No, este mapa no muestra una “imagen satelital” de los catastróficos incendios en Australia

Una ilustración compartida decenas de miles de veces en Facebook, sólo en un día y en diferentes idiomas, afirma mostrar una “imagen satelital” de los incendios en Australia, atribuida en algunos casos a la NASA. Pero en realidad es una representación de los incendios a lo largo de 30 días, realizada por un artista gráfico.

Una imagen viral, compartida decenas de miles de veces en varios idiomas (francés, inglés, español, portugués, catalán, árabe…) por usuarios de internet y celebridades como Khloe Kardashian (seguida por 102 millones de usuarios en Instagram) o la cantante barbadense Rihanna, muestran a Australia vista desde arriba salpicada de círculos rojos y naranjas representando los incendios. Varias publicaciones afirman que se trata de una “imagen satelital”.

Capturas de pantalla de Facebook y Twitter realizadas el 6 de enero de 2020

Sin embargo no es una fotografía, sino una imagen creada por el artista gráfico Anthony Hearsay, quien la publicó en Instagram, mencionando que hizo una reconstrucción y explicando su enfoque.

Una pequeña visualización 3D de los incendios en Australia. Está hecha con datos de NASA FIRMS (Información de Incendios para el Sistema de Manejo de Recursos, por sus siglas en inglés) entre el 5 de diciembre de 2019 y el 5 de enero de 2020 (...) Noten que no todas las áreas siguen incendiadas”, explicó. 

Por lo tanto, es la representación de 30 días de las zonas afectadas por los incendios en Australia.

La NASA ofrece por otro lado su propio mapa, que muestra los puntos afectados por incendios en varios lugares del mundo y es realizado, como el de Anthony Hearsay, a partir de sus propios datos. 

El siguiente mapa representa los incendios entre el 5 de diciembre de 2019 y el 5 de enero de 2020 en Australia. El color puede variar de amarillo a rojo en función del número de incendios en una zona (un punto puede representar varios incendios).

Captura de pantalla realizada el 6 de enero de 2020

80.000 km2 devastados, biodiversidad diezmada

Aunque la imagen de Hearsay no es una fotografía, las consecuencias catastróficas de los incendios son reales. Desde septiembre, los incendios han devastado cerca de ocho millones de hectáreas (80.000 km2), y han causado la muerte de al menos 25 personas.

Air Visual, un sitio independiente que mide la calidad del aire, ubicó el 5 de enero a Canberra a la cabeza de las ciudades más contaminadas del mundo, por delante de Nueva Delhi y Kabul, debido al humo que emana de los incendios.

La nube incluso alcanzó la costa pacífica de Sudamérica

Ante la gravedad de la crisis -una superficie equivalente a la isla de Irlanda ha ardido- el primer ministro Scott Morrison anunció el 4 de enero pasado la movilización de 3.000 reservistas del ejército para auxiliar a los bomberos voluntarios agotados.

Además, un estudio de la Universidad de Sídney estima que en el estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios, 480 millones de animales han muerto desde septiembre.

Las estimaciones de la tasa de mortalidad son muy “prudentes”, dijeron los autores del estudio en un comunicado y el número podría ser “considerablemente más elevado”.