Hay más de 180 minas de níquel en el mundo y Cerromatoso, en Colombia, no es la única privada

Copyright AFP 2017-2023. Todos los derechos reservados.

El níquel es un metal abundante. Pero un mensaje afirma que solo existen ocho minas de este mineral en el mundo, ubicadas en solo cinco países, y que entre estas Cerromatoso, localizada en Colombia, es la única que “está en manos de una empresa privada”. El contenido ha sido compartido más de 5.200 veces en redes sociales desde 2018 y resurgió en septiembre de 2022. Sin embargo, el Grupo Internacional de Estudios del Níquel informó a la AFP que hasta julio de 2022 tiene identificadas 187 minas en 31 países. La mayoría son privadas.

“Tenemos que importar las monedas, las baterías recargables, los aceros inoxidables y los chips de computador fabricados con el NIQUEL que nos saquean. DESPIERTA COLOMBIA”, continúan las publicaciones en Facebook (1, 2) y Twitter.

Wilson Arias, del movimiento político Pacto Histórico, liderado por Gustavo Petro, compartió el contenido en julio de 2018. Arias se posesionó por primera vez como senador en diciembre de ese año y fue reelegido para el periodo 2022-2026. Petro juró como presidente colombiano en agosto de 2022.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 28 de septiembre de 2022

Cerromatoso es la única empresa extractora de ferroníquel (una aleación de hierro y níquel) en Colombia, según el Catastro Minero, un registro que contiene información oficial sobre los títulos y las solicitudes para explorar o explotar minerales en ese país.

Su base de operación está ubicada en Alto San Jorge, una región en el departamento de Córdoba (noroeste). Es propiedad de South 32, una compañía de capital privado con sede en Australia, que en 2015 se separó de BHP Billiton, una de las mineras más grandes del mundo.

El níquel se usa principalmente para producir aceros inoxidables resistentes al calor que se emplean en la industria aeroespacial, en construcción de infraestructura y en la elaboración de dispositivos médicos y tecnológicos.

Datos falsos

El 28 de septiembre de 2022, Nickel Institute, la asociación mundial de los principales productores primarios de ese mineral, informó a la AFP que “definitivamente hay más de ocho minas de níquel” , contrario a lo que indican las entradas viralizadas.

De acuerdo con datos publicados en su sitio web, “los minerales que contienen níquel se extraen actualmente en más de 25 países”.

En sus registros, además, figuran 10 minas ubicadas solo en Canadá, dos en Guatemala, ocho en Brasil, tres en Rusia, 20 en China, 16 en Indonesia y 18 en Australia.

Captura de pantalla realizada el 29 de septiembre de 2022 a un mapa con algunos países productores de níquel publicado en el sitio de Nickel Institute

Por su parte, Ricardo Ferreira, director de Investigación de Mercado y Estadísticas del Grupo Internacional de Estudio del Níquel (INSG, por sus siglas en inglés), una organización multilateral con base en Portugal, explicó a la AFP que para elaborar el “Directorio Mundial de Instalaciones de producción de níquel 2022”, que publicaron en julio, identificaron “187 minas ubicadas en 31 países”.

Además, aclaró que Cerromatoso no es la única operación en manos de una empresa privada. “La gran mayoría de las minas [que se reportan en el directorio mencionado] son de propiedad privada”, agregó.

Por ejemplo, en el Resumen Anual de Productos Minerales de 2022, del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), se menciona que en ese país hay solo una operación de extracción de níquel en la península de Michigan: Eagle Mine. Esta es propiedad de Lundin Mining Corporation, una empresa privada de origen canadiense.

AngloAmerican, con sede en Londres, Reino Unido, es dueña de Barro Alto y Codemin, dos operaciones de extracción de níquel en Brasil.

A su vez, BHP Billiton es propietaria de Nickel West, una operación de extracción y venta de ese metal ubicada en Australia.

Productos importados

El mensaje viralizado señala que Colombia importa “monedas”, “baterías recargables”, “aceros inoxidables” y “chips de computador” elaborados con el níquel “saqueado” al país.

De acuerdo con el Banco de la República (emisor), algunas de las monedas colombianas están hechas de aleaciones de níquel con otros metales, pero no son importadas. Ese órgano estatal las acuña en Ibagué, una ciudad ubicada a unos 200 kilómetros de Bogotá.

Consultado por la AFP, Oswaldo Ordónez, profesor del Departamento de Geociencias y Medio Ambiente de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, explicó que los demás productos mencionados en las entradas difundidas en redes sociales se importan porque Colombia “produce minerales, pero no los procesa”.

“Algunos pueden pensar que Colombia se puede quedar con todo el ferroníquel de Cerromatoso, pero hay que tener en cuenta que hacer la transformación aquí es muy difícil”, explicó Ordónez. “El gasto de energía y el tratamiento químico que se requiere para la transformación es muy costoso y, dadas las pocas cantidades que se producen, no sería viable hacerlo”, agregó.

Colombia no figura en la lista de los mayores productores del metal en el Resumen Anual de Productos Minerales de 2022.

“El níquel de aquí es muy bueno. Pero si lo transformáramos en Colombia sería tan caro que lo haría inviable para consumir productos finales y nadie va a trabajar a pérdida. Si un día lo hiciéramos, sería bueno. Pero ahora no es viable”, concluyó Ordóñez.

La AFP también verificó publicaciones que señalaban erróneamente que Cerrejón, la mina de carbón a cielo abierto más grande de Latinoamérica, ubicada en Colombia, no pagó impuesto a la renta en 2013.