No, no tiñeron los colmillos de estos paquidermos para evitar el tráfico de sus colmillos

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones, según las cuales unos activistas han pintado los cuernos de elefantes y rinocerontes de rosa para evitar su muerte a manos de cazadores furtivos que buscan sus colmillos, han sido compartidas casi 200.000 veces en redes sociales. Sin embargo, se trata de imágenes alteradas que formaron parte de una iniciativa para proteger a estos paquidermos.

"Activistas les pintan los cuernos a los animales para que no los maten. Ya que el marfil pintado no tiene valor. Y a los animales la pintura no les daña en la salud pero si les salva la vida", reza la leyenda de una de las publicaciones compartida más de 100.000 veces. Una segunda publicación, más de 90.000 veces compartida, tiene una leyenda prácticamente igual.

Captura de pantalla del 14 de marzo de 2019 que muestra una publicación de Facebook sobre los cuernos y colmillos teñidos de rosa en rinocerontes y elefantes

Desde hace años, el rumor circula en internet afirmando que las asociaciones de defensa de los animales han encontrado la solución a la caza furtiva. La idea nace de un proyecto llevado a cabo en una reserva sudafricana, pero al momento no es factible.

La leyenda urbana, muy popular en redes sociales, tiene su origen en peticiones y publicaciones en otros idiomas.

Una puesta en práctica imposible

Varios elementos explican por qué el tinte rosa no es la solución milagrosa al tráfico de marfil. Un artículo del Fondo Internacional para la Protección de los Animales (IFAW) habla de la dificultad logística de teñir los cuernos de una población de 400.000 elefantes.

Además de requerir muchos fondos, una iniciativa así obligaría a capturar y anestesiar a los animales, poniendo en peligro su salud. "Las molestias y el estrés que esto causaría serían perjudiciales tanto para los individuos como para sus familias, y el número de animales que morirían en el intento es posible que fuera elevado", escribía Rikkert Reijnen, director del programa de lucha contra el comercio ilegal del IFAW.

Además, los cuernos y colmillos crecen de manera constante, por lo que habría que repetir la operación con frecuencia. Y "aunque esto fuera posible, nada nos garantiza que el marfil rosa no se convierta en el próximo producto de moda", advirtió.

El responsable de la lucha contra el comercio de especies amenazadas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Stephane Ringuet, ahonda en este aspecto. "Me parece muy iluso imaginar que teñir los cuernos de los elefantes puede tener un impacto sobre el comportamiento de un contrabandista. No lo creo ni por un segundo", explicó a la AFP.

Ringuet confirma la posición del IFAW, añadiendo que el rosa "se ve extremadamente bien en la naturaleza, lo que atraería la atención de cualquiera y sobre todo de los cazadores furtivos".

Para Ringuet, "eso no nos puede distraer de otras acciones más importantes para luchar contra la caza furtiva, el comercio ilegal o reducir la demanda" de marfil. Para luchar contra la caza furtiva, el WWF realiza diversas iniciativas que incluyen la sensibilización de los consumidores.

En el origen del rumor: veneno en rinocerontes

La idea de los colmillos rosas tiene su origen en una iniciativa de Rhino Rescue Project, una asociación dedicada a la protección de estos animales que logró producir una sustancia que convierte los cuernos de los rinocerontes en algo tóxico para el consumo humano, confiando en que esto disuada a los cazadores furtivos.

Probada en una reserva sudafricana, esta sustancia tiene como efecto secundario un tinte rosa fosforescente cuando los cuernos se pasan por los rayos X de los aeropuertos. Sin embargo, el ojo humano no aprecia el tinte a simple vista, como lo muestra la foto a continuación de un animal que recibió el tratamiento.

Captura de pantalla realizada el 14 de marzo de 2019 de la página de Facebook del Rhino Rescue Project que muestra a un rinoceronte al que le fue inyectada en el cuerno la sustancia que lo haga inservible para los furtivos

La página estadounidense Snopes ya había verificado esta afirmación.

A pesar de la iniciativa aplicada a los rinocerontes, al momento no se conoce de ningún caso de coloración de colmillos de elefante. La WWF calcula que de 20.000 a 30.000 elefantes mueren cada año por cazadores furtivos que buscan su marfil.

Fotografías trucadas

Por otra parte, las imágenes del elefante y del rinoceronte con los colmillos rosas, que ilustran las publicaciones viralizadas, está muy extendida. Ha sido utilizada también en artículos, publicaciones y peticiones, pero se trata de un fotomontaje.

En la foto original, los colmillos del elefante no están teñidos. De hecho, encontramos la imagen en este vídeo de 2011 publicado en YouTube:

Lo mismo ocurre con la imagen del rinoceronte, cuyo original encontramos en este catálogo.

Captura de pantalla del 15 de marzo de 2019 del catálogo de imágenes donde aparece la imagen sin retocar del rinoceronte y la cría


En resumen, las imágenes viralizadas fueron alteradas ya que en las originales los rinocerontes y el elefante llevan cuerno y colmillos de su color natural. A su vez, al momento no existe iniciativa contra la caza furtiva que implique el teñido de rosa de los colmillos o cuernos de estos paquidermos.