No, en Dinamarca quienes reciben ayuda social no quedan inhabilitados para votar

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Una publicación compartida más de 30.000 veces en las redes sociales desde el 3 de mayo pasado asegura que los beneficiarios de ayudas sociales en Dinamarca son inhabilitados para votar. Sin embargo, la información es falsa, ya que se basa en una figura legal que ya no existe en el país, según informó la embajada de Dinamarca en Argentina.

Las entradas se repiten en Facebook y en Twitter, algunas con imágenes, otras simplemente con texto, pero en todos los casos aseguran que los ciudadanos daneses que reciben ayuda social no pueden votar. Esto, además, es celebrado: “De esta forma se evita que la ciudadanía vote por su conveniencia individual y solo lo haga en pos del país”, se lee en una de las imágenes que circularon.

Se imagina si en Argentina fuese igual? Nunca hubiera existido el peronismo, consigna una publicación de Facebook con más de 1.300 comentarios. “Tenemos mucho que aprender: En Dinamarca, si recibes ayuda social del Gob (sic), estás inhabilitado para votar, para evitar que votes en tu beneficio y no de la mayoría. ! Si recibo un bono-gas, no podré votar!  En RD [República Dominicana, ndlr] es todo lo contrario: damos el bono y votas para no perderlo”, escribe un usuario de Twitter.

Sin embargo, la embajada de Dinamarca en Argentina desmintió el 6 de mayo a través de sus redes sociales estas publicaciones. “En Dinamarca, NO se pierde el derecho de voto al recibir ayuda social! Hemos visto que en las redes sociales circula un rumor que en Dinamarca uno está inhabilitado para votar si uno recibe ayuda social. Esto es incorrecto”, se lee en la entrada de Facebook de la sede diplomática. “Según la Constitución de Dinamarca, cualquier persona con nacionalidad danesa, residencia permanente en el país y que haya alcanzado la mayoría de edad para votar (hoy de 18 años) puede votar, a menos que esté bajo tutela (es decir declarado incapaz de encargarse de sus circunstancias financieras o personales)”, detalla la información oficial.

El sitio web del Parlamento danés, en tanto, detalla que los ciudadanos daneses mayores de 18 años con residencia permanente en Dinamarca, Groenlandia o en las Islas Feroe tienen derecho a votar en las elecciones generales.

Algunos usuarios de redes sociales que replicaron esta desinformación, citan el artículo 29 de la Constitución danesa, la quinta en la historia del país, promulgada en 1953, que hace referencia a la “privación del derecho de voto” como consecuencia de la percepción de subvenciones.

Captura de pantalla realizada el 7 de mayo de 2019 de una de las publicaciones que circulan en Twitter.

La embajada danesa aclaró que desde la Reforma Social de 1933, surgida a partir de un acuerdo político que sentó las bases del Estado de bienestar danés, quienes previamente recibían asistencia social como “ayuda para los pobres”, que sí implicaba la pérdida del derecho a voto, recibieron beneficios sociales que no implicaron más la pérdida de esta capacidad.

La denominada “ayuda para los pobres” fue eliminada oficialmente en 1961, según detalla la embajada, por lo que en la actualidad, todos los que cumplen con los requisitos mencionados pueden votar.

Según estadísticas oficiales, en Dinamarca, en el último trimestre de 2018, poco más de un millón de personas entre 16 y 64 años recibieron algún tipo de ayuda social, es decir casi el 18% de los 5,8 millones de habitantes. En 2017, el Estado invirtió un total de unos 99.6000 millones de dólares en servicios sociales y de salud.

Los datos oficiales detallan que en la última elección parlamentaria, celebrada el 18 de junio de 2015, 4,14 millones de personas tenían el derecho de votar. Según informó la embajada, los únicos daneses mayores de 18 años a quienes la ley no habilita a votar, es decir, los que se hallan bajo tutela, son unos 1.900 en total, es decir, menos de 0,05% de la población habilitada a hacerlo.

En suma, es falso que los beneficiarios de ayudas sociales en Dinamarca estén inhabilitados para ejercer el derecho a votar. Esta desinformación que circula en las redes sociales se basa en la interpretación errónea de un artículo de su Constitución.

 
Nadia Nasanovsky