Estas fotografías muestran a dos especies de hormigas comunes en Colombia

Un artículo compartido más de 3.000 veces en Facebook desde el 18 de mayo pasado asegura que ejemplares de la afamada “avispa asesina” fueron encontrados en dos poblaciones colombianas. Pero en realidad los animales señalados son dos tipos de hormigas que habitualmente aparecen en esa época del año en Colombia. 

¡MUCHA ATENCIÓN! #CÓRDOBA #LOÚLTIMO ¡COMUNIDAD ATEMORIZADA DICE: ¿LLEGARON LOS AVISPONES ASESINOS?”, dice la publicación en Facebook de un portal de noticias que enlaza al artículo publicado el mismo 18 de mayo. 

Muy preocupados están los habitantes de Cereté y Montería [poblaciones del departamento de Córdoba], por la aparición de gigantescas avispas que ponen en peligro a la comunidad”, dice la nota.

Ya llegaron a colombia no lo puedp creer [sic]”, dice un usuario en los comentarios. Otros, desconfiados de la información, afirman que en realidad se trata de una hormiga conocida popularmente como “culona”, utilizada con fines culinarios en Colombia: “Son hormigas culonas, que para esta época del año aparecen en la región. Ojo no generen pánico [sic]”.

Captura de pantalla de la publicación viral en Facebook tomada el 27 de mayo de 2020

Búsquedas inversas en Google de la fotografía que aparece en la parte izquierda de la portada y de las dos del cuerpo del artículo no arrojaron resultados diferentes al de la publicación viral. La de la derecha es una foto genérica de una abeja del banco de imágenes de pixabay.

Dos especies de hormigas

Siguiendo la pista de los comentarios de usuarios en Facebook, AFP Factual se contactó con expertos en el estudio de insectos que identificaron a los animales presentados en el artículo. 

Jorge Ari Noriega, entomólogo miembro de la Sociedad Colombiana de Entomología (SOCOLEN) e investigador de la Universidad de Los Andes, confirmó que los animales que se ven en la fotografía de la parte izquierda de la portada son hormigas culonas. 

Son hormigas, son Atta Laevigata, las famosas hormigas culonas”, aseguró. Y agregó que por su parecido físico pueden ser confundidas con las avispas. “Esta hormiga es particularmente grande, es un bicho de tamaño grande y son muy abundantes, normalmente salen en lo que se conoce como una agregación de individuos y pueden generar pánico y [...] miedo”.

Noriega agregó que en la SOCOLEN no tienen registro oficial de la llegada de los avispones asesinos a Colombia. 

De lo que nos han contado, de la red que manejamos y de los contactos que trabajan con el tema, hasta el momento no hay conocimiento de que alguien lo haya registrado”, sentenció.  

Andrés Ricardo Santamaría Bueno, investigador de ese tipo de hormigas y autor de artículos académicos (1, 2) sobre la especie, coincidió con Noriega. “Parecieran ser machos de Atta, el género al que pertenecen las hormigas culonas”. 

Sobre las dos fotografías del cuerpo del texto, Santamaría dijo que “hay otro género que las llaman hormigas arrieras menores”, científicamente denominadas como Acromyrmex. “Yo creo que son reinas de hormiga arriera”. 

Temporada de lluvias

La fecha de publicación del contenido viral (18 de mayo) coincide con la época del año en la que se acentúan las lluvias en Colombia, periodo en el que este tipo de hormigas sale de sus nidos para reproducirse. 

En la tribu Attini, [a la que pertenecen] el género Atta y el género Acromyrmex, su ciclo reproductivo coincide con las lluvias [...] salen con las primeras lluvias de abril o mayo, quiere decir que las reinas están muy atentas al momento de las primeras lluvias y ahí es donde salen al vuelo nupcial, los machos las fecundan”, agregó Santamaría.  

Y añadió que hay dos tipos de hormiga Atta que suelen aparecer muertas en el suelo luego del vuelo reproductivo, como se ve en las imágenes de la publicación viral. 

“Esos machos caen al suelo: si ya copularon, mueren. Y si no han copulado empiezan a caminar y al rato también mueren. Muchas reinas caen también sin haber sido copuladas”, aseguró el experto. 

Las hormigas culonas tostadas y saladas son un plato típico de la región colombiana de los santanderes, en el noreste del país y, de acuerdo con Santamaría, también se suelen consumir en los llanos colombianos, Venezuela y México, donde son capturadas en la misma época del año. 

Las “avispas asesinas” 

De acuerdo con el texto del portal, “sobre este nuevo fenómeno se dice que es insecto de color naranja que ostenta el récord de ser la avispa más grande del mundo con una longitud de 5 cm y una envergadura total de 7,5 cm’”.

Conocida como la “avispa asesina”, la Vespa mandarinia es un insecto originario de Asia Oriental y Japón. En las últimas semanas fue noticia por la aparición de ejemplares en Estados Unidos, información que generó temor entre las personas dado su tamaño y el poderío de su veneno. 

El Centro Nacional de Información sobre Especies Invasoras de Estados Unidos (dependiente del Departamento de Agricultura) indicó que la primera vez que se detectó la presencia del insecto en ese país fue en 2019. Además, describió su impacto como “plaga de avispas melíferas que pueden causar la pérdida completa de colonias” de abejas, una de sus principales víctimas.

La entidad también explica mediante una ficha técnica que esta es la especie de avispón más grande del mundo y el tamaño de un adulto puede oscilar entre los 2,5 y 4 centímetros de longitud. Solo las reinas pueden llegar a los 4,5 cm. 

El color del avispón varía [...] en tonalidades oscuras de marrón, amarillo y rojo, llevando los primeros taxonomistas a dividir la especie en numerosas subespecies”, explica el centro.

De acuerdo con el investigador Noriega, es muy fácil que se confunda a las hormigas culonas con una abeja o avispa. “Es un bicho relativamente grande, las hormigas culonas están alrededor de 3-4 centímetros, tienen una morfología muy parecida a la de una avispa”, explicó.

Sin embargo, “la coloración es un poco diferente, no es tan parecida porque normalmente son de un solo color: normalmente rojizo” o caramelo. “No tienen esas mandíbulas tan grandes y son completamente inofensivas”, añadió el experto. 

Por su parte, la hormiga arriera es de tonalidad parda y solo las reinas tienen alas. 

Las fotografías de la Vespa mandarinia presentadas por el Centro Nacional de Información sobre Especies Invasoras de Estados Unidos no coinciden con ninguna de las dos especies identificadas por los expertos. 

Capturas de pantalla de las fotos incluidas en el artículo de la publicación viral (izquierda y centro) y de la Vespa mandarinia del Centro Nacional de Información sobre Especies Invasoras de Estados Unidos (derecha)

Ese mismo centro dice que la Vespa mandarinia tiene una “picadura poderosa, lo cual es un peligro para la salud humana”.

Sobre esta especie, Mariella Neira, experta en apicultura de la Universidad de Chile, explicó a AFP Factual que estos animales son controladores biológicos que permiten equilibrar ciertos ecosistemas mediante la aniquilación de “insectos como escarabajos, mariposas, larvas de mariposas y de moscas”.

El problema es que están llegando a lugares donde no existen controladores biológicos, es decir un enemigo natural”, apuntó. Y añadió que su veneno es “tan potente que podría matar a una persona”.

En suma, el artículo compartido en Facebook que supuestamente muestra ejemplares de la “avispa asesina” en Colombia contiene información falsa. En realidad se trata de dos tipos de hormigas que suelen aparecer en esa época del año para reproducirse.