Este retrato de un oficial nazi no muestra al padre del fundador del Foro de Davos, Klaus Schwab

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Desde fines de mayo de 2022, usuarios de redes sociales en varios países han compartido fotografías del fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, y un hombre con uniforme nazi, con la afirmación de que se trata de Eugen Schwab, “íntimo confidente de Hitler” y padre del economista suizo. Sin embargo, la persona que aparece en la imagen no es el familiar del creador del Foro de Davos, sino muy probablemente un general alemán llamado Walter Dybilasz. Por otro lado, Eugen Schwab no era miembro del partido nazi y no tenía relación con Hitler.

“A la izquierda, nuestro querido amigo Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial”, se lee en una entrada en Facebook. “A la derecha, su padre, el industrial y fascista Eugen Schwab, cercano a Hitler. (...) En aquella época dirigía la empresa estratégica ‘Escher-Wyss’ y dirigía su propio campo de concentración, donde los prisioneros tenían que trabajar gratis”, continúa.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 16 de junio de 2022

Afirmaciones similares también circulan en Instagram y Twitter, y en publicaciones en portugués, griego, inglés, noruego, neerlandés, rumano, italiano, francés, alemán y polaco.

La foto no muestra a Eugen Schwab

En todas las publicaciones virales aparecen las mismas imágenes: a la izquierda, el fundador y director del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab y, a la derecha, un oficial alemán que, de acuerdo con las insignias militares de su uniforme, era un general de la Wehrmacht, las fuerzas armadas alemanas entre 1935 y 1945.

Según las entradas, ese general es Eugen Schwab, padre de Klaus Schwab. En efecto, así se llamaba el progenitor del economista suizo, a quien éste dedicó su libro “Stakeholder Capitalism”. También aparece mencionado en el libro de Jurgen Dunsch sobre Klaus Schwab "Gastgeber der Mächtigen: Klaus Schwab und das Weltwirtschaftsforum in Davos" ("Anfitrión de los poderosos: Klaus Schwab y el Foro Económico Mundial de Davos", en traducción libre al español).

Una búsqueda inversa de la imagen del militar en Yandex condujo al sitio armedconflicts.com, en el que se consigna que la persona es Walter Dybilasz, general de división alemán, muerto en cautiverio en 1950 en la Unión Soviética.

Un nuevo rastreo por ese nombre en Google llevó a otros sitios en los que se encuentra la misma fotografía (1, 2) y a páginas dedicadas a prisioneros de guerra alemanes durante la Segunda Guerra Mundial (1, 2).

El 24 de junio, la AFP consultó documentos de los Archivos Federales de Alemania. La entrada de Walter Dybilasz (escrito "Walther") incluye una fotografía que comparamos a continuación con la que circula en redes sociales:

Captura de pantalla hecha el 24 de junio de 2022 de la entrada del archivo federal de Walter Dybilasz (I) y de la imagen compartida en redes

Los datos biográficos de Dybilasz que figuran en los documentos de los Archivos Federales se corresponden con otros disponibles en Internet. El general nació en 1892 y, al final de la Segunda Guerra Mundial, fue hecho prisionero por los estadounidenses y entregado a las fuerzas soviéticas. Fue condenado a 25 años de trabajos forzados por crímenes de guerra, murió en 1950 en la prisión de Stalino (actual Donetsk) en la Unión Soviética.

El equipo de verificación de la AFP buscó fotografías de Eugen Schwab, y las encontró en Family Search y en Geni, dos bases de datos de árboles genealógicos.

Capturas de pantalla hecha el 16 de junio de 2022 del sitio web de Geni (I), con Eugen Schwab, y del foro de debate de la Wehrmacht, con Walter Dybilasz

Contactada por la AFP, el área de prensa del Foro Económico Mundial informó que la afirmación de que el hombre uniformado es Eugen Schwab “es completamente falsa y una calumnia contra la familia de Klaus Schwab". También confirmó que la imagen disponible en Family Search y de Geni corresponde al padre de su fundador.

Eugen Schwab durante el Tercer Reich

De acuerdo con las entradas en redes sociales, Eugen Schwab era un nazi de alto rango, confidente de Adolf Hitler y director de un campo de concentración. Sin embargo, estas afirmaciones también son falsas.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas aliadas en Alemania y Austria aplicaron un programa de desnazificación, que incluía la identificación y el castigo de los afiliados al partido nazi.

Como se explica en el sitio web del Museo de los Aliados de Berlín, "las cámaras, comités y comisiones de desnazificación utilizaban un largo formulario para determinar la responsabilidad y elaborar un certificado. En este formulario, los interesados debían describir detalladamente sus antecedentes políticos y, en particular, hacer una declaración veraz sobre su pertenencia al partido nazi y a otras organizaciones nazis. Las sanciones podían ir desde multas hasta la jubilación anticipada o el internamiento en un campo de trabajo”.

Los archivos del estado regional de Baden-Württemberg facilitaron a la AFP los documentos de desnazificación de Schwab.

Para interpretarlos correctamente, la AFP se puso en contacto con el Instituto de Historia Contemporánea de Múnich, cuyo investigador Niels Weise dijo el 13 de junio de 2022 que esos documentos no muestran que el industrial alemán fuera un alto funcionario nazi. "De acuerdo con los certificados, ni siquiera era miembro del partido nazi", comentó.

