No, son bomberos portugueses y la foto es de 2016

Una fotografía de bomberos tumbados en una carretera, en la que se alaba su labor contra el incendio que arrasó parte de la isla de Gran Canaria a partir del 17 de agosto de 2019, ha sido compartida decenas de miles de veces en redes sociales desde el día 18. Aunque la imagen es real, no muestra bomberos españoles, sino portugueses en 2016.

“Los bomberos de Canarias con su chaqueta con los colores de España, después de una noche, dura apagando el incendio un pequeño descanso” (sic), comienza una publicación en Facebook, que continúa con una crítica a la política española, y fue compartida 3.700 veces. La página Orgullosos de ser ESPAÑOLES retoma la entrada y escribe: “Bomberos de Canarias, agotados, descansando unos minutos para volver a luchar contra el fuego”, compartida en 21.000 ocasiones. La foto también circuló en Twitter.

Captura de pantalla realizada el 29 de agosto de 2019 de una publicación en Facebook

Una primera búsqueda inversa de la imagen en Google permitió comprobar que la fotografía circulaba desde al menos 2017 en páginas que la situaban en Italia o en Portugal. Sin embargo, mediante la aplicación Invid*, el buscador ruso Yandex dio resultados que remontan la fotografía a 2016 y la ubican en Portugal.

“Ni los de la imagen son miembros de la UME ni tenemos ningún uniforme similar a ese”, señaló a AFP Factual el servicio de prensa de la Unidad Militar de Emergencias española, que trabajó en la extinción del incendio de Gran Canaria, controlado el 26 de agosto pasado.

La UME, como se puede apreciar en fotografías distribuidas por la AFP, lleva en ocasiones un uniforme completamente de color rojo. “La indumentaria no nos es familiar”, señalan desde el cuerpo militar, sin poder desmentir que pertenezca a algún otro servicio de bomberos español.

De su lado, el bombero portugués (ahora en reserva) Daniel Rocha, director adjunto del portal Bombeiros.pt, afirmó a AFP Factual que a su parecer los bomberos son portugueses. “La matrícula del vehículo es portuguesa. El modelo, llamado VLCI [Vehículo Ligero de Combate a los Incendios], es el habitual en Portugal”, señala. “En el caso de la ropa, también se comprueba que son portugueses, porque llevan el Equipamiento de Protección Individual [EPI], que está en uso en Portugal desde 2015. Como sucedía muchas veces en 2015 y 2016, está un poco ‘desajustado’, porque unos usan los pantalones del EPI y otros unos pantalones de trabajo diferentes”.

Arriba: miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a punto de subir a un barco en Tenerife para ir a Gran Canaria, el 17 de agosto de 2019. Abajo: Bomberos portugueses trabajan en un incendio cerca de Monchique, el 8 de agosto de 2018

“Los EPI, que los bomberos visten, son normas exclusivas de los bomberos portugueses”, subrayó el presidente de la dirección de la Asociación Portuguesa de Bomberos Voluntarios (APBV), Rui Alberto Moreira da Silva. El Equipo de Protección Individual en vigencia se estableció en 2014.

A su vez, Moreira da Silva facilitó a la AFP una fotografía que dijo mostraba el mismo vehículo que se aprecia en la imagen viralizada: el modelo VLCI 1 empleado por el cuerpo de bomberos de Armamar, localidad del norte de Portugal, cerca de Viseu.

El secretario de los bomberos de Armamar, Jorge Bernardo, confirmó a AFP Factual que la imagen es de sus compañeros y que fue tomada en agosto de 2016 en Nespereira, pedanía de Cinfães (norte del país).

Gracias a Jorge Bernardo, AFP Factual se contactó a través de Facebook con Miguel Bernardo, que publicó la imagen original en redes sociales. Este bombero narró las circunstancias en la que fue sacada: “La foto fue tomada el 10 de agosto” de 2016 en Nespereira “después de luchar contra incendios” en la zona. “No dormíamos desde hacía 48 horas y como nos mandaban fuera [a apagar el fuego] teníamos que descansar donde fuese. Los hombres acababan por dormirse donde fuera”, recuerda.

Captura de pantalla del álbum compartido por Miguel Bernardo, con la serie de fotografías de los bomberos de Armamar descansando el 10 de agosto de 2016

La primera quincena de agosto de 2016, violentos incendios arrasaron Portugal, calcinando más de 95.000 hectáreas. La región más afectada fue la de Aveiro, donde ardieron 41.000 hectáreas.

En conclusión, los bomberos de la imagen viralizada no son españoles ni combatían las llamas de Gran Canaria. En realidad, son bomberos portugueses durante una pausa de su trabajo para extinguir un incendio de 2016.

*Una vez instalada la extensión InVid en el navegador Chrome, se hace clic derecho sobre la imagen y el menú que se despliega ofrece lanzar una búsqueda de la misma en varios navegadores.

AFP España
Natalia Sanguino