Esta foto de una manifestación de agricultores en Holanda fue tomada en 2019, no en 2022

Copyright AFP 2017-2023. Todos los derechos reservados.

Una fotografía de tractores sobre una avenida circula en redes sociales con la afirmación de que muestra las protestas de agricultores en Holanda, realizadas en julio de 2022, contra las nuevas regulaciones de ese país sobre emisiones contaminantes. Las entradas han sido compartidas cientos de veces desde esa fecha. Sin embargo, la foto fue tomada en 2019 y muestra una barricada organizada por agricultores en De Bilt, municipio del centro de Holanda.

“Los agricultores de los Países Bajos están en pie de guerra contra el gobierno y las políticas medioambientales de la Unión Europea. Este lunes 4 de julio miles de trabajadores del campo han convocado un paro nacional para denunciar las políticas de reducción de nitrógeno, de emisiones de Co2 propuestas por el gobierno que, según los agricultores afectan directamente y negativamente a su sector”, afirma una de las publicaciones en Facebook. Entradas semejantes circulan en Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 7 de julio de 2022

Afirmaciones similares han circulado en inglés, portugués, francés y alemán.

La foto fue tomada en 2019

Una búsqueda inversa de la fotografía en Google llevó a artículos de medios internacionales, publicados el 16 de octubre de 2019 (1, 2, 3), que informan sobre las protestas de agricultores realizadas en ese entonces en Holanda contra los estrictos estándares sobre las emisiones de nitrógeno.

En el archivo de la AFP hay una fotografía similar a la imagen viralizada. La instantánea fue captada por Robin van Lonkhuijsen, de la agencia ANP, y la descripción señala que se trata de agricultores que se reunieron cerca de la sede del Instituto Nacional de Salud y Medio Ambiente (RVIM por sus siglas en neerlandés), en el pueblo holandés de Bilthoven, para protestar contra la política sobre las emisiones de nitrógeno el 16 de octubre de 2019.

En ambas imágenes se puede ver a un grupo de personas en la parte inferior izquierda. Una de ellas lleva una chaqueta naranja y otras cuatro personas están de pie junto a ella: dos vestidas de negro, una de rojo y otra de gris. Coincidencias similares pueden encontrarse en ambas imágenes:

Comparación de capturas de pantalla de una publicación en Facebook (izquierda) y una fotografía en el archivo de la AFP, realizada el 7 de julio de 2022

En octubre de 2019 varias manifestaciones con tractores provocaron caos vial en las principales ciudades de Holanda. Los agricultores protestaron contra las regulaciones ambientales del gobierno para reducir las emisiones de nitrógeno.

La actividad agrícola, la cría de animales y la producción de fertilizantes son algunas de las actividades humanas que pueden aumentar la cantidad de nitrógeno en la atmósfera. El gobierno holandés planteó algunas medidas para restringir la difusión del gas, como la reducción del ganado en las granjas del país. Los manifestantes argumentan que se les adjudica demasiada responsabilidad por las altas emisiones.

El mismo día de la protesta de octubre de 2019, el RIVM aseguró que trabajaría con el sector agrícola para recopilar información sobre los niveles de nitrógeno y su impacto en la naturaleza.

Las manifestaciones masivas se repitieron en febrero de 2020, cuando los agricultores bloquearon las carreteras de acceso a la ciudad de La Haya.

Protestas en 2022

Los agricultores de Holanda volvieron a salir a las calles el pasado 4 de julio luego de que su gobierno anunció una nueva política para reducir significativamente las emisiones de nitrógeno del país para 2030.

Ese día, la policía holandesa informó que los manifestantes bloquearon carreteras y supermercados. A finales de junio habían roto una barricada policial frente a la casa de la ministra de Medio Ambiente, Christianne van der Wal-Zeggelink.

Holanda planea reducir sus emisiones de nitrógeno hasta 70% en 131 regiones clave para cumplir con sus objetivos climáticos de la próxima década. El país es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero en Europa, y el ganado produce una gran parte de ellos.