"Una búsqueda dentro de los archivos de los miembros del Partido Nazi en el motor de búsqueda en línea de los archivos federales alemanes no muestra a ningún Eugen Wilhelm Schwab, nacido el 27/4/1899, sino a otros cinco ‘Eugen Schwab’ con diferentes fechas de nacimiento", explicó Weise, añadiendo que el padre de Klaus Schwab “no ocupó ningún cargo en el partido y claramente no fue un alto funcionario nazi".

Peter Fäßler, profesor de historia contemporánea en la Universidad de Paderborn (Renania del Norte-Westfalia), coincidió: "Los documentos de desnazificación no demuestran que Eugen Schwab fuera un alto funcionario nazi", dijo a la AFP el 20 de junio.

Sin embargo, agregó Weise, dichos certificados no permiten sacar conclusiones sobre la ideología de Eugen Schwab. "Por un lado, hubo minimizaciones y muchas mentiras durante el proceso de desnazificación. Por otra parte, las afiliaciones formales en las que se centraron los procedimientos solo permiten sacar conclusiones parciales sobre las convicciones de las personas", subrayó. Esta opinión también fue compartida por Fäßler, quien confirmó que no se pueden sacar conclusiones sobre las opiniones políticas de Eugen Schwab a partir de los documentos.

El empresario alemán tuvo que responder dos cuestionarios: uno el 7 de febrero de 1946, como director comercial de la empresa Escher Wyss, y otro el 4 de noviembre de 1946 como asesor de la Cámara de Comercio de Ravensburg. "Eso no es inusual", comentó Niels Weise.

Schwab fue colocado en el "grupo A", que "corresponde a una absolución", explicó el investigador. "Habría que examinar intensamente las fuentes para juzgar si esa evaluación está justificada desde un punto de vista actual. Dicho esto, la información proporcionada por Eugen Schwab parece plausible y no revela ninguna afiliación nazi significativa", añadió.

De acuerdo con los documentos, el empresario se declaró miembro de tres organizaciones activas durante el Tercer Reich: la Federación Nacional Socialista para la Educación Física (NSRL), el Frente Obrero Alemán (DAF) y el Alivio Nacional Socialista del Pueblo (NSV) , una organización de bienestar social establecida en 1931.

"Según sus declaraciones, Eugen Schwab se unió a la NSRL cuando la Asociación Alpina Alemana, de la que era miembro, fue transferida a esta federación", explicó Weise, quien considera que "solo se pueden sacar conclusiones muy limitadas sobre las convicciones políticas reales de la pertenencia a esas organizaciones".

De acuerdo con el experto, "las afiliaciones de Eugen Schwab son las de un típico 'simpatizante pasivo' y no son en absoluto destacables".

Por lo demás, Weise descartó que Schwab fuese cercano a Hitler. "No hay ningún indicio de que Eugen Schwab tuviera alguna relación particular o incluso alguna relación con Hitler", dijo. Fäßler confirmó que no tenía conocimiento de dicha relación: "Es poco probable que Eugen Schwab fuera un 'confidente íntimo de Hitler'. No hay ninguna información correspondiente en la literatura pertinente. Una búsqueda en los archivos federales tampoco reveló ninguna información de ese tipo".

Trabajo forzado en la empresa Escher Wyss

La empresa suiza Escher Wyss tuvo varias sedes en Alemania. Durante el Tercer Reich, Eugen Schwab fue director comercial de la que se encontraba en Ravensburg, en el sur del país.

La AFP entrevistó a Silke Schöttle, directora de los archivos municipales de la ciudad, quien dijo que Escher Wyss –al igual que otras empresas– utilizó mano de obra forzada y trabajadores extranjeros. En 1943, 336 extranjeros trabajaban en Escher Wyss, incluidos 86 prisioneros de guerra. En 1944, ese número había aumentado a más de 400, incluidas numerosas mujeres rusas.

Conmemoraciones en honor a las víctimas del Holocausto en el sitio del antiguo campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, 28 de abril de 2022 ( AFP / Wojtek Radwanski)

Los campos de exterminio, como Auschwitz-Birkenau, tuvieron como fin llevar adelante el genocidio planificado por los nazis. Los campos de concentración se utilizaron para encarcelar, separar, explotar, humillar e intimidar. En los campos de prisioneros de guerra y los llamados campos de trabajo "civil", millones de personas de toda Europa tuvieron que trabajar en condiciones terribles.

Fäßler dijo a la AFP que Escher Wyss “parece haber sido una empresa especializada en tecnología, bastante interesante en términos de la industria de armas y, por lo tanto, también activa como socia de la economía nazi".

“Todo indica que la empresa –y por lo tanto probablemente también Eugen Schwab– contribuyó al funcionamiento del régimen nazi y la economía nazi”, continuó el historiador. “En este sentido, se podría hablar de culpa y responsabilidad histórica. Sin embargo, no veo indicios de un grado de responsabilidad extraordinario o alto", comentó.

Weise, por su parte, dijo que Escher Wyss también usó prisioneros de guerra en su sede de Lindau. Si bien la empresa parece haber participado en "el uso inhumano del trabajo forzoso por parte de la economía de guerra nazi", esto "no se debió ciertamente a la relación especial del director comercial de la empresa con Hitler", dijo el experto, concluyendo que "Eugen Schwab no tenía su propio campo de concentración".

Fäßle estuvo de acuerdo: ninguna investigación arroja que Schwab hubiera “gestionado su propio campo de concentración”.  Sin embargo, es cierto que Escher Wyss se benefició del trabajo forzoso en la Alemania nazi.

1 de julio de 2022 Agrega datos de Walter Dybilasz encontrados en los Archivos Federales de Alemania el 24 de junio de 2022.
Traducción y adaptación