No, no es un líder social colombiano capturado por transportar municiones

Un video que supuestamente muestra la captura de un líder social en Colombia con municiones escondidas, pegadas en el cuerpo, ha sido compartido en redes sociales al menos 12.000 veces desde el 1 de agosto de 2019. Aunque las imágenes son reales, corresponden a un arresto que tuvo lugar en Brasil en julio pasado.

La secuencia muestra a un hombre rasgando una capa de plástico y tela que un detenido usaba para camuflar una gran cantidad de balas en sus piernas. Según escribió en tono irónico el usuario que publicó el video, el sujeto que ocultaba la munición era un “líder social” que llevaba “medicamentos a su comunidad, según lo dicho por miembros de la izquierda colombiana”.

Captura de pantalla de la publicación en Facebook, realizada el 6 de agosto de 2019

Sin embargo, la persona que oculta las balas en el video viral no es un líder social colombiano. 

Al realizar una búsqueda inversa de una captura del video en Google, AFP Factual encontró que el material ya había sido publicado por un usuario de YouTube el 26 de julio de 2019. Aunque el usuario no ofrece información acerca del contexto en que fueron tomadas las imágenes, el video está titulado en portugués y el canal se llama “Familia Militar do Brasil”.

Una búsqueda por los términos “municiones”, “escondidas” y “ropa” en portugués arrojó coincidencias con una nota publicada por el portal G1 el 25 de julio. Según el sitio, las imágenes fueron grabadas durante un arresto de la brasileña Policía Federal de Tránsito ese mismo día. Un boletín de la institución, que el 25 de julio subió el registro a su cuenta en YouTube, confirma esta información.

El joven que aparece en el video es un adolescente de 17 años detenido cuando transportaba aproximadamente 2.500 balas calibre 9 milímetros en un bus intermunicipal que se desplazaba por la autopista BR-277, a la altura del municipio de Catanduvas, en el estado de Paraná (suroeste), de acuerdo con lo informado por la autoridad.

De hecho, en los últimos segundos del video se alcanza a escuchar a un hombre que habla en portugués fuera de cámara: “¿Puede sacar todo? Sí, calma. Puede ir, puede ir”, se oye en la grabación.  

En Colombia, medio millar de líderes sociales han sido asesinados desde el 1 de enero de 2016, año en el que el gobierno firmó un acuerdo de paz que desarmó a la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según la Defensoría del Pueblo (ombudsman). Los activistas, por lo general, eran reclamantes de tierra, defensores de derechos humanos o del medio ambiente, o abogaban por la sustitución de cultivos ilícitos.

Las autoridades responsabilizan por las muertes a bandas narcotraficantes de origen paramilitar, a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y a disidentes de las FARC.

En conclusión, es falso que estas imágenes muestren a un “líder social” colombiano capturado por traficar municiones. En realidad corresponden a un menor de edad que fue detenido en julio en Brasil con unas 2.500 balas pegadas en su cuerpo.