La denuncia de un posible fraude electoral informático no es de Uruguay, ni es actual

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Circula por redes sociales una publicación que denuncia que se puede producir un fraude en las elecciones generales uruguayas del 27 de octubre “adulterando los patrones de imágenes de las actas de escrutinio”. En realidad el mensaje data de febrero y se refería a las elecciones argentinas; en Uruguay habrá varios métodos de control de las actas.

“Posible fraude con la informatica.. las ceibalitas les fallaron ..pero ojo de esta manera pueden adulterar los escrutiños...a controlar (sic)”, dice el mensaje que denuncia un “posible fraude” en las elecciones de Uruguay, que circula desde el 16 de octubre pasado a través de WhatsApp y en Facebook, donde fue compartido más de 400 veces. En la publicación, sin embargo, se comparte un tuit referido a las elecciones en Argentina.

“El fraude no lo harán en el centro de cómputos del Correo sino adulterando los patrones de imágenes de actas de escrutinio de cada urna escaneadas en las escuelas. Se transmitirán a una ip enmascarada de un servidor secreto donde el soft cambiará cifras y retransmitirá al Correo”, afirma la imagen que se comparte en la publicación, que refiere a un tuit del usuario @GarbarzAriel. 

El tuit menciona las actas de escrutinio, sin embargo éstas quedan dentro de las urnas para que luego sean utilizadas por la Justicia Electoral para realizar el escrutinio definitivo. Lo que se envía al Correo Argentino de manera digitalizada son los telegramas que sirven para el escrutinio provisorio. El envío, realizado apenas terminada la elección, ofrece resultados preliminares, y está a cargo de la Dirección Nacional Electoral.

En Uruguay, el escrutinio es controlado por la Corte Electoral, no hay participación del Correo Uruguayo.

Captura tomada de Facebook el 22 de octubre de 2019

 ¿Quién escribió el tuit?

Al buscar en Twitter al usuario que publicó el texto, se accede al perfil de Ariel Garbarz, que se describe como ingeniero en electrónica y comunicaciones argentino, docente de Protección de las Comunicaciones en la Universidad Tecnológica Nacional de Concordia y del Posgrado de Gobernanza Política y Redes Sociales en la Universidad de Buenos Aires.

Al buscar algunas palabras clave como “fraude”, “cómputos”, “adulterando” y “patrones” junto a su nombre de usuario, se encuentra el tuit de Garbarz. La publicación no fue realizada en octubre de 2019, cuando se llevan a cabo elecciones presidenciales tanto en Uruguay como en Argentina, sino en febrero pasado.

El mensaje respondía a una consulta sobre un tuit en el que Garbarz criticaba la contratación por parte del Estado argentino de la empresa venezolana Smartmatic International Holding para que se hiciera cargo del software que transmite los datos de los circuitos de votación para la realización del escrutinio provisorio.

El mensaje fue publicado antes de las primarias celebradas el 11 de agosto en Argentina.

El pasado 29 de junio, otro tuit de Garbarz, también vinculado a las elecciones argentinas y a un posible fraude electoral, fue verificado por el proyecto colaborativo Reverso.

En el caso de Uruguay, todo lo relacionado con el control digital de los votos está a cargo de organismos públicos. El ministro de la Corte Electoral de ese país, Arturo Silvera, explicó a AFP Factual que el acta de escrutinio de cada circuito se enviará por una tableta para que la Corte realice el escrutinio primario. Los dispositivos son proporcionados por el Plan Ceibal, el software y la coordinación recaen en la unidad de consultoría Conex, que pertenece a la empresa estatal UTE, mientras que la evaluación, control y seguimiento del software están a cargo del Centro de Evaluación de Software de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República. El Correo Uruguayo no tiene participación en los comicios.

¿Cómo funciona el escrutinio en Uruguay?

El pasado 5 de septiembre, la Corte Electoral uruguaya aprobó el reglamento para las elecciones generales. En el capítulo 12 se explica el funcionamiento del proceso de escrutinio.

Una delegada inscribe votos durante las elecciones primarias en Montevideo, el 30 de junio de 2019

De acuerdo a esta normativa, los votos serán registrados en las tabletas, pero también en un acta labrada manuscrita, y ambos deberán ser cotejados antes de enviarse los resultados de la mesa de votación. Además, se harán copias del acta del escrutinio del circuito y se entregarán a los delegados de los partidos, que podrán estar presentes durante el conteo de los votos y tomar fotos.

El ministro Silvera dijo a AFP Factual que, de este modo, habrá varias formas de controlar que los datos que se envíen a la Corte Electoral sean los reales: “Los partidos políticos podrán controlar a través de la copia del acta de escrutinio primario en papel que les haya sido otorgada, con la fotografía que hayan tomado del acta de escrutinio, con la copia del acta escaneada y publicada por la Corte Electoral, así como comparar y controlar el reporte de resultados transmitidos electrónicamente desde el circuito correspondiente”. Y explicó que luego “los centros de cómputos de los partidos políticos podrán sumar los resultados del escrutinio primario en cada circuito y verificar que coincida con el resultado general del escrutinio primario que publique la Corte Electoral”.

En conclusión, la publicación que denuncia un “posible fraude” a través de los sistemas informáticos en las elecciones de Uruguay no corresponde a este país, ni es actual.