La editorial Planeta no descendió en la lista mundial por culpa del traslado de su sede a Madrid

Copyright AFP 2017-2023. Todos los derechos reservados.

Un tuit que vincula el traslado de la sede corporativa de la editorial Planeta desde Barcelona a Madrid en 2017 con su descenso desde entonces en el ranking mundial de las mejores casas editoras ha sido compartido centenares de veces desde el 16 de octubre de 2022. Aunque esa caída en la lista es cierta, expertos consultados por la AFP aseguran que no está relacionada con el cambio de ciudad de la sede, sino que se debe a otros motivos, como la diversificación de su actividad económica y la venta de su filial francesa Editis en 2018.

“Desde que trasladó su sede a Madrid la Editorial Planeta ha pasado de ser la 7.ª del mundo a la 26.ª”, dice el tuit viral, que también ha sido difundido a través de capturas de pantalla en Facebook (1, 2) y en catalán. El mismo reclamo ya circuló en 2020.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 20 de octubre de 2022

La mayoría de entradas aluden a un artículo de un blog que incluye dos capturas de pantalla de un ranking de las mejores editoriales del mundo, el cual se actualiza cada año desde 2007 y muestra a las 55 empresas del sector con ingresos superiores a los 150 millones de euros. En 2021 el grupo Planeta se situaba en el vigésimo sexto lugar, mientras que en 2017 era séptimo. El autor señala al traslado de la sede de Barcelona a Madrid como el motivo principal de ese descenso, pero no es así.

Traslado sede social de Planeta a Madrid

El 11 de octubre de 2017 el grupo Planeta anunció el cambio efectivo del traslado del domicilio social de Planeta Corporación a Madrid. “La decisión se ha tomado ante la inseguridad jurídica que se genera y para proteger los intereses de accionistas, empleados y del proyecto empresarial”, justificó el grupo empresarial. No obstante, este cambio no comportó movimiento de empleados, ya que el grupo cuenta con varias sedes operativas en distintas ciudades españolas, aseguró la editorial en un comunicado.

Esta decisión se produjo justo después del referéndum ilegal de 2017 en Cataluña del 1 de octubre de 2017 que provocó una declaración unilateral de independencia a finales de ese mismo mes.

Según el ranking anual de las mejores editoriales es cierto que el grupo Planeta ha bajado de posiciones en los últimos años. “Los datos del informe muestran una bajada clara de los ingresos de Planeta, pero el artículo del blog lo atribuye sin ninguna prueba al cambio de sede”, afirmó a AFP Factual Antoni Cunyat, profesor de Economía y Empresa de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) y de la Universidad de Valencia.

Consultado por AFP Factual, el profesor titular de Empresa Informativa de la Universidad Complutense de Madrid, Fernando Peinado, aseguró que “a nivel editorial [Planeta] ha descendido, ya no está entre las 15 primeras del mundo”. Pero no cree “que exista una relación directa entre irse de Barcelona y la caída del negocio”.

Mientras Peinado tildó la lectura que se plantea en las publicaciones virales como una “mala interpretación”, Cunyat consideró que “se confunde correlación con causalidad de una manera muy poco honesta”.

Patrici Tixis, director de comunicación del grupo Planeta, dijo a la AFP que gracias a que ese conglomerado compró en 2008 Editis, el segundo mayor grupo editorial de Francia, Planeta “se situó entre los siete mayores grupos editoriales del mundo”. Pero perdió esa posición en 2018, después de la venta de dicha filial por 900 millones de euros a Vivendi. “Esa operación no tiene nada que ver con el traslado de su sede corporativa a Madrid en 2017”, aclaró Tixis.

“El cambio de sede social es a efectos legales, a efectos formales, pero esta decisión no tiene ninguna razón económica, y más teniendo en cuenta que se produce dentro de un mismo país”, explicó Cunyat. El catedrático apuntó que la venta de Editis sería parte de la “reestructuración del grupo editorial”, que vendió parte de su negocio para pasar de pérdidas a beneficios.

Según Peinado, hay otros motivos que han provocado esa caída. Por ejemplo, “el 50% de su grupo ya se dedica al sector audiovisual y también existe una bajada de ventas en un sector [el de los libros] que no suele dar muchos márgenes de beneficio”.

Pese a la diversificación de las líneas de negocios, “no olvidemos que el grupo Planeta sigue siendo el número uno en España con mucha ventaja”, destacó el profesor de la UCM.