No, la comitiva del mandatario argentino nunca hizo una reserva en ese restaurante de Rosario

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una publicación que circula en redes sociales y que fue compartida más de 12.000 veces, asegura que un restaurante de la ciudad argentina de Rosario rechazó una reserva para el presidente, Mauricio Macri, y una comitiva de funcionarios el 11 de septiembre pasado, durante una visita del mandatario para inaugurar una obra de una línea ferroviaria. Sin embargo, Reverso pudo comprobar que esto es falso.

La publicación circuló entre opositores al gobierno de Macri y también entre aquellos que lo apoyan. “Boicot a #ParrillaLaEstancia de #Rosario Avda Pellegrini 1510, pasenlo a todos @ParrillaLaEstancia #Rosario DIFUNDAN!!!!!!! VAMOS!!le negaron la entrada al presidente Macri” (sic), dice una entrada que tuvo más de 3.000 retuits (1, 2, 3, 4). 

“Cuando el dueño supo que la reserva era para el presidente cancelo la reserva y les prohibió la entrada. Felicitaciones...!!!” (sic), apunta otra de las publicaciones, compartida más de 9.000 veces en Facebook  (1, 2, 3, 4). Las publicaciones incluyen una foto de la parrilla con la leyenda “Aquí Macri no pudo entrar porque el dueño no se lo permitió”.

Captura del 18 de septiembre de 2019 de una publicación en Twitter

La publicación también llegó al número de WhatsApp de Reverso para ser verificada.

Qué es lo que ocurrió

La actividad oficial de Macri incluyó la visita a obras finalizadas de un tramo de la línea ferroviaria del Belgrano Cargas y un encuentro con empresarios de la provincia argentina de Santa Fe. 

La última parada de la recorrida del presidente incluyó un almuerzo con un grupo de funcionarios en el Bar Antártida, situado en el barrio Fisherton de Rosario, según confirmaron a Reverso Federico Angelini, diputado provincial y la diputada nacional Gisela Scaglia, ambos de la alianza oficialista Cambiemos, presentes en el almuerzo. 

Sin embargo, algunas publicaciones virales aseguran que Macri acudió primero a otro restaurante, “La Estancia”, situado en el centro de la ciudad y que, al ver que se trataba del presidente y su comitiva, no los dejaron almorzar allí.

El dueño de la parrilla La Estancia, Pablo Bossus, confirmó en diálogo con Reverso que esto “es absolutamente falso” y que ellos nunca recibieron un llamado ni una reserva de Presidencia. “Para que te des una idea, él estaba en Fisherton y nosotros en el centro”, a unos 10 kilómetros de distancia, apuntó. “Hubiera sido inviable”, señaló.

Ante la viralización de la desinformación, la parrilla publicó en su página de Instagram: “Atento a algunas versiones que estarían involucrando a este establecimiento con la supuesta negativa a prestar servicio a comensales por su afiliación política, es que ponemos en conocimiento de toda nuestra clientela y público en general que ‘La Estancia’ ha sido, es y seguirá siendo un ámbito de pluralidad y convivencia, en el cual tal tipo de prácticas no tienen lugar alguno”.

“Esto lo creó alguien que nos quiere perjudicar”, sostuvo Bossus a Reverso, y dijo que no hubiera dudado en recibir al presidente si le hubieran pedido. “Qué más quisiera que venga un político tan importante”, opinó.

Por último, el dueño contó que desde entonces recibieron agresiones: “Nos llaman para insultarnos y nos cortan”.

Asimismo, Reverso consultó al área de Prensa de Jefatura de Gabinete de Ministros, desde donde confirmaron que nunca hubo reserva en La Estancia, que Macri no fue a ese lugar y que no se tuvo en cuenta esa opción. Además, agregaron que “el primer lugar [un restaurante llamado El Rescoldo] se descartó por un tema de seguridad, y por eso terminó en Fisherton, que era el lugar que tenían de plan B”.

Federico Angelini, diputado provincial por Cambiemos - quien acompañó al presidente en todo el recorrido-, señaló que “nunca hubo reserva en La Estancia. Se barajó la posibilidad en otros dos restaurantes, y se terminó por decidir ir al bar Antártida”. Sobre la elección por este último, explicó que él fue quien llamó al dueño horas antes y le pidió que reservara una mesa.

Gisela Scaglia, diputada nacional por Santa Fe, también de Cambiemos, presente en el almuerzo, confirmó la falsedad de lo publicado y sostuvo que se habló de ir a otros lugares, inclusive a la casa de un funcionario, pero que se decidió por Antártida, luego de garantizar la seguridad del lugar. “Es más, yo llegué a la comida sin saber adónde iba. Pensé que era cerrado, y cuando llegamos era con público, gente que estaba comiendo por su cuenta”.

Por último, el intendente de la ciudad de Santa Fe comentó que fue Angelini quien le avisó de la invitación y que se enteró una hora y media antes de que ocurriera el almuerzo, ya que Macri “tenía un tiempo e iba a almorzar en Rosario”.

“En el momento que entra Macri lo estaban esperando muchos vecinos. No hubo ningún incidente. Almorzó, estuvo una media hora y después se retiró. El restaurante Antártida sabía con horas de anticipación que Macri iba a ir”, finalizó Corral.

En conclusión, es falso que el presidente Macri no pudo almorzar en un restaurante de la ciudad de Rosario porque le negaron la entrada. La comitiva que lo acompañaba había elegido otro lugar para comer.

Esta verificación fue realizada por el proyecto colaborativo Reverso. Participaron periodistas de Chequeado y AFP.