varios días, aún sin certeza de que el pequeño los hubiera utilizado. Finalmente lograron llegar a él el 5 de febrero por medio de un túnel continuo al pozo que habían excavado. Las características geológicas de la zona y la estrechez del agujero (de unos 45 centímetros de ancho) dificultaron el proceso. 

Sin embargo, luego se informó que Ryan había sido hallado sin vida, contrario a lo que señalan las publicaciones difundidas en redes sociales. El niño fue enterrado en su aldea el 7 de febrero de 2022. 

Asimismo, la foto viral vinculada con el supuesto rescate del niño no corresponde con las labores de emergencia para encontrarlo. 

Una búsqueda inversa de la imagen viralizada arrojó que esta fue publicada el 11 de agosto de 2018 en la cuenta de Twitter de la Defensa Civil de Siria. 

“11 civiles, incluidos 4 niños, fueron rescatados y sacados con vida de debajo de los escombros, como parte de las operaciones de búsqueda y rescate en curso en la ciudad de #Urum-al-Kubrah [en el noreste de Siria], después de la masacre cometida por aviones rusos contra civiles en la ciudad ayer por la noche, viernes, donde el número de mártires llega hasta el momento a 22”, anotó la institución, en árabe.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Niñez (Unicef), en 2018 1.106 niños sirios murieron como resultado de los combates de la guerra civil, que se inició en 2011.