Solo habrá parlantes en los ómnibus de Montevideo para el conductor; no se prohibió la radio

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

A partir del 2 de enero de 2023, los autobuses de Montevideo no tendrán más parlantes hacia los pasajeros, anunció la intendenta, Carolina Cosse, en una rueda de prensa el 10 de noviembre de 2022. Sin embargo, publicaciones en redes compartidas cientos de veces desde ese entonces aseguran que Cosse prohibió las radios en esos vehículos. En realidad, la decisión, tomada por el Consejo Consultivo de Transporte de la capital de Uruguay, del que forma parte la intendencia, se refiere únicamente a los parlantes, los que se mantendrán en la cabina de los conductores y su volumen no podrá exceder los 60 decibeles.

“Cosse encontró la forma de censurar [al comunicador uruguayo Orlando] Petinatti: ¡prohíbe las radios en los ómnibus!”, “Cosse: No es Presidente y te prohíbe la radio en los buses, imagínatela si lo fuera, nos prohíbe respirar de una”, dicen algunas publicaciones en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de un tuit realizado el 15 de noviembre de 2022

El contenido comenzó a circular luego de que Cosse anunciara, junto a integrantes del Consejo Consultivo de Transporte, que a partir del 2 de enero de 2023 se prohibirá en los autobuses capitalinos el uso de parlantes que musicalicen toda la unidad.

Pero el conductor, “como trabajador, tiene derecho a escuchar su música, sus programas, sin invadir el espacio de quienes comparten el transporte colectivo”, y por eso se mantendrán parlantes más pequeños en el área del conductor, explicó la intendenta.

“La radio no se prohíbe para nada”, dijo a la AFP Pablo Inthamoussu, director de la división de Movilidad de la Intendencia de Montevideo (IM), tras consultarle por las publicaciones viralizadas.

Según Inthamoussu, la medida fue acordada por unanimidad entre los presentes a la reunión del Consejo Consultivo de Transporte frente a “reclamos” de usuarios de autobuses.

De acuerdo con el sitio web de la IM, además de que los parlantes estarán únicamente orientados hacia el conductor, también se exigirá que el volumen de los aparatos no exceda los 60 decibeles.

La IM también explica que la normativa de 2017 ya establecía que estaban prohibidos los parlantes en los salones de los autobuses, pero que a partir de esta medida se harán estos cambios y se delimitará el área del conductor.

Hasta la fecha de la publicación de esta verificación, la norma no fue actualizada y, según Inthamoussu, las empresas de transporte tendrán tiempo para acatar las órdenes en el plazo establecido.