Boris Johnson, el 4 de diciembre de 2019 en Londres (Adrian Dennis / AFP)

Boris Johnson acusado de racismo... por una frase que jamás pronunció

Publicaciones compartidas varios miles de veces en redes sociales acusan al primer ministro británico, Boris Johnson, de "racista" por haberse declarado a favor de la acogida de "personas de color", pero con la condición de que estas sean objeto de un "control democrático". Sin embargo, el mandatario habló de personas "talentosas", no "de color".

"Este hombre es un racista", criticaba este 6 de diciembre un usuario en  Twitter, mientras otro denunciaba un discurso "peligroso" de Boris Johnson.

Captura de pantalla del 6 de diciembre de 2019 de una publicación en Twitter

En el fragmento de video que se hizo viral en internet, Boris Johnson parece pronunciar la siguiente frase: "Estoy a favor de la acogida de personas de color en este país, pero creo que esto debe ser controlado democráticamente".

La cadena británica Channel 4 difundió este 6 de diciembre el video subtitulado de esta manera en las redes sociales, lo que desencadenó las reacciones de los internautas, a solo seis días de las elecciones legislativas.

La expresión "people of colour" ("personas de color") ocupaba la tercera posición entre las tendencias en Twitter de Reino Unido el viernes a mediodía.

Sin embargo, en otro fragmento del mismo discurso -señalado por CrossCheckUK, un proyecto colaborativo entre medios británicos e internacionales, como la AFP, para luchar contra la desinformación durante la campaña de las elecciones legislativas británicas del 12 de diciembre-, se perciben mejor las palabras del primer ministro conservador.

 

"Estoy a favor de la acogida de personas de talento en este país, pero creo que esto debe ser controlado democráticamente", dice en realidad Johnson, que se comprometió a poner fin a la libre circulación de personas y a controlar la inmigración con un sistema de puntos como el modelo australiano.

La cadena Channel 4, entre tanto, se disculpó en Twitter y reconoció que Boris Johnson había dicho "personas de talento" y no "de color".

El partido conservador de Johnson fue acusado de racismo y de islamofobia durante la campaña. A mediados de noviembre, el diario The Guardian recopiló publicaciones islamófobas o racistas en las redes sociales de 25 concejales o exconcejales conservadores, incluidos llamados a prohibir mezquitas o publicaciones que califican a los musulmanes de "bárbaros" o "enemigos del exterior".

Rémi Banet
AFP Factual