Estas fosas comunes no fueron construidas en Ecuador para víctimas del nuevo coronavirus, sino en México en 2018

Una foto en la que se ve a un grupo de trabajadores forenses abriendo varias fosas en un campo abierto circula desde el 28 de marzo pasado y ha sido compartida al menos 4.100 veces en redes sociales asegurando que se cavan en Guayaquil para las víctimas del nuevo coronavirus en Ecuador. Pero la foto en realidad muestra una inhumación realizada en 2018 de 112 cuerpos no reclamados por sus familiares en Chihuahua, México.

“En fosas comunes son sepultados fallecidos por el coronavirus en Ecuador para La realidad, mientras las corporaciones mediaticas no informan de esto. El holocausto NAZI está en pleno apogeo en #ECUADOR  @Lenin dictador @Almagro_OEA2015 que lo sepa el mundo (sic) @MashiRafael”, dice una de las publicaciones con la foto.

Mensajes similares circulan en Twitter, uno de ellos indicando que ocurre en Guayaquil (oeste), y también ha sido publicado en Facebook (1, 2, 3).

Búsquedas inversas en los motores de Google y Yandex mostraron entre sus resultados varios registros de medios de comunicación sobre que el 8 de octubre de 2018 el Servicio Médico Forense de México sepultó 112 cuerpos que “no fueron reclamados por familiares durante los años 2017 y 2018” en el panteón municipal de San Rafael, el más grande de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua (norte).  

Un comunicado de prensa de la Fiscalía de Chihuahua de ese día indica que esa actividad formaba “parte del programa permanente de inhumaciones”. De acuerdo con las autoridades, “las causas de muerte correspondían a 61 por fallecimiento natural, como puede ser en hospitales o vía pública; 27 fetos; 11 por homicidio en diversas modalidades, 9 accidentales, 3 traumatismo no especificado y un suicidio”.

La AFP también reportó sobre las inhumaciones, que se hicieron sin exequias y con un código de identificación junto al ataúd hecho de madera bajo la vigilancia de expertos en criminalística y peritos forenses enfundados en trajes blancos, guantes y cubre-bocas.

Combinación de imágenes realizada el 1 de abril de 2020 de una de las fotos que circula en Facebook (izquierda) y una foto de AFP de la inhumación de 112 cadáveres en Ciudad Juárez tomada el 8 de octubre de 2018

Chihuahua, como muchos estados de México, es territorio disputado por violentos carteles de droga. Desde que en 2006 el entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) lanzara una ofensiva militar contra el narcotráfico, México ha registrado cerca de 275.000 asesinatos. Hasta el 31 de diciembre pasado, el número de desaparecidos en ese tiempo superaba 61.000 personas.

Coronavirus en Ecuador

Ecuador es uno de los países más afectados por la pandemia en la región. Al 1 de abril acumula más de 2.700 contagiados y más de 90 fallecidos.

Las autoridades de ese país, de 17,5 millones de habitantes, declararon el 16 de marzo el estado de excepción, la emergencia sanitaria, y un toque de queda de 15 horas diarias.

Ese día también se ordenó la restricción vehicular, el cierre de fronteras y la militarización de la provincia de Guayas (suroeste), la más golpeada por el nuevo coronavirus. Guayaquil es la capital de esa provincia.

De su lado, la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de Ecuador desmintió varias imágenes que circulan referidas a la situación sanitaria actual, entre ellas, la que circuló en las publicaciones virales.

Existen  versiones en la prensa sobre la construcción de una fosa común. Sin embargo, en entrevista con la AFP el 2 de abril, Gabriel Arroba, secretario General de Comunicación de la Presidencia de Ecuador, descartó que se haya considerado esa alternativa.  

“Lo que se hizo es un camposanto, o sea, un cementerio. Se ha conseguido con cementerios privados terrenos que ellos tenían destinados para expansión en el futuro. Ahí el Gobierno ha tomado el control y está haciendo cementerios con nichos para las cremaciones o tumbas unipersonales. No existen fosas comunes”, indicó Arroba.

El secretario explicó que serían tres o cuatro los cementerios donde se harían los nichos, aunque no indicó cuáles serían.

Sobre la situación en Guayaquil, Arroba afirmó que la situación en esa ciudad es distinta a la del resto de Ecuador por la gran cantidad de personas que había salido de vacaciones a otros países y regresó sin cumplir el aislamiento.

“Vino gran cantidad de personas con el virus y esa es una de las razones por las que en Guayaquil [la enfermedad NDLR] crece más. La otra es porque no cumplieron con la cuarentena”, afirmó.

También explicó por qué las funerarias no están operando con normalidad.

“El hecho de Guayaquil tenga muchos casos ha hecho que muchas instituciones empresas y todo estén con personal contagiado o en cuarentena por haber tenido contacto con algún contagiado. Eso le está pasando a las funerarias: o están operando al 30% de su capacidad o están cerradas. Entonces, cuando hay un fallecido por cualquier causa, no solo coronavirus sino cualquier causa, llaman a la funeraria y no puede prestar el servicio. El servicio de las funerarias ha colapsado”, explicó.

En conclusión, no es cierto que la foto en la que se ve a trabajadores forenses en un campo abierto muestre fosas comunes en Guayaquil para las víctimas del nuevo coronavirus. La imagen fue tomada durante una inhumación realizada en octubre de 2018 en Chihuahua, México.

« EDIT 02/04: Actualiza con declaración del Secretario General de Comuniocación de la 
Presidencia de Ecuador sobre la disposición de cementerios y la situación en Guayaquil
 en el párrafo 13»