El papa emérito Benedicto XVI llega a la basílica de San Pedro antes de la apertura de la "Puerta Santa" por parte del papa Francisco para marcar el inicio del Jubileo de la Misericordia, el 8 de diciembre de 2015 en el Vaticano. (AFP / Vincenzo Pinto)

¿Murió el papa emérito Benedicto XVI? Falso

El rumor sobre “el fallecimiento de Su Santidad Benedicto XVI” se viralizó en redes sociales cuando una cuenta falsa de Twitter atribuida al cardenal colombiano Rubén Salazar difundió el bulo. Sin embargo, el representante diplomático de la Santa Sede en Colombia, Ettore Balestrero, aseguró a la AFP que el papa emérito “está en buena salud”.

La noticia se publicó por primera vez desde una cuenta de Twitter recién creada a nombre del presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, el cardenal Rubén Salazar. “URGENTE. Se recibe desde Roma la noticia de la muerte del Papa Emérito”, decía un mensaje publicado el pasado 8 de agosto y que fue seguido de otro con más detalles al respecto: “El Cardenal Pietro Parolin me confirma ahora por por teléfono la noticia del fallecimiento de su Santidad Benedicto XVI.”

Captura de pantalla tomada el 8 de agosto de 2018, antes se cerrara la cuenta de Twitter

La información se propagó por las redes sociales. Reconocidos comunicadores colombianos como Pirry, con más de dos millones de seguidores, replicaron el mensaje. Otros como Néstor Pongutá, corresponsal de la W Radio en el Vaticano y autor del libro “Un tinto con el papa Francisco”, advirtieron rápidamente el engaño.

La Arquidiócesis de Bogotá pubicó un comunicado de prensa en el que asegura que el cardenal Rubén Salazar “no ha emitido ningún mensaje ni por Twitter ni por otro medio que contenga la afirmación de la supuesta muerte del Papa Emérito Benedicto XVI”. Por su parte, Ettore Balestrero, nuncio apostólico en Colombia, dijo a la AFP que el “papa Benedicto está en buena salud”.

La cuenta de Twitter @CardRGomez fue cerrada poco tiempo después de la polémica. Un último mensaje decía “Cuenta falsa creada por el periodista Tommasso Debenedetti”. La AFP no pudo verificar si efectivamente se trataba de un engaño del freelance italiano, conocido por haber publicado decenas de entrevistas inventadas a celebridades como Philip Roth, Mario Vargas Llosa, Noam Chomsky y el propio Joseph Ratzinger (nombre secular del papa Benedicto XVI), como él mismo lo reconoció al diario El País en junio de 2010.

No es la primera vez que una cuenta falsa, donde al final se revela como un invento de Debenedetti, difunde la supuesta muerte del pontífice alemán. En noviembre de 2017, una cuenta a nombre del cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima y primado del Perú, informó sobre la muerte del papa emérito y luego fue desmentida por el Arzobispado de Lima. 

En un artículo escrito para El Mundo de España, el italiano explica cómo se convirtió en un exitoso influenciador de las noticias falsas: “Yo, Tommaso Debenedetti, llegué a inventar 80 entrevistas en el transcurso de un juego periodístico y literario que duró más de 10 años (...)  Ahora me dedico a crear falsas cuentas de Facebook y Twitter de personalidades importantes sin otro propósito que el de descubrir, como diría Vargas Llosa, la verdad oculta de las mentiras.”

La ortografía del nombre de este conocido fabricante de falsas noticias varía entre Tommasso DebenedettiTomaso Debenedetti o incluso Tomaso De Benedetti

En febrero de este año, el nonagenario papa reconoció en una carta enviada al periódico italiano Corriere della Sera que se encuentra en “la última etapa” de su vida y que “en el lento declive de las fuerzas físicas” solo puede decir que  “interiormente” se encuentra “en peregrinación hacia Casa”. Desde que anunció su renuncia al pontificado a comienzos de 2013, vive retirado en el monasterio Mater Eclesiae, dentro del Vaticano.

Se ha especulado mucho sobre el estado de salud del papa emérito Benedicto XVI, sin embargo, a partir de las fuentes consultadas se puede decir a la fecha que la información divulgada respecto a su muerte es falsa.