Un hombre mira una pintura mural sobre la menstruación en una escuela para niños desfavorecidos en Guwahati, India, el 28 de mayo de 2019, Día de la Higiene Menstrual ( AFP / David Talukdar)

La norma sobre derechos menstruales en España prevé bajas temporales por reglas “incapacitantes”

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 5.000 veces en redes sociales en mayo de 2022 aseguran que el proyecto de Ley de salud sexual y reproductiva, aprobado en España el 17 de mayo por el consejo de ministros, permitirá a las mujeres tener tres días de baja al mes “por la regla”. Sin embargo, la normativa se refiere a las mujeres que padezcan una menstruación “incapacitante” que les impida realizar las actividades cotidianas con normalidad. Los expertos consultados por la AFP afirmaron que una regla sana no incapacita, y ante una afección periódica e intensa recomendaron acudir a un especialista para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo. 

“Tres días de baja al mes por tener la regla. Y luego queréis que nos tomemos en serio la igualdad”, dice un tuit aludiendo a la aprobación en el consejo de ministros de la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo. Usuarios en Facebook (1, 2), Twitter, Telegram e Instagram también reprodujeron contenido similar sobre dicha legislación, impulsada por el Ministerio de Igualdad español.  

Captura de pantalla de una publicación en Twitter, realizada el 16 de mayo de 2022

 

El 17 de mayo de 2022, el consejo de ministros español aprobó una reforma de la Ley 2/2010 sobre salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que reconoce“el derecho a la incapacidad temporal por cuadros médicos que se deriven de reglas incapacitantes”, financiadas en su totalidad por el Estado “desde el primer día”. La norma también refuerza el acceso al aborto, fomenta la educación sexual en las escuelas y el desarrollo de la anticoncepción hormonal masculina.  

El texto, que debe ser aprobado por el Parlamento, suscitó un intenso debate en España. Muchos usuarios en redes sociales difundieron mensajes que daban a entender que cualquier mujer podría solicitar una baja por estar menstruando, pero el Ministerio de Igualdad especifica que la ley está dirigida a las personas con reglas “dolorosas e incapacitantes”. En la rueda de prensa en la que se presentó la reforma, la ministra de dicha cartera, Irene Montero, señaló:

Un representante del gabinete de prensa de Igualdad aseguró a la AFP un día después que las mujeres que tengan una menstruación “incapacitante” podrán pedir la baja si la acreditan a través de un “certificado del médico de cabecera o especialista”.

Una versión preliminar del proyecto de ley difundida la semana anterior por los medios hablaba de un permiso de tres días prorrogable hasta cinco en caso de síntomas agudos. Sin embargo, el 17 de mayo, Montero explicó en la televisión pública que el permiso, que debe ser autorizado por un médico, no tendrá límite de días.

Menstruaciones dolorosas

Existen distintas patologías que pueden provocar que la paciente padezca reglas dolorosas. “Las más frecuentes son la endometriosis, la adenomiosis, los miomas y los pólipos uterinos, señaló a la AFP el jefe del servicio de Ginecología del Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Francesc Carmona

“Puede haber otras causas, pero estas son las responsables de más del 95% de los casos de dismenorrea [afección menstrual o dolor de regla] incapacitante”, apuntó el mismo especialista. 

Ana Ferrer, secretaria estatal de la Asociación de Afectadas de Endometriosis (Adaec), dijo a la AFP que “el dolor de regla no es normal”. “Cuando una dismenorrea prevalece en el tiempo y verdaderamente incapacita hasta el punto que se necesitan opiáceos para poderla sobrellevar, siempre hay una patología secundaria detrás. Por ejemplo endometriosis, síndrome de ovario poliquístico, mioma uterino o incluso cáncer”, señaló Ferrer, que sufre endometriosis.

“Una regla sana no duele, molesta. ¿Incapacita? No llega a incapacitar. El problema viene cuando los analgésicos te producen el mismo efecto que tomarte un vaso de agua”, destacó la secretaria de Adaec. 

“La menstruación puede llegar a ser muy dolorosa”, indicó el doctor Carmona. “Se ha comparado la intensidad del dolor experimentado por las mujeres con el del parto, el del cólico nefrítico o el del infarto de miocardio”, ejemplificó el experto del Clínic. “Además del sufrimiento físico, el estigma asociado a la normalización del dolor menstrual hace que estas mujeres sufran ansiedad, depresión, aislamiento social y sean menospreciadas”, añadió.

Según los especialistas, la causa más habitual de menstruaciones incapacitantes es la endometriosis, una enfermedad crónica que se caracteriza por el crecimiento anormal de un tejido similar al del endometrio fuera del útero, generalmente dentro del abdomen, lo que afecta ovarios, trompas de Falopio, intestino, vejiga, peritoneo, etc. Excepcionalmente, este crecimiento también podría afectar cualquier parte del cuerpo como los pulmones, huesos, ojos, cerebro, etc. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la endometriosis afecta aproximadamente al 10% (190 millones) de mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo”. En la Unión Europea (UE), 15 millones de mujeres sufrirían esta enfermedad.

La sintomatología puede variar desde las “molestias leves a ser totalmente incapacitante”, explicó a la AFP una representante de la Asociación de Afectadas de Endometriosis de Cataluña. También apuntó que esta enfermedad puede “alterar de forma muy significativa la actividad cotidiana y calidad de vida de las afectadas”.

Un encargado revisa los productos de higiene femenina dentro de las bolsas en un autobús en un parque de Pune, India, el 9 de febrero de 2020 ( AFP / Indranil Mukherjee)

Los casos de reglas dolorosas “se suelen dar en mujeres jóvenes, por debajo de los 25 y los 30 años”, explicó a la AFP el doctor Oriol Porta, presidente de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña. “Ese dolor intenso habitualmente suele ir desapareciendo a medida que la paciente se va haciendo mayor y, particularmente después de un embarazo y un parto”, detalló.

Las investigaciones sobre las mujeres que padecen reglas incapacitantes apuntan que “entre un 70 y un 90% de las mujeres han tenido en algún momento de su vida reglas de este estilo”, señaló Porta. “Pero que las tengan de manera recurrente o mensualmente, sería un porcentaje mucho menor, alrededor del 8 y 10%”, matizó.

Ana Ferrer remarcó que la “propuesta de ley no significa un cheque en blanco para que toda mujer que tenga la regla pueda pedir la baja por ello”. “Hablamos de reglas en las que las mujeres pierden el conocimiento o no se pueden levantar de la cama, porque verdaderamente no pueden andar, ni orinar, ni ir al baño”, explicó.

Aunque en España se expiden bajas laborales por endometriosis con certificado médico acreditativo, las mujeres que padecen esta enfermedad no están reconocidas explícitamente en el Real Decreto 1971/1999, que regula los criterios de discapacidad en España. 

“No se debe normalizar el dolor menstrual, se tiene que normalizar la menstruación, que son dos cosas muy diferentes”, criticó Ferrer, apelando a la “incultura menstrual”.

Ante un dolor intenso y periódico de la menstruación, todos los expertos y víctimas consultados por la AFP recomendaron acudir a especialistas en ginecología para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo.