La diabetes tipo 2 no se cura con “insulina natural de tres hierbas”

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La “insulina natural de tres hierbas” no es un tratamiento efectivo para curar la diabetes tipo 2, al contrario de lo que afirman publicaciones difundidas más de 500 veces en Facebook desde el 26 de julio de 2022. La diabetes es una enfermedad crónica que no tiene cura pese a que se puede controlar con buenos hábitos y tratamiento médico. Expertos alertaron a la AFP que abandonar la medicación autorizada sin consultar con un médico puede derivar en hospitalizaciones. 

Esta insulina natural me hizo dejar la metformina y otros medicamentos. Ahora vuelvo a comer normalmente sin tener que hacer dieta y bajó la glucosa de 327 a 103 todos los días y terminó con la diabetes tipo 2”, dice una voz en el video que acompaña las entradas en Facebook (1, 2). 

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 2 de agosto de 2022

La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto. Con el tiempo los altos niveles pueden llevar a enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares o enfermedades de los riñones, entre otros. En Estados Unidos más de 37 millones de personas la padecen.

La diabetes tipo 2 es la más común y aparece principalmente en las personas de mediana edad y en los ancianos. Los expertos coinciden en que la insulina y una buena dieta son las claves para controlar esta enfermedad.

El video viral, que circula asociado a enlaces a sitios web que promocionan el supuesto remedio, cuenta la historia de un endocrinólogo que habría inventado una fórmula de “tres hierbas” tras leer sobre una investigación en el Journal of Clinical Nutrition respecto a una planta en Tokelau, una isla en el océano Pacífico. De acuerdo con el contenido, el consumo de ese compuesto eliminaría la diabetes tipo 2 en cuatro semanas.

Sin registro en el Journal of Clinical Nutrition

Una búsqueda con las palabras clave “diabetes” y “Tokelau” no arrojó registros de que exista tal estudio en el American Journal of Clinical Nutrition. Tampoco en el banco de datos de la Universidad de Oxford, otra institución mencionada en el video viral, hay registros de una investigación con estas características.

Según la grabación, las “tres hierbas” de la “insulina natural” son butirato, cromo y alfa lipoico, que en realidad son ácidos y minerales utilizados en ocasiones como suplementos.  

Un estudio de la revista de investigación Frontiers of Endocrinology, publicado en la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos, indica que las estrategias de tratamiento de la diabetes con butirato “han arrojado resultados alentadores y beneficios a corto plazo en humanos, pero hasta el momento no se han informado mejoras a largo plazo en el control glucémico”.

El uso de suplementos de cromo y del ácido alfa lipoico no han tenido resultados concluyentes respecto a la diabetes tipo 2, informó a la AFP la Oficina de Suplementos Alimenticios del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

En sus publicaciones (1, 2), la entidad recuerda que “la Asociación Estadounidense de Diabetes no recomienda suplementos de cromo para personas con diabetes porque estos suplementos no tienen un beneficio claro. Se necesita más investigación para comprender si los suplementos de cromo podrían mejorar el control del azúcar en la sangre en algunas personas”.

Sobre el ácido alfa lipoico, señala que se está estudiando por su efecto sobre las complicaciones de la diabetes. “En un estudio de 2011 de 235 personas con diabetes tipo 2, dos años de suplementos con ácido alfa lipoico no ayudaron a prevenir el edema macular”, informó la oficina a la AFP. 

Mientras que otra evaluación en 2016 indicó que el ácido puede ser útil “para los síntomas de la neuropatía diabética”, a pesar de que “altas dosis de suplementos de ácido alfa lipoico pueden causar problemas estomacales”.

Los suplementos no tienen los mismos controles que la medicación

Jorge Moreno, profesor asistente en la Escuela de Medicina de Yale, explicó a la AFP que “los suplementos no necesitan pasar por los rigurosos ensayos clínicos de la FDA [la Administración de Alimentos y Medicamentos del gobierno de Estados Unidos] por los que tienen que pasar todos los medicamentos para la diabetes”. 

Esto significa, según el experto, que “las afirmaciones hechas sobre estos suplementos a menudo no se basan en investigaciones sólidas y no están aprobadas por la FDA”. 

Por su parte, la FDA explicó a la AFP que “en general, los consumidores deben tener cuidado con los productos comercializados y vendidos que afirman prevenir, tratar o curar enfermedades u otras condiciones de salud”. Y añadió que los productos que no han demostrado ser seguros y efectivos para esos fines “no solo defraudan dinero a los consumidores, sino que también pueden provocar retrasos en la obtención de un diagnóstico y tratamiento adecuados de una afección potencialmente grave”.

Una mujer utiliza un glucómetro para medir la glicemia en su sangre, el 24 de marzo de 2020 ( AFP / Franck Fife)

La FDA también llama a la población a tener “cuidado” con ofertas que “suenan demasiado buenas para ser verdad” como las del video viral. Asimismo, Elizabeth Mayer-Davis, presidenta del Departamento de Nutrición de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill e investigadora sobre la diabetes, aseguró a la AFP que “no existe tal cura”.

Lo mismo afirmó a la AFP Paresh Dandona, médico experto en diabetes de la Universidad de Búfalo: “No hay preparación en ninguna parte del mundo que resuelva la diabetes tipo 2 en 4 semanas”.

Dieta y medicamentos: tratamiento básico contra la diabetes  

Moreno indicó que, aunque la diabetes es una enfermedad crónica, “se puede mejorar y controlar con el estilo de vida, dieta y medicamentos”.

A menudo aconsejo a los pacientes sobre su dieta de una manera culturalmente relevante. Creo que es importante enfatizar que ciertos alimentos comunes en las dietas hispanas deben consumirse con moderación”, explicó el experto que señaló que los pacientes de diabetes deben tratar de limitar el consumo de comidas altas en carbohidratos como arroz, tortillas o pan. “Todos los pacientes con diabetes deben disminuir o evitar el consumo de jugos de frutas, refrescos o café con alto contenido de azúcar”, añadió.

Lo mismo recoge un estudio de la Asociación Americana de la Diabetes y el Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades Renales y Digestivas (NIDDK, por sus siglas en inglés).

Suspender la insulina (u otros medicamentos para la diabetes) sin consultarlo con su médico puede ser peligroso y conducir a niveles de glucosa en sangre muy elevados. En casos severos, los pacientes pueden tener complicaciones que pueden requerir hospitalización”, alertó Moreno. 

En ese sentido, la FDA sostiene que “el incumplimiento de los planes de tratamiento bien establecidos puede provocar, entre otras cosas, amputaciones, enfermedad renal, ceguera y muerte”.