No hay base científica que demuestre que beber agua fría durante o después de comer provoca cáncer

Un mensaje que circula al menos desde 2011 y que fue compartido millones de veces en Facebook da varios consejos para evitar o luchar contra el cáncer, entre ellos no beber agua fría después de comer. Esta afirmación, que ha circulado sola o con consejos para prevenir ataques al corazón, es falsa: médicos expertos aseguraron a la AFP que no hay evidencia científica de que beber agua fría provoque cáncer.

“El agua fría solidifica la materia aceitosa que ustedes acaban de consumir. Retrasa la digestión. Una vez que este ‘lodo’ reacciona con el ácido, se descompone y es absorbido por el intestino más rápidamente que el alimento sólido. Recubre el intestino. Seguidamente, se convierte en las grasas que conducen al cáncer, aseguraba una página web, publicada en 2011 según la primera versión archivada en WayBack Machine, donde ya se afirmaba que beber agua fría “durante” una comida provoca cáncer.

Captura de pantalla de la publicación en Facebook, realizada el 27 de noviembre de 2019

En otras publicaciones en Facebook también se habla de los riesgos de beber agua “después” (y no durante) de comer, como en esta de 2018, que ha sido compartida más de 1,3 millones de veces.

La explicación que proporcionan en ambos casos es la misma que después copian diferentes entradas de Facebook, compartidas millones de veces desde entonces, ya sea solo con el mensaje del agua fría como con un texto más extenso y similar al de la página web mencionada arriba. Las publicaciones han seguido circulando de manera recurrente a lo largo del tiempo (2013, 2014, 2016, 2017, 2018), hasta la actualidad, como este caso.

Las entradas que vinculan la ingesta de agua fría con la posibilidad de padecer un cáncer también han circulado en inglés y portugués.

Sin embargo, múltiples expertos en oncología dijeron al equipo de verificación de la AFP que no hay evidencias científicas que apoyen tal creencia y que la información lleva circulando durante años aunque no haya podido demostrarse.

La profesora Sanchia Aranda, presidenta ejecutiva del Consejo de Australia para el Cáncer, respondió a las preguntas de la AFP en un correo electrónico el 7 de agosto de 2019, afirmando: “No hay evidencia alguna que respalde la afirmación de que beber agua fría puede llevar a desarrollar un cáncer. Cuando se consumen bebidas frías, el líquido se iguala rápidamente a la temperatura corporal y no tiene un efecto negativo en la digestión de la comida”.

Un portavoz de la Sociedad Estadounidense del Cáncer contó el 16 de agosto pasado, también mediante un correo electrónico, que ellos no conocían “ninguna prueba creíble que apoye la afirmación”.

El Ministerio de Sanidad de Brasil, por su parte, desmintió en su página web que el agua fría sea perjudicial en grado alguno para el cuerpo humano, incluyendo el desarrollo de un cáncer, además de explicar que el agua templada no cura dicha enfermedad.

“El texto afirma que beber agua con el estómago vacío es bueno para la salud y además que cura dolencias, incluso el cáncer, lo cual no es verdad. Cabe destacar que no existe un alimento específico o milagroso para la prevención y/o la cura del cáncer”, dice el artículo publicado en 2019.

Infografía de AFP con los factores de riesgo y tipos de cáncer con mayor mortalidad

El mensaje en inglés ya fue desmentido por la página estadounidense Snopes en 2006.

¿Y el agua cura el cáncer?

Los mensajes en redes sociales sobre esta cuestión no solo señalan el agua como una causa del cáncer, sino que también afirman que su ingesta puede ser una forma de curación. 

El director del Centro para Investigaciones de Epidemiología y Salud de las Poblaciones y profesor de Salud Pública en Francia, Bruno Falissard, dijo en esta esta nota de AFP Fact Check que el agua “es vital para la vida, pero por supuesto no tiene el poder de curar enfermedades”. “Da igual que esté caliente o fría. No es una cura ni tampoco es dañina. El cuerpo puede tolerar el agua entre los 0 y los 40 grados de temperatura”, afirmó en un correo electrónico al servicio de verificación de la AFP en inglés.

Agua fría durante la menstruación

En otras entradas de Facebook se recomienda, entre otras cosas, no beber agua fría o helada durante la menstruación, algo que AFP Factual ya verificó. “No, no tiene que ver una cosa con la otra. El ingerir o no eso no altera el ciclo hormonal y tampoco predispone (al cuerpo) a alguna causa de una enfermedad referente al sistema reproductivo femenino”, afirmó a la AFP la ginecóloga Anaïs Reyes Navarro, integrante de Doctoralia, una plataforma internacional de médicos especialistas.

De su lado, el especialista en reproducción mexicano Kiyoshi Macotela Nakagaki explicó: “No hay relación entre la ingesta de coco o la toma de agua helada con este tipo de padecimientos: ni infertilidad ni cáncer”.

En conclusión, tomar agua helada no provoca cáncer, así como tampoco lo cura beberla, sea cual sea su temperatura, ni afecta a aspectos hormonales de la menstruación, explicaron varios especialistas a la AFP.