No, este niño no perdió la vida por usar un celular conectado a la corriente eléctrica

Dos fotografías han sido utilizadas fuera de contexto para ilustrar el supuesto caso de un niño que murió cuando explotó un celular conectado a la corriente eléctrica. Sin embargo, las imágenes no tienen relación entre sí. Una corresponde a un accidente con un teléfono móvil sin víctimas; la otra, a una víctima de un ataque aéreo en Gaza.

“No carguen y usen el celular al mismo tiempo”, dice una publicación compartida más de 32.000 veces en Facebook que se compone de cinco imágenes con texto.  

Captura de pantalla el 5 de noviembre de 2018 de una publicación en FacebookCaptura de pantalla el 5 de noviembre de 2018 de una publicación en Facebook

La historia que acompaña las fotografías –varias de las cuales se repiten- cuenta que, supuestamente, un hombre llamado Edmundo Ruiz García llegó a un hospital con el cuerpo de su hijo de tres años en brazos “rogando que lo atendieran”, aunque el niño “había perdido la vida desde el momento en el que el teléfono se explotó en la cara”.

Entre los más de 400 comentarios de la publicación se lee que muchos usuarios creyeron la historia, pero otros advierten que el modelo de celular que aparece en las imágenes no permite ver los dibujos animados que supuestamente estaba viendo el niño, según lo que asegura el texto.

Además, el texto dice que el niño tiene herido el rostro, mientras que las fotografías muestran una lesión en la parte trasera de su cabeza.

Captura de pantalla el 5 de noviembre de 2018 de comentarios de usuarios en FacebookCaptura de pantalla el 5 de noviembre de 2018 de comentarios de usuarios en Facebook

Fotografía 1: El niño herido

Mediante una búsqueda inversa, encontramos una nota de Malta Today que explica que el pequeño de la fotografía era un palestino de tres años llamado Sahir Abu Namus.

Advertencia: contenido sensible

Captura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de la publicación en Facebook que se hizo viralCaptura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de la publicación en Facebook que se hizo viral


Entonces, encontramos en los archivos de la AFP esta fotografía que Mahmud Hams tomó en Jabalia, Territorios Palestinos, el 11 de julio de 2014.

Sahir Abu Namus tenía cuatro años cuando murió por un ataque aéreo en el norte de Gaza en 2014.

Captura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de AFP Forum donde se muestra contenido propio de la AFP. En este caso, una fotografía de un fotoperiodista de la agenciaCaptura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de AFP Forum donde se muestra contenido propio de la AFP. En este caso, una fotografía de un fotoperiodista de la agencia

El padre de Sahir Abu es el mismo hombre que aparece en ambas imágenes y también en este video, que muestra la escena desgarradora con el niño. Esta galería de Getty Images muestra momentos posteriores.

Fotografía 2: El celular que explotó

Captura del 5 de noviembre de 2018 de la publicación que se hizo viral en Facebook Captura del 5 de noviembre de 2018 de la publicación que se hizo viral en Facebook

Esta imagen se comparte desde hace más de una década. Snopes ha escrito al respecto y en su artículo señala que encontró correos electónicos que circulaban con esas fotos ya en 2007. Este mensaje fue replicado más tarde (2010) en otros blogs.

Unas búsquedas inversas en Google y la herramienta rusa Yandex nos remitieron al link del sitio eqla3.com, nombre del portal que aparece en la fotografía como marca de agua.

Captura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de la herramienta InVID co-desarrollada por la AFP para analizar videos e imágenesCaptura de pantalla del 5 de noviembre de 2018 de la herramienta InVID co-desarrollada por la AFP para analizar videos e imágenes

Aunque en la página de eqla3.com no se puede visualizar la imagen, la información más precisa publicada en árabe es el comentario fechado el 5 de diciembre de 2005, cuyo fragmento dice:

“El Cairo -Un teléfono celular explotó en la casa de una familia árabe que vive en Ras Al Khaimah, Emiratos Árabes Unidos, sin aviso preliminar, causando solo daños materiales, dijo el sábado un informe de prensa. El periódico Al-Bayan informó que cuando el celular explotó, no estaba en uso, sino que estaba debajo de una almohada donde dormía un niño. Samer Samir, un miembro de la familia que posee el teléfono, dijo que su hermano sobrevivió milagrosamente al accidente.”

Han existido reportes sobre accidentes relacionados con baterías defectuosas de celulares. En 2008, por ejemplo, Apple anunció que reemplazaría los cargadores del iPhone 3G porque el enchufe se soltaba y provocaba una pequeña descarga eléctrica.

En 2013, la misma compañía enfrentó una investigación judicial luego de que una mujer en China perdiera la vida al electrocutarse, supuestamente, al usar un iPhone conectado a la corriente. De acuerdo con la agencia Xinhua las autoridades locales no establecieron una relación entre la muerte por choque eléctrico y el uso del celular.

En 2016, Samsung se vio forzado a retirar del mercado el Galaxy 7 después de varios reclamos según los cuales la batería explotaba cuando se conectaba el celular a la corriente eléctrica.

Aunque una de las imágenes sí está vinculada a un accidente con un celular, pero sin mayores daños, la fotografía que las acompaña en la publicación corresponde, en realidad, a una muerte provocada por un ataque en Gaza.