Retratos de personas desaparecidas durante la última dictadura en Uruguay son sostenidos por personas que participan en la Marcha del Silencio en Montevideo, el 20 de mayo de 2022 ( AFP / Pablo Porciúncula)

Los desaparecidos víctimas del Estado uruguayo entre 1968 y 1985 son 197, según registros oficiales

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La cifra “real” de detenidos desaparecidos por la acción del Estado uruguayo entre 1968 y 1985, período que incluye la dictadura cívico-militar (1973-1985), sería de 32 y no 197, como afirman publicaciones en redes sociales compartidas más de 1.100 veces desde mayo de 2022. Pero los contenidos circulan sin contexto. A la fecha de la publicación de esta nota y de acuerdo a documentos oficiales y a investigadores consultados por la AFP, se contabilizan 197 desapariciones víctimas del Estado uruguayo en ese lapso, independiente del país donde ocurrieron.

“Dato mata relato. 32 desaparecidos en Uruguay. Número oficial de Presidencia firmado por Tabaré Vázquez”, “No son 197 desaparecidos en Uruguay. No mientan más”, dicen las entradas en Facebook (1, 2), Twitter (1, 2) e Instagram.

Captura de pantalla una publicación en Facebook realizada el 1 de junio de 2022

El contenido comenzó a circular en mayo, mes en el que se conmemora anualmente la Marcha del Silencio, que recuerda a los desaparecidos durante las acciones ilegítimas del Estado uruguayo entre 1968 y 1985.

Pero la cifra de 32 se utiliza como una “semi-verdad” para “minimizar la cantidad de víctimas y responsabilidad del Estado uruguayo y confundir a los actuales lectores”, dijo a AFP Factual el historiador Álvaro Rico, coordinador entre 2005 y 2016 del equipo de investigación histórica sobre detenidos desaparecidos y asesinados políticos bajo la responsabilidad del Estado uruguayo.

A la fecha de esta verificación se registran 197 desapariciones entre 1968 y 1985, según el listado de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia de la República. Este número no responde solo a las desapariciones producidas en Uruguay, sino todas aquellas donde el Estado uruguayo tuvo responsabilidad.

El origen de la cifra 32

El número 32 surgió en 2003, a partir del informe final de la Comisión para la Paz (Comipaz), instancia previa a la actual Secretaría de Derechos Humanos. Esa comisión fue creada en el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005), con el objetivo de determinar la situación y el destino de los detenidos desaparecidos víctimas de los aparatos represivos del Estado uruguayo en esos años, dentro y fuera de las fronteras uruguayas.

Entre las conclusiones de la Comipaz, se explica que se recibieron 38 denuncias referidas a personas presuntamente desaparecidas en el territorio uruguayo. De esas, 32 corresponden a situaciones que involucran a ciudadanos uruguayos y seis a argentinos.

Pero esta cifra “nunca tuvo en cuenta las desapariciones de uruguayos en el exterior (...) como resultado de las coordinaciones represivas comprobadas y el Plan Cóndor, así como tampoco “los probables traslados ilegales de grupos de prisioneros desde Argentina a Uruguay, desaparecidos finalmente en Uruguay”, explicó el investigador Rico.

Personas durante la Marcha del Silencio, que recuerda a los desaparecidos durante la última dictadura en Uruguay, en Montevideo, el 20 de mayo de 2022 ( AFP / Pablo Porciúncula)

Algunos usuarios (1, 2) también mencionan la cifra de 32 desaparecidos consignada en una investigación histórica sobre la dictadura y el terrorismo de Estado en Uruguay entre 1973 y 1985.

El estudio, que fue coordinado por Rico y publicado en 2008, explica que la lista de los detenidos desaparecidos fue “confeccionada” con base en los datos del informe final de la Comipaz, y aclara que el listado es “parcial y posible de ampliar” con la obtención de nuevo información con el avance de investigaciones históricas y arqueológicas o causas y sentencias judiciales.

Otras publicaciones señalan que el dato de que fueron 32 los desaparecidos en Uruguay fue “firmado” por Tabaré Vázquez durante uno de sus períodos de presidente (2005-2010 y 2015-2020). 

Pero en 2003, cuando Batlle era presidente, el Poder Ejecutivo firmó el decreto en el que aceptó como “versión oficial” el informe final de la Comisión para la Paz.

AFP Factual halló registros que señalan que en 2007 Vázquez presentó cinco volúmenes sobre la investigación histórica sobre detenidos desaparecidos, coordinada por Rico. Un año antes, el presidente firmó una resolución en la que daba por culminada la primera etapa de los estudios.

Una investigación que continúa

No es la primera vez que circula desinformación sobre el número de los detenidos desaparecidos durante la última dictadura uruguaya y en los años previos. En julio de 2015, ante datos erróneos que circularon en medios, la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente aclaró que en ese entonces el registro era de 192 personas.

Ya en 1985, el informe de la Comisión Investigadora sobre Situación de Personas Desaparecidas y Hechos que la Motivaron planteó una cifra de 165 detenidos desaparecidos, mayor que la viralizada.

“La lista de detenidos desaparecidos es una construcción que no termina (...) porque en la medida que la investigación se profundiza y se amplía, va quedando más claro el tipo de dinámica represiva desplegada por el Estado uruguayo, entonces, también aparecen nuevos casos”, señaló a AFP Factual la politóloga Fabiana Larrobla, coordinadora del equipo de investigación histórica entre 2017 y 2020.

Si bien la cifra oficial es 197, esta puede variar, pues el fenómeno de la desaparición forzada “no está determinado”, explicó Larrobla. “Hay casos cuyas denuncias nunca fueron descartadas, pero tampoco nunca fueron corroboradas porque no se continuaron con los trámites de indagación sobre personas presuntamente desaparecidas. Yo, que conozco la lista y la he estudiado, puedo decir que hay una cantidad considerable que, a mí entender, configuran casos de desaparición forzada. Con todo esto, diría que extraoficialmente podríamos estar hablando de 220-230 desaparecidos por responsabilidad del Estado uruguayo”, agregó.