Smartmatic no prestó ningún servicio tecnológico a las elecciones presidenciales de 2022 en Brasil

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Luiz Inácio Lula da Silva fue elegido presidente de Brasil en las elecciones del 30 de octubre de 2022. Desde el día siguiente, se comparten en redes sociales publicaciones que afirman que la firma de tecnología Smartmatic computó los resultados, como argumento para ponerlos en duda. Pero esta aseveración, compartida más de 6.000 veces, es falsa: el Tribunal Superior Electoral de Brasil ha señalado que el sistema de voto electrónico “fue concebido y gestionado” por esa misma institución. A su vez, la compañía informó a la AFP que no fue contratada para las presidenciales de 2022.

“Jair Bolsonaro denunciaría fraude en la votación. En muchas localidades las máquinas Smartmatic y su software, de fabricación venezolana, solo permitían votar por Lula”, se lee en una de las entradas en Twitter (1, 2).

Contenido similar también circula en Facebook (1, 2).

Captura de pantalla de un tuit realizada el 2 de noviembre de 2022

Lula da Silva fue elegido por tercera vez para gobernar Brasil luego de vencer por un estrecho margen al actual mandatario, Jair Bolsonaro, en la segunda vuelta del 30 de octubre de 2022. Mientras Lula, de 77 años, se alzó con el 50,9% de los votos, Bolsonaro obtuvo el 49,1% de los sufragios, de acuerdo con datos oficiales.

Tras un día de silencio, en la tarde del 1 de noviembre, Bolsonaro ofreció declaraciones en las que agradeció a sus votantes y afirmó que respetará la Constitución.

Segundos después, Ciro Nogeuira, su jefe de gabinete, anunció que fue autorizado por el mandatario para iniciar la transición de gobierno “de acuerdo con la ley”.

Smartmatic no fue contratada

El Tribunal Superior Electoral de Brasil (TSE) ha desmentido en varias ocasiones (1, 2) que Smartmatic, una compañía que en realidad tiene origen estadounidense, proporcionara las urnas de votación electrónica o el software para los comicios de 2022.

“Smartmatic no suministra ni suministró máquinas de votación electrónica para las elecciones brasileñas, ni trabajó en la programación de estos dispositivos”, se lee en uno de los comunicados.

El órgano electoral ha señalado que “todo el proyecto de la máquina de votación electrónica brasileña y del sistema de voto electrónico”, que tiene más de dos décadas de antigüedad, “fue concebido y gestionado íntegramente” por ese tribunal.

Así mismo, ha explicado que las urnas “fueron diseñadas por funcionarios y técnicos al servicio de la Justicia Electoral” y que “son producidas, bajo su coordinación directa, por empresas seleccionadas mediante licitación pública”.

Una máquina de votación electrónica, durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en un colegio electoral en Brasilia, el 30 de octubre de 2022 ( AFP/ Evaristo Sa)

En 2019 y 2020, según informó el tribunal, Smartmatic participó, como integrante del Consorcio SMTT, en una licitación para fabricar un nuevo modelo de las máquinas de votación electrónica brasileñas que se emplearían a partir de los comicios de 2022. Pero SMTT perdió el contrato en julio de 2020 frente a Positivo Tecnologia, una firma brasileña con sede en Curitiba (sureste).

Captura de pantalla realizada el 2 de noviembre de 2022 al resultado de una licitación publicada en el diario oficial del gobierno de Brasil

El 27 de diciembre de 2021, se confirmó que Positivo Tecnologia también fabricará las urnas, el software y proveerá otros servicios tecnológicos que se emplearán a partir de los comicios de 2024.

Tras una revisión de las licitaciones llevadas a cabo por el TSE, disponibles en el sitio web de la institución, no se hallaron contratos celebrados con Smartmatic al menos desde 2019.

AFP Factual intentó contactar al TSE para obtener información adicional, pero hasta el momento de la publicación de este artículo no había obtenido respuesta.

Sin embargo, Samira Saba, directora de Comunicaciones de Smartmatic, informó a la AFP el 2 de noviembre de 2022 que la compañía “no tuvo ningún contrato para proveer servicios ni tecnologías para estas elecciones” y “nunca ha vendido máquinas [de votación electrónica] al TSE de Brasil”.

“Las máquinas que usa el TSE son de Diebold [con sede en Estados Unidos], y más recientemente de una empresa que se llama Positivo. Con esta última empresa han estado actualizando su parque de máquinas”, agregó Saba.

Smartmatic en Venezuela

Algunas de las publicaciones viralizadas vinculan a Smartmatic con el gobierno de Venezuela.

Saba explicó en septiembre de 2022 a AFP Factual que la firma “se fundó en Estados Unidos en 2000”, pero que su casa matriz está ubicada desde 2012 en Londres, Reino Unido.

De acuerdo con el sitio web de la empresa, sus fundadores “nacieron en Venezuela”. Pero Saba aseguró que la compañía “no tiene vínculos con partidos o grupos políticos en ningún país” y se rige “por un estricto código de ética que prohíbe a la empresa realizar donaciones a campañas políticas de cualquier tipo”, aunque “ha procesado más de 6.500 millones de votos en elecciones en más de 30 países”.

La firma fue contratada por el gobierno venezolano para los comicios realizados entre 2004 y 2017, pero la relación concluyó luego de que la empresa denunciara al Ejecutivo de Nicolás Maduro de “manipular” los resultados en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, el 30 de julio de 2017.

El contenido viral sobre la supuesta contratación de Smartmatic también circuló y fue desmentido por el TSE durante la campaña electoral de 2018 en Brasil.

Así mismo, AFP Factual ya ha verificado otros contenidos con desinformación que vincula a la firma con la contratación de servicios tecnológicos electorales y de identificación en México, Perú y Colombia.

ELECCIONES BRASIL 2022