Personal sanitario prepara una inyección de la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el covid-19, el 13 de agosto de 2021 en Joinville, Brasil ( AFP / Carlos Junior)

Estudio sobre el efecto de las vacunas ante la variante ómicron no muestra su “eficacia negativa”

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que advierten que la eficacia de las vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna es “negativa” luego de tres meses de su aplicación, citando como fuente una investigación realizada en Dinamarca, han sido compartidas más de 500 veces en redes sociales desde el 24 de diciembre de 2021. Pero las entradas son engañosas: el artículo, que no ha sido revisado por pares, advierte que sus resultados pueden ser producto de la rápida propagación de la variante ómicron y reitera la necesidad de dosis de refuerzo. Expertos consultados por la AFP coincidieron en que no es posible que una vacuna aumente las posibilidades de que una persona se infecte.

“Estudio danés. Eficacia nula en infección tras 1 mes desde la vacunación Y NEGATIVA (-76,5% PF, -39,3% MOD) en vax [vacunados] desde hace entre 3-5 meses. Por el motivo que sea, tras 3 meses desde la inoculación, los vax se están contagiando mucho más que los no vax”, dice un tuit (1), cuyo contenido también circula en Facebook (1, 2, 3).

El contenido también se ha replicado en portugués (1) e inglés, gracias a un tuit de Ezra Levant, del sitio Rebel News.

Captura de pantalla de un tuit tomada el 29 de diciembre de 2021

Las entradas están acompañadas por la captura de pantalla de los resultados de un estudio científico realizado en Dinamarca, que analizó la efectividad de las vacunas contra el covid-19 de los laboratorios Pfizer y Moderna, específicamente contra las variantes ómicron y delta.

El artículo afirma que proporciona “evidencia de protección contra la infección con la variante ómicron después de la serie de vacunación primaria” y concluye que la efectividad de los inmunizantes evaluados es menor contra ómicron que con delta y que disminuye rápidamente después de unos meses, pero que se restablece después de una dosis de refuerzo.

El texto está disponible en MedRxiv, un repositorio de artículos y estudios preprint (prepublicación), lo que significa que aún no han sido revisados por otros científicos. La propia investigación alerta sobre este hecho y destaca que por ello “no debe utilizarse para orientar la práctica clínica”.

¿Qué dice el estudio?

Paulo Petry, doctor en Epidemiología de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFGRS), dijo al equipo de verificación de la AFP que “un estudio en la fase de preprint no se puede utilizar para orientar ninguna acción de salud pública porque aún no ha sido revisado por pares”. Además, como aún no ha sido revisado, “podría, por ejemplo, denegarse su publicación”.

Palle Valentiner-Branth, miembro del departamento de epidemiología y prevención de enfermedades infecciosas del Serum Institute en Dinamarca y coautor del estudio, explicó a la AFP que cualquier interpretación de que la investigación sea evidencia de que las vacunas no protegen contra el virus está equivocada.

El estudio "proporciona evidencia de protección contra la infección con la variante ómicron después de completar la vacunación primaria" con los inmunizadores Pfizer y Moderna, añadió.

En eso coincide Alexandre Naime, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad Estatal de Sao Paulo (Unesp), quien destacó:

Mellanie Fontes-Dutra, biomédica investigadora de la UFRGS y promotora científica de la Red de Análisis COVID-19, hizo una valoración similar: “Están mostrando [en el estudio] cuánto cae lo que se observaba para la variante A [delta] en relación con lo visto hoy para la variante B [ómicron]. Fontes-Dutra explicó que la conclusión de las publicaciones viralizadas es diferente a lo que presenta el artículo científico.

Eduardo Silveira, inmunólogo y profesor de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Sao Paulo (USP), también dijo a la AFP que, contrariamente a lo que afirman las entradas compartidas en redes sociales, el estudio no muestra una pérdida de inmunidad, “ni siquiera en un contexto celular y tampoco en un contexto humoral (anticuerpos)”.

Captura de pantalla del estudio publicado en MedRxiv tomada el 27 de diciembre de 2021

Las publicaciones viralizadas afirman que las vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna tienen una “eficacia negativa” luego de 90 días de aplicadas, citando una tabla del artículo científico que, para la variante ómicron, contiene las cifras -76,5% y -39,3%, respectivamente.

El propio estudio aclara que “esto fue probablemente el resultado de la rápida propagación de ómicron”, que provocó “muchas infecciones entre los jóvenes vacunados”.

Valentiner Branth, uno de sus autores, confirmó que la cifra es el resultado de un “sesgo en la comparación entre las poblaciones vacunadas y no vacunadas”. Según él, “estos sesgos son bastante comunes al estimar la efectividad de la vacuna en estudios observacionales basados en datos poblacionales”.

“Esto es lo que se está discutiendo y explica la estimación negativa: el grado de exposición de vacunados y no vacunados que provoca este valor subestimado. Puede ser consecuencia de la alta propagación de ómicron, provocando infecciones en los jóvenes vacunados (que tienen mayor movilidad)”, coincidió Fontes-Dutra.

La especialista en biomedicina agregó: “Esta es la cuestión: ya sabíamos por otros estudios que la efectividad con dos dosis contra la infección por ómicron baja. Sin embargo, la efectividad contra las hospitalizaciones es de al menos el 70% con dos dosis de Pfizer. En otras palabras, estas personas están protegidas contra la enfermedad”.

El coautor del estudio danés concluyó:


Vacunas y la variante ómicron

Al momento de la publicación de esta nota todavía se estaba analizando la eficacia de las vacunas disponibles contra la variante ómicron del SARS-CoV-2. Sin embargo, el 17 de diciembre de 2021, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) destacó que, si bien la información aún es limitada, “la OMS informa que, hasta el momento, parece que las vacunas disponibles actualmente ofrecen una protección significativa contra contagios y muertes”.

“También es importante estar vacunado para protegerse frente a otras variantes que circulan ampliamente, como la delta”, destaca el texto.

Los datos de Our World in Data, a diciembre de 2021, muestran una gran diferencia en las tasas de mortalidad de personas no vacunadas y vacunadas, por ejemplo, en Suiza y Chile.

 

 

El 20 de diciembre de 2021, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informaron que “se espera que las vacunas actuales protejan contra casos graves, hospitalizaciones y muertes causadas por la variante ómicron. Sin embargo, es probable que se produzcan infecciones en personas que estén completamente vacunadas".

*Esta verificación se realizó con base en información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de la publicación.

COVID-19 VACUNAS