Sí, el gobierno argentino adjudicó licencias de exploración de hidrocarburos a una compañía con capitales británicos en la Cuenca Malvinas Oeste

Desde mediados de mayo pasado circulan en redes sociales publicaciones según las cuales el gobierno argentino otorgó permisos de exploración petrolera a capitales británicos en áreas cercanas a las Islas Malvinas, archipiélago bajo dominio de Gran Bretaña pero disputado por Argentina. Efectivamente, luego de un proceso de licitación, la empresa británica Tullow Oil PLC quedó como una de las 13 compañías adjudicatarias en tres cuencas del mar territorial argentino.

Varias entradas en Facebook (1, 2, 3 y 4) y en Twitter con cerca de 1.000 interacciones, así como artículos publicados en distintos portales de noticias (1, 2 y 3) que tuvieron más de 6.000 interacciones en redes sociales, señalaban el resultado de la licitación pública y alertaban sobre la presencia de capitales británicos en una zona de importancia geopolítica para Argentina. “Es absolutamente inadmisible que el gobierno le dé a una empresa británica la concesión de la exploración de petróleo submarino en el límite con las Malvinas”, se lee en una de las entradas.

Captura de pantalla hecha el 20 de mayo de 2019 de un artículo en el portal Diario Registrado en la que se insertó otra con las interacciones en redes sociales que generó

Mediante el Concurso Público Internacional Costa Afuera N°.1, en octubre de 2018 el gobierno argentino abrió una licitación para adjudicar permisos de exploración para la búsqueda de hidrocarburos en mar argentino, incluyendo en la Cuenca Malvinas Oeste, que recibió ofertas de empresas interesadas y cuya adjudicación se dio a conocer oficialmente el 16 de mayo de 2019.

El 17 de mayo, el gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución con el listado de las empresas a las que otorgó permisos de exploración offshore en tres áreas: Cuenca Austral (AUS), de 14.000 km² y 100 metros de profundidad, frente a la provincia de Tierra del Fuego y Santa Cruz; Cuenca Argentina Norte (CAN), de 100.000 km² y hasta 4.000 metros de profundidad, frente a las costas de la provincia de Buenos Aires; y la Cuenca Malvinas Oeste (MLO), de 86.400 km² y 600 metros de profundidad, que se extiende en dirección a las Islas Malvinas.

Captura de pantalla realizada el 20 de mayo de 2019 del listado de las empresas adjudicatarias

Entre las 13 empresas adjudicatarias de las tres cuencas, cuyas ofertas sumaron 724 millones de dólares, tres son de capitales ingleses: Tullow Oil PLC, Shell Argentina (la filial local de la petrolera de capitales angloholandeses) y BP Exploration Operating Company Limited.

Sin embargo, la adjudicación que despertó críticas en las redes sociales fue la de Tullow Oil PLC, que operará en consorcio con Pluspetrol S.A. y Wintershall Energía S.A. en dos sectores de la Cuenca Malvinas Oeste y sola en una tercera. La firma británica adquirió así permisos para explorar casi 15.000 km² de la cuenca ubicada a unos 150 km al oeste de las islas.

El día en que se dieron a conocer los resultados del concurso público, el municipio de Río Grande, de la provincia de Tierra del Fuego, presentó un amparo ante la justicia federal contra la entrega de estas licencias, en el que planteó que la decisión del gobierno nacional atenta contra el reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

Otro de los aspectos que generó críticas fue el permiso otorgado a Equinor S.A. Si bien se trata de una compañía de capitales noruegos, se cuestiona la presencia en su directorio de la británica Anne Drinkwater, exdirectiva de Tullow y de BP, quien en 2013 asesoró al gobierno de las Islas Malvinas en materia de explotación de petróleo y gas, y es autora de un documento que analiza la situación en el archipiélago para el desarrollo de este sector.

Las empresas adjudicatarias contarán con un período máximo de 13 años para realizar las actividades exploratorias de los bloques más profundos y de hasta 11 años para los más superficiales, según precisó en un comunicado el Ministerio de Economía.

En suma, es verdadera la información de que el gobierno argentino adjudicó permisos de exploración hidrocarburífera a una empresa británica, Tullow Oil PLC, en la Cuenca Malvinas Oeste del mar territorial argentino.

En abril de 1982, la dictadura argentina (1976-1983) invadió el territorio de las Islas Malvinas, que los británicos, entonces gobernados por Margaret Thatcher, retomaron 74 días más tarde. Las Falklands, como se las llama en inglés, están bajo administración de Reino Unido desde 1833, pero Argentina nunca renunció a reivindicarlas. Sin embargo, los 3.400 habitantes del archipiélago insisten en que su soberanía no es negociable.

EDIT 22/5: añade metadatos y un párrafo de contexto sobre la disputa en torno a las Islas Malvinas. 
AFP Argentina
Nadia Nasanovsky