Este dron no se usa para “provocar incendios”; los combate con la técnica de fuegos controlados

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Un video que muestra un dron creado para ser usado en quemas controladas, una técnica para combatir incendios forestales, es compartido en redes sociales desde fines de julio de 2022. Usuarios aseguran que dicha tecnología fue diseñada para causar conflagraciones y niegan que estas sean a causa del cambio climático. Pero, según explica el fabricante, los drones están hechos para ayudar a los bomberos a crear “cortafuegos”, y  hay evidencia de que el cambio climático profundiza estos fenómenos.

Las publicaciones circulan en Facebook (1, 2, 3), Twitter, TikTok y Telegram. “Globalistas corruptos hechandole la culpa al calentamiento global. Drones programados para provocar incendios. Te recomiendo lo veas y lo escuches”, se lee en una de las entradas.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 11 de agosto de 2022

La secuencia, de poco más de tres minutos, es una demostración del funcionamiento del dron. En ella se muestra cómo se carga con unas bolas que luego, al elevarse, arroja al suelo y que finalmente se incendian. 

Al inicio, el artefacto es sacado de un maletín con un logo y el término “IGNIS”. Una búsqueda en Google reveló que se trata de un fabricante de un sistema “para ayudar a combatir incendios forestales a través de la ignición aérea no tripulada” con drones. 

El video viralizado fue publicado originalmente por la empresa en 2018

El sistema fue diseñado para uso profesional, para hacer cortafuegos y quemas controladas. Como se detalla en este video, las pelotas que se ven en la secuencia viral permiten “iniciar incendios de baja intensidad con seguridad, en una zona amplia”. 

Una de las mejores formas de combatir los incendios forestales es utilizar fuego de intensidad baja y controlable que consumen el combustible en el suelo que, de otro modo, ayudaría a un gran fuego intenso a propagarse”, explica la empresa. 

Según explica el fabricante en su sitio web, el sistema se integra a drones “para permitir un encendido aéreo seguro, efectivo y asequible para las cortafuegos y quemas controladas”.

Las bolas que se acoplan al dron, “esferas químicas del tamaño de una pelota de ping-pong”, pueden ser lanzadas de forma precisa a donde se requiera, usando la “app de vuelo e ignición” diseñada por la empresa “específicamente para los bomberos”.  

“Se encienden entre 30 y 60 segundos después de ser lanzadas, lo que hace que se produzcan cortafuegos para crear líneas defensivas para los bomberos en terrenos escarpados y a veces inalcanzables”.

Combatir el fuego con fuego

Bomberos de varias partes del mundo recurren a la creación de las llamadas “líneas de fuego” cuando “el calor y el humo impiden el trabajo del personal, si el terreno es de topografía abrupta, si la vegetación es densa, si la propagación es rápida, si hay emisión de pavesas [partículas pequeñas y ligeras que desprende un cuerpo en combustión], si el frente es muy amplio y en incendios de copas. En general, cuando no es posible el ataque directo”, describe la Corporación Nacional Forestal de Chile (Conaf).

( AFP / )

Esta técnica permite, según detalla la misma Conaf, un combate más seguro y más duradero de los incendios, pero trae como desventaja el sacrificio de la vegetación.

“El contrafuego [o cortafuego] es utilizado para quemar vegetación en zonas más amplias y creando un fuego que logre avanzar contra el incendio, quemando el combustible en la trayectoria que, por su comportamiento, lleva el incendio. Cuando los dos fuegos se encuentran el incendio se extingue por carencia de vegetación combustible. Es un recurso extremo, dada la probabilidad que sea inmanejable y que complique la situación”, aclara el organismo.

El sitio web del Centro de Información sobre Incendios del estado de Oregón, en Estados Unidos, destaca que “la quema prescrita se utiliza para ayudar a restablecer los ecosistemas dependientes del fuego, reducir el riesgo de incendios forestales descontrolados y aumentar la seguridad de la comunidad y de los cuerpos de bomberos”.

El cambio climático intensifica los incendios forestales

Al contrario de lo que afirman algunas publicaciones virales, según un artículo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), publicado el 28 de septiembre de 2020, “existe evidencia sólida de que el cambio climático aumenta la frecuencia y/o la gravedad de incendios en todo el mundo”.

El texto cita un análisis, actualizado en septiembre de 2020, donde se examinan 116 artículos científicos publicados entre 2013 y 2020 sobre los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos y el sureste de Australia.

“Las nuevas publicaciones científicas revisadas desde enero de 2020 fortalecen la evidencia de que el cambio climático está aumentando la frecuencia y/o la gravedad de los incendios: períodos de alto riesgo debido a una combinación de altas temperaturas, baja humedad, pocas precipitaciones y, a menudo, fuertes vientos, en muchas regiones del mundo”, sostiene el documento.

Un reporte del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), publicado en febrero de 2022, mostró que se prevé que la crisis climática y los cambios en el uso de la tierra provocarán que los incendios forestales sean más frecuentes e intensos.

El cambio climático también está alargando la temporada de incendios forestales, que ahora comienza a principios de año y dura más, según un artículo de la NASA que cita un análisis de 2015, de 35 años de datos meteorológicos. Los investigadores encontraron que las temporadas de clima de incendios se han alargado en una cuarta parte de la superficie terrestre con vegetación.

AFP Factual ya ha verificado desinformación que niega el impacto del cambio climático en los incendios forestales.