Esta policía no fue golpeada por feministas, quedó afectada por químicos durante una marcha en México

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Después de la marcha a favor del aborto legal el 28 de septiembre pasado en Ciudad de México, y que derivó en enfrentamientos entre policía y manifestantes, empezó a circular una fotografía de una agente con los ojos enrojecidos. Fue compartida más de 11.000 veces con mensajes que aseguran que la policía fue “pateada, apaleada y escupida” en la protesta por mujeres.  Sin embargo, la protagonista dijo a AFP Factual que sus ojos estaban irritados debido a los químicos arrojados durante los incidentes, y descartó haber sido atacada de la forma en que afirman las publicaciones.

“El rostro de la mujer que fue pateada, apaleada y escupida por feministas de la marcha de #Feministas”, dice una de las publicaciones en Facebook que muestra la fotografía de una policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México con los ojos llorosos, durante la marcha que se realizó en la capital mexicana en el marco del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro. “Totalmente reprobable el ataque del grupo anarquitas de feministas a las mujeres policías de las CDXM”, añade.

La imagen circuló en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3) con afirmaciones similares. Incluso una responsable de comunicación del Estado la compartió en sus cuentas en redes sociales (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Twitter, realizada el 1 de octubre de 2020

Un medio mexicano también difundió la fotografía con el mensaje (1). Aunque el tuit fue borrado, varios usuarios hicieron capturas de pantalla del mismo, algunos incluyendo la respuesta de Kena Uribe, reportera de Telediario, quien se identificó como la autora de la fotografía y denunció que eso no era lo que había ocurrido (1, 2).

La periodista dijo a AFP Factual que la imagen de la policía, parte del Grupo Atenea de la SSC capitalina, fue tomada de su cuenta en Twitter. “Fue desconcertante ver que toman la fotografía, la empiezan a usar con fines políticos, fue el momento en que yo levanté la voz”, expresó, en relación a su respuesta.

Uribe relató que, momentos