Residentes de la ciudad fronteriza brasileña de Pacaraima queman neumáticos y pertenencias de inmigrantes venezolanos, tras atacar dos de sus principales campamentos improvisados, lo que los llevó a cruzar la frontera de regreso a su país de origen el 18 de agosto de 2018. (AFP / Isac Dantes)

¿Venezolanos asesinaron a comerciantes en Brasil? Falso

El 17 de agosto pasado surgieron enfrentamientos en la frontera entre Brasil y Venezuela cuando el asalto violento contra un brasileño en el estado norteño de Roraima fue atribuído a venezolanos. En redes sociales se viralizó la idea de que el hombre había sido asesinado. Sin embargo, está vivo y dio entrevistas después de haber sido agredido.

Localización de la ciudad de Pacaraima, frontera entre Venezuela y el estado brasileño de Roraima, luego de que sus residentes expulsaran a migrantes venezolanos (ANELLA RETA, GUSTAVO IZUS / AFP)

En redes sociales circula información falsa en portugués y español, según la cual Raimundo Nonato de Oliveira, de 55 años, sufrió agresiones durante un asalto a su residencia en Pacaraima, ciudad fronteriza entre Venezuela y Brasil. "Brasileros de #Paracaima se cansaron de la inseguridad que trajeron los campamentos de refugiados venezolanos", dice una publicación en Facebook. "Delincuentes venezolanos asesinaron a dos comerciantes y golpearon a sus familiares para robarlos", afirma otra.

Raimundo está vivo y concedió una entrevista al portal G1, en la que describió el episodio. Según él, cuatro individuos entraron por el patio de su casa y lo agredieron con un destornillador. El comerciante aseguró que se trataba de venezolanos, pues dice haber identificado el idioma en el que hablaban. María Carneiro de la Frota Oliveira, su esposa, también fue agredida por los ladrones.

Los criminales huyeron con cerca de R$23.000 (unos 5.670 dólares) y aparatos electrónicos. Ante la indisponibilidad de la ambulancia del hospital de Boa Vista, capital del estado, donde permaneció dos día, Raimundo fue trasladado en un vehículo particular.

Um homem caminha em frente de um campo de refugiados improvisado que, no dia 18 de agosto, foi queimado por residentes locais, 20 de agosto de 2018Un hombre camina frente a un campo de refugiados improvisado, que fue quemado por residentes locales el 18 de agosto de 2018. (AFP / Mauro Pimentel)

Contactada el 28 de agosto por la AFP, la oficina de prensa de la Policía Civil de Roraima, que investiga el caso, dijo que dos investigaciones fueron instauradas: esclarecimiento del robo cometido por cuatro hombres venezolanos al comerciante y su esposa y, por solicitud del Ministerio Público estatal, investigación sobre crímenes de discurso de odio, xenofobia e incitación pública durante una manifestación en Pacaraima, poco después del ataque de los ladrones.

"Tenemos trabajos de investigaciones bien adelantados y contamos incluso con el apoyo del Ministerio Público. Las investigaciones demandan tiempo y estamos siguiendo algunas líneas de trabajo para identificar a los autores del crimen", manifestó la delegada Rozane Wildmad.

Según Wildmad, la Policía Civil tiene indicios de que los autores del robo serían extranjeros. Ambas investigaciones, si no se definen en 30 días, pasarán al poder judicial del estado. Según la corporación, la omisión de la ambulancia en la atención de Raimundo también será investigada. No se ha abierto una investigación por homicidio, como afirman publicaciones en las redes sociales.

De acuerdo con la Policía Federal, de 2015 a junio de 2018, un total de 56.740 venezolanos solicitaron refugio o residencia en Brasil, aunque es difícil precisar cuántos de ellos permanecen en el país. La disputa por los servicios públicos, que ya son escasos en la región, así como el aumento de la delincuencia en determinadas regiones de Boa Vista y Pacaraima, generan tensiones con la población local.

Crianças venezuelanas posam para uma foto em frente a um monumento no lado brasileiro da fronteira entre Brasil e Venezuela, em Paracaima, estado de Roraima, Brasil, 20 de agosto de 2018Niños venezolanos posan para una foto frente a un monumento del lado brasileño de la frontera entre Brasil y Venezuela, en Paracaima, estado de Roraima, 20 de agosto de 2018. (AFP / Mauro Pimentel)

La solicitud más urgente de las autoridades locales es la reubicación de los inmigrantes en otros estados brasileños. Hasta ahora, sólo unos 1.000 venezolanos han sido transferidos.

Al reiterar que la frontera entre los dos países no cerrará, el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, admitió que el proceso de transferencias no está funcionando con la rapidez exigida, pero aseguró que el gobierno federal está empeñado en prestar la asistencia necesaria para seguir acogiendo a los inmigrantes .

El presidente Michel Temer determinó el pasado 28 de agosto la movilización del ejército para proteger la frontera y anunció su intención de buscar apoyo internacional para enfrentar la crisis en Venezuela, que "amenaza la armonía" de Suramérica.