No, estas lluvias torrenciales no ocurrieron en Colombia

Un video que supuestamente muestra los estragos provocados por un diluvio en la ciudad de Bucaramanga, noreste de Colombia, ha sido compartido más de 24.000 veces en Facebook. Las imágenes son reales, pero fueron capturadas dos meses antes en El Junquito, un suburbio de Caracas.

Según el usuario que publicó en Facebook el video el 23 de octubre pasado, las imágenes de una corriente de agua que arrastra a varios autos y a por lo menos dos personas por una calle fueron tomadas “en Morro rico un barrio de Bucaramanga", en Colombia.  

Captura de pantalla hecha el 6 de noviembre de 2018 de un perfil en Facebook Captura de pantalla hecha el 6 de noviembre de 2018 de un perfil en Facebook

Una búsqueda inversa de una captura del video en Google arrojó como primera coincidencia una publicación en YouTube, según la cual las imágenes son del 24 de agosto, “en Boquerón”, sin precisar más detalles sobre la localidad, región o país en que los hechos ocurrieron.

Captura de pantalla hecha el 5 de noviembre de 2018 de un video en YouTubeCaptura de pantalla hecha el 5 de noviembre de 2018 de un video en YouTube

Primera discordancia evidente: las fechas. La publicación se hizo el 27/8, supuestamente tres días después de los eventos, algo poco usual cuando se quiere mostrar un fenómeno de esta naturaleza.  

Rastreando lugar y fecha

Una segunda búsqueda inversa, con una captura de video diferente, muestra varias copias del video publicadas entre el 26 de agosto y el 13 de octubre de 2018.

Más de una asegura que las imágenes fueron tomadas el 26 de agosto en El Junquito, un suburbio de la capital venezolana; las imágenes son idénticas a las de las supuestas lluvias en Colombia.

En la prensa venezolana, El Nacional, El Universal y el portal Caraotadigital.net coinciden en que el aguacero se produjo el viernes 24 de agosto. Este último portal reportó además que dos hombres fueron arrastrados por la corriente de agua.

En los minutos 1:06 y 1:31 del video cuyo origen se intenta definir, puede verse cómo dos personas son llevadas por el caudal.

Capturas de pantalla hechas el 6 de noviembre de 2018 de dos perfiles en Twitter y FacebookCapturas de pantalla hechas el 6 de noviembre de 2018 de dos perfiles en Twitter y Facebook

Una de estas dos personas arrastradas también aparece en esta publicación, aunque en otro lugar:    

Captura de pantalla hecha el 6 de noviembre de 2018 de un perfil en TwitterCaptura de pantalla hecha el 6 de noviembre de 2018 de un perfil en Twitter

La primera referencia en Twitter a las fuertes lluvias en El Junquito surge el 24 de agosto a las 17h53 locales con esta foto:

Otra usuaria muestra también las consecuencias de las fuertes lluvias en esa localidad, el 24 de agosto “a las 06:38pm”.

Del mismo día, también circulan imágenes que muestran “caos total” en el tránsito en la Yaguara, El Junquito. Y otro usuario describe en un hilo de tuits lo que fueron horas de “pánico” ese día.

Finalmente las búsquedas dan con un video publicado en Facebook el 24 de agosto que muestra, aunque desde otro ángulo, la escena que según la mayoría de las publicaciones en Youtube y Twitter ocurrió el 26 de agosto. Quien lo publica señala que las imágenes fueron tomadas en la vía El Junquito - Boquerón a la altura del kilómetro 2.   

Al comparar las imágenes, se observan coincidencias:

Captura de pantalla hecha el 2 de noviembre de 2018 de un perfil en FacebookCaptura de pantalla hecha el 2 de noviembre de 2018 de un perfil en Facebook
Captura de pantalla hecha el 2 de noviembre de 2018 de un perfil en FacebookCaptura de pantalla hecha el 2 de noviembre de 2018 de un perfil en Facebook

Estas búsquedas permiten por lo tanto concluir tres cosas: las imágenes de una fuerte corriente de agua provocada por lluvias que circulan en Facebook son reales; las múltiples publicaciones con fotos y videos similares o idénticos que muestran las consecuencias de estas lluvias en El Junquito permiten confirmar que tuvieron lugar en ese suburbio de Caracas; los hechos se remontan al 24 de agosto pasado y no ocurrieron en la ciudad colombiana de Bucaramanga el 23 de octubre.