Captura de pantalla del sitio Mentes Inquietas, hecha el 10 de julio de 2018 (Mentesinquietas.org / AFP)

No, esta no es la foto de un tigre famélico en un zoológico de Venezuela

Desde 2016 circula en internet la foto de un tigre supuestamente famélico y víctima de maltratos en un zoológico de Venezuela. Sin embargo el animal de esta foto nunca tuvo nada que ver con el país gobernado por Nicolás Maduro.

Cientos de noticias denuncian la falta de abastecimiento de los zoológicos en Venezuela. La petición “Save the Dying Zoo Animals of Venezuela”, creada para que los gobiernos de Brasil y Colombia ayuden a los animales en ese país, obtuvo más de 169.000 firmas. Todo, ilustrado con la foto de un tigre esquelético.
 

Captura de pantalla del sitio The Petition Site el 10 de julio de 2018 (The Petition Site / AFP)
 

Verificamos esta imagen, y este felino no está pasando hambre en un zoológico de Venezuela. La foto fue tomada por el periodista australiano Michael Bachelard durante un reportaje realizado en Indonesia para el Sydney Morning Herald en 2013. El animal retratado, una tigresa de Sumatra, se llamaba Melani. 

Captura de pantalla de una cuenta en Facebook hecha el 10 de julio de 2018 (Facebook / AFP)

Melani, de una especie amenazada de extinción según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (IUCN), sufría de una patología digestiva que la volvía incapaz de procesar correctamente los alimentos. Por ello la tigresa estaba tan flaca. 

Melani vivía en el zoológico de Surabaya, capital de la provincia de Java Oriental, conocido como el "Zoológico de la muerte" después del reportaje de Bachelard que informó sobre la pésima infraestructura. Según especialistas, el problema de salud de este animal fue causado por la carne que le dieron. El periodista dijo a la AFP por correo electrónico que la comida de la tigresa estaba contaminada con formaldehído, un producto conocido por causar cáncer, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Añadió que los funcionarios lucraban vendiendo al zoológico alimentos comprados a un precio barato en los mercados.

Después de la investigación de Bachelard, Melani fue transferida al zoológico Taman Safari, en Bogor, 60 km al sur de Yakarta. Pero a pesar de que logró recuperar un poco de peso gracias a los cuidados del indonesio Tony Sumampau, no resistió a los problemas digestivos que padecía y falleció en agosto de 2014.

Melani en el zoológico de Surabaya, en Indonesia, el 17 de abril de 2013 (AFP / Juni Kriswanto)

Michael Bachelard escribió a la AFP que no sabía que la foto que había tomado del animal era usada para generar desinformación en internet. 

"Pienso que cualquier forma de información falsa o engañosa que se hace pasar por noticia es algo nefasto", afirmó el periodista que hoy vive en Melbourne.

- Situación crítica -

En febrero pasado, la AFP informó sobre la muerte de animales y casos de desnutrición severa debido a la falta de comida en zoológicos de Venezuela, que según especialistas atraviesan una "época negra".

En un comunicado emitido en abril de 2018, la Asociación Venezolana de Parques Zoológicos y Acuarios (AVZA) denuncia el desabastecimiento y la escasez de alimentos, la falta de recursos humanos capacitados, la irrupción de "comunidades aledañas de bajos ingresos, en busca de proteína" que "ven a los animales de colección como posible fuente de alimentación, siendo un  fuerte indicador de la hambruna y realidad" de Venezuela.

Una fuente que pidió preservar el anonimato dijo a la AFP que en el Zoológico de Zulia, noroeste del país, la situación de los animales mejoró en los últimos tiempos, aunque siga cerrado al público y no se hayan iniciado su reacondicionameinto y remodelación.

Venezuela atraviesa una aguda crisis con hiperinflación, proyectada en 13.800% para 2018 por el FMI, y una grave escasez de alimentos y medicinas. Expertos en emigración estiman que más de medio millión de venezolanos han abandonado el país en los últimos dos años.

Esta situación probablemente contribuyó a que ganara algo de credibilidad la versión falsa sobre la historia de Melani.

AFP Brasil