Las imágenes de un aborto realizado con pinzas no representan una práctica legal en México

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones en redes sociales con ilustraciones que muestran detalladamente el supuesto proceso de un aborto han sido compartidas más de 6.700 veces desde el pasado 28 de septiembre, como una forma de criticar el reclamo por el aborto legal en México. Pero las imágenes, tomadas de una organización estadounidense, no representan los métodos recomendados ni los que se aplican en situaciones permitidas en México, según expertos sanitarios consultados.

El conjunto de ilustraciones, que circularon en páginas mexicanas, incluye descripciones de una supuesta intervención quirúrgica, que detallan, por ejemplo: “Se remueven las extremidades [del feto], junto con los intestinos, la espina dorsal”.

Las imágenes ganaron difusión entre usuarios mexicanos luego que una senadora del opositor Partido Acción Nacional las replicara con la frase “El trapo verde es muerte”, en referencia al pañuelo usado por el movimiento a favor del aborto legal. Su publicación ha sido compartida más de 6.700 veces en Facebook desde el 28 de septiembre, Día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro, cuando se celebraron marchas con este reclamo en varios países de América Latina, entre ellos México.

Ese día, en México, legisladoras de distintos partidos indicaron que trabajan en una iniciativa para despenalizar el aborto a nivel nacional.

Varios usuarios (1, 2, 3) retomaron el mensaje difundido por la senadora del PAN, dando a entender que así se realizaría un aborto en México si se aceptara la iniciativa.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 5 de octubre de 2020

Origen de las imágenes

Una búsqueda inversa en Google de las ilustraciones con la palabra “aborto” condujo a una página de la Red por la Vida y Familia que muestra un video en el que se encuentran las imágenes, titulado “Abortion Procedures” y la descripción: “Aborto quirúrgico en el segundo semestre”. En el sitio se afirma que reúnen instituciones chilenas “que conforman la Red por la Vida y la Familia y a las principales organizaciones y agencias provida del mundo”.

En el video aparece un presentador que se identifica como Anthony Levatino, “médico obstetra y ginecólogo” que practicó “más de 1.200 abortos”, y afirma que decidió dejar de realizarlos para adoptar un activismo a favor de la continuación de los embarazos. Actualmente, Levatino figura como miembro del consejo directivo de la Asociación Americana de médicos obstetras y ginecólogos provida.

Una nueva búsqueda con el nombre de “Anthony Levatino” y “Abortion Procedures” arrojó que la secuencia también aparece en este sitio web, que forma parte del proyecto Live Action, una organización contraria al aborto.

En la grabación, Levatino explica y muestra detalladamente un procedimiento abortivo que denomina “dilatación y evacuación” que se practica, dice, entre las semanas 13 y 24 de gestación.

Riesgos para la mujer

“En la Ciudad de México, no se realizan por ningún motivo estas prácticas ya que son inseguras”, sostuvo a AFP Factual la doctora Jounnet Gil Márquez, especialista en ginecología y obstetricia, y encargada de la Coordinación Operativa de Salud Sexual y Reproductiva de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, donde desde el 2007 es legal el aborto antes de las 12 semanas. La Secretaría de Salud regula y vigila la realización correcta y segura de las interrupciones voluntarias de embarazos, en el marco de las instituciones sanitarias públicas en la Ciudad de México.

Según la especialista, la técnica que se muestra en las imágenes se aplicaba en la década anterior a los ochenta, y se utilizaba “para la extracción de fetos muertos que no desarrollaban trabajo de parto de manera espontánea”. Pero era riesgoso para la madre y “en este tiempo es impensable un procedimiento como muestra el video”, dijo.

En la actualidad ha sido sustituida por el manejo farmacológico, añadió la doctora.

En la Ciudad de México los Lineamientos Generales de Organización y Operación de los Servicios de Salud para la Interrupción del Embarazo establecen las pautas que deben seguir las instituciones y el personal de salud.

