Juan Grabois sí almorzó con personal de la embajada argentina en Bolivia, pero no en el restaurante "más caro y exclusivo"

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una imagen de Juan Grabois almorzando en La Paz junto a un grupo de personas circula desde el pasado 29 de noviembre en redes sociales asegurando que el dirigente social argentino comió en “Gustu, el restaurante más exclusivo y caro de Bolivia”. Sin embargo, Grabois no almorzó en ese local.  

“Mientras vos cargás la Sube con -$38, Juan Grabois está comiendo en Gustu, el restaurante más exclusivo y caro de Bolivia, cuyo almuerzo no baja de 5 mil Pesos Argentinos. Después te habla de emergencia alimentaria. Aplaudan mientras se les llena la heladera”, dice la publicación, compartida más de 27.000 veces en Facebook y que tuvo casi 5.000 retuits en Twitter.

La desinformación circuló también entre los usuarios de WhatsApp que lo enviaron al número de Reverso, alianza a la que pertenece AFP Factual, para que sea verificada. 

Captura de pantalla del 3 de diciembre de 2019 de una publicación en Twitter

¿Dónde almorzó Grabois?

“Toda la comitiva se alojó y comió siempre en El Alto (ciudad boliviana colindante con La Paz). La única vez que Juan Grabois comió en otro lado fue porque lo invitaron desde la embajada y fueron a un restaurante”, dijo a Reverso el equipo de prensa de Grabois, dirigente de la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

“Hubo una reunión que fue en la embajada (en La Paz) con el embajador, Normando Miguel Álvarez García, y el jefe de Cancillería, Diego Alonso Garcés. Luego, Alonso Garcés los invitó a almorzar a una cuadra de la embajada: estaban Grabois y (el abogado penalista) Roberto Carles. El propósito fue conversar sobre la situación de Bolivia y el rol del Estado argentino”, indicaron. 

Reverso realizó una búsqueda manual en Google Maps de todos los restaurantes cercanos a la Embajada argentina en Bolivia y, a partir de las fotos de Google, encontró el lugar donde comieron.

Captura de pantalla del 2 de diciembre de 2019 de la búsqueda de “Ludo” en Google Maps

El restaurante se llama “Ludo” y en las fotos del lugar se puede ver el cuadro amarillo que aparece en las imágenes virales, así como las sillas con almohadón verde.

Montaje para comparar la foto del lugar en Google Maps (izquierda) con la foto viral

Reverso se comunicó con el embajador Normando Miguel Álvarez García, quien confirmó que la imagen efectivamente fue tomada en “Ludo”, según éste “nada caro”, durante un almuerzo con miembros de la delegación diplomática y luego de una reunión que éste mantuvo Grabois sobre el rol de la embajada en la crisis que atraviesa Bolivia.

Gustu versus Ludo

Por otro lado, el restaurante “Gustu”, que se define como de “alta cocina”, publicó un comunicado en Facebook para desmentir la desinformación: “Denunciamos públicamente esta publicación tendenciosa que presenta fotos de otro lugar y un menú que no corresponde al menú de almuerzo que ofrece nuestro establecimiento”. 

Captura de pantalla del 2 de diciembre de 2019 del comunicado de “Gustu” en su página de Facebook

La publicación viral también afirma que “Gustu” es un lugar “cuyo almuerzo no baja de 5 mil Pesos Argentinos”. Según informó el restaurante en Facebook, un menú completo sí sale alrededor de 580 bolivianos (o sea, 5.000 pesos argentinos, unos 84 dólares al cambio).  

En cambio el lugar donde comió Grabois es más económico que “Gustu”. Reverso se comunicó con “Ludo”, donde sostuvieron que los precios oscilan entre 80 bolivianos (700 pesos o 11,5 dólares) y 120 bolivianos (1.000 pesos o 17 dólares) por persona. Una imagen de la carta publicada en 2018 en la página web TripAdvisor confirma estos precios.

Por último, el equipo de prensa de Grabois aseguró que el restaurante “no era un lugar lujoso, sino que el plato salió aproximadamente 70 bolivianos por persona”. 

¿Por qué viajó Grabois a Bolivia?

La Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo Boliviano, compuesta por referentes de organizaciones sociales y derechos humanos, entre ellos Grabois, arribó el 28 de noviembre pasado a Bolivia. El objetivo del viaje era verificar y difundir información sobre lo que está ocurriendo en el país tras la salida de Evo Morales del poder.

El grupo retornó a Argentina el 2 de diciembre y publicó en Twitter una “declaración preliminar sobre la situación en Bolivia”

En el informe declaró, entre otros puntos, que la delegación “logró constatar situaciones de tortura en espacios públicos y dependencias estatales”. “Asimismo, constatamos diversos casos de violaciones y abusos sexuales graves propiciados por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad”, apunta el documento.

En conclusión, la foto de la publicación viral no muestra a Grabois en el restaurante de “alta cocina” “Gustu” en La Paz. El dirigente social argentino, que se encontraba en Bolivia para informarse sobre la situación en el país, asistió a un almuerzo con miembros de la Embajada argentina en otro lugar.

Esta verificación fue realizada por el proyecto colaborativo Reverso. Participaron periodistas de Chequeado y AFP.