La réplica de la Estatua de la Libertad no es una escultura, sino un fotomontaje de un artista sirio

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

La imagen de una réplica de la Estatua de la Libertad de Nueva York ha sido compartida en redes sociales más de 3.400 veces desde el 15 de mayo pasado, aunque circula desde 2017. Según los usuarios, fue construida por “un artista sirio” en Alepo “con los restos de su casa”. Pero la escultura no existió como tal en Siria, ya que se trata de un fotomontaje realizado por el sirio Tammam Azzam.

“Un artista sirio construyó esta réplica de la Estatua de la Libertad en Alepo con los restos de su casa, agregando el lema ′ ′ Aquí está la libertad que nos traen (Estados Unidos)”, dice la leyenda completa de la imagen, que circuló en 2017 y 2018, y se volvió muy viral en mayo de 2021.

La fotografía de la escultura, con afirmaciones similares, también circuló en portugués (1, 2), inglés y francés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 15 de junio de 2021

Sin embargo, no existe tal estatua, sino que se trata de un fotomontaje. El equipo de verificación de la AFP realizó una búsqueda inversa de la imagen y encontró artículos como este de la cadena Al Arabiya News de Dubái explicando la historia detrás de la escultura que, en realidad, es una obra digital.

El fotomontaje fue realizado en 2012 por el artista sirio Tammam Azzam, como él mismo confirmó a la AFP: “Forma parte de una serie de fotomontajes que hice en Dubái en 2012”, dijo. “Mi fotografía está siendo utilizada sin el contexto que yo le había dado. La intención era enfatizar la importancia de la libertad, por los sirios que perdieron sus vidas y sus hogares por la libertad”, detalló el artista.

Tammam Azzam publicó este trabajo en Facebook el 8 de septiembre de 2012, con la leyenda: “Estatua de la Libertad”, escrita en inglés.

El 24 de octubre de 2016, el artista actualizó la publicación después de que empezara a divulgarse la imagen sin el contexto y la leyenda original, para aclarar que se trataba de un fotomontaje.

Captura de pantalla de la historia de edición de una publicación en Facebook, realizada el 15 de junio de 2021

“Envié mensajes privados a las cuentas que estaban usando mi fotografía con leyendas totalmente diferentes, pero no respondieron ni actualizaron las entradas”, explicó a la AFP.

La guerra en Siria comenzó en 2011 con la represión, por parte del régimen de Damasco, de protestas a favor de la democracia, y provocó en diez años la muerte de casi medio millón de personas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), así como el exilio de millones de ciudadanos del país.

La intensidad de los combates disminuyó en 2020, principalmente debido a un alto el fuego en el noroeste del país que benefició a Idlib, el último bastión extremista y rebelde, además de la pandemia de coronavirus, que obligó a concentrar los esfuerzos para atajar los contagios.

A finales de mayo de 2021, Bashar al Asad fue reelegido presidente de Siria por un cuarto mandato, en una votación realizada en las zonas controladas por el régimen.

Traducción y adaptación
Rémi Banet