Legislación en México

En México, dos entidades federativas, Oaxaca y Ciudad de México, han legislado a favor del aborto sin importar el motivo antes de las 12 semanas de gestación. Los otros 30 estados del país prohíben e incluso persiguen judicialmente la interrupción voluntaria del embarazo, excepto cuando ocurra por causales como violación, riesgo de salud para la madre o el feto, o condición socioeconómica.

En esos casos, cada estado legisla de manera independiente la posibilidad de realizar abortos y sus plazos.

Entre 2007 y el 30 de junio de este año, en Ciudad de México se realizaron  227.686 interrupciones de embarazos. El 98,7% de los abortos se realizaron antes de las 12 semanas; la mayoría, el 77,52%, ocurrió en la octava semana o antes, según los datos de la Secretaría de Salud estatal. De ese total de mujeres, 70.011 no residían en la capital del país.

Además, están los casos de abortos realizados por fuera de este marco legal. En la incidencia delictiva entre 2015 y agosto de 2020, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registró 3.406 casos de aborto reportados como delito en el país.

En México, el movimiento conocido como marea verde, expandido por toda América Latina, propone la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo a nivel nacional.

Según Brenda Rodríguez, vocera del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), organización que atiende la salud sexual reproductiva y milita por la despenalización del aborto, “en México todas las propuestas que existen en torno a la despenalización del aborto son justo tomando como referencia lo que está en la Ciudad de México, que son 12 semanas de gestación”.

Manifestación durante el Día de Acción Global por el acceso al aborto legal y seguro, el 28 de septiembre en Guadalajara, México

Rodríguez afirmó que los datos que se manejan en las publicaciones “son bastante cuestionables”, y que son “imágenes amarillistas, fuera de la realidad, no hay bebés descuartizados”. “Pero no corresponde ni con la normativa ni con lo que se está demandando” en las marchas, explicó.

Más de 12 semanas

“La imagen [de la publicación] es del segundo trimestre, de más de 12 semanas, más de tres meses de embarazo”, señaló Claudia Martínez, ginecóloga y asesora Clínica de Salud Reproductiva de Ipas México, una organización que también promueve el acceso al aborto seguro.

La ginecóloga explicó que, antes de las 12 semanas, el feto tiene un tamaño inferior a 30 milímetros y aún no tiene el desarrollo que muestran las imágenes. “No hay un desarrollo completo de las extremidades, de los órganos, de una cabeza como se presenta en esa imagen”, dijo.

Según Martínez, en México, cuando se practica un aborto dentro de las 12 semanas se utilizan dos tecnologías recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS): la aspiración endouterina y el uso de medicamentos, siendo la última la más usada. 

“No es un procedimiento invasivo, como se representa” en estas ilustraciones, añadió Martínez.

Pasadas las 12 semanas, en los casos en que se permiten excepciones en el plazo legal,  “se usan los medicamentos para hacer la evacuación de manera segura, pero no como se representa en esta imagen”.

Con ella coincidió Gil Márquez, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México. La doctora explicó que en los casos de interrupciones de embarazos avanzados se utilizan tratamientos farmacológicos que causan una reacción similar a la del “trabajo de aborto o parto”, según las semanas de gestación. El proceso se realiza en instalaciones médicas, detalló. 

En los lineamientos de Ciudad de México, mencionados antes, se establece que los procedimientos para la interrupción del embarazo son, preferentemente, el suministro de medicamentos o quirúrgicos, mediante la aspiración manual o eléctrica endouterina o “cualquier otro procedimiento médico quirúrgico”

Eso ocurre, indican los lineamientos, considerando las semanas de gestación, la salud de la gestante y el criterio del personal sanitario. El procedimiento incluye un documento expedido por la autoridad administrativa y su seguimiento, incluido el psicológico.

En resumen, las ilustraciones que muestran un supuesto aborto no corresponden a las interrupciones legales del embarazo que se realizan en México, ni a las propuestas de los grupos a favor del aborto legal y seguro en ese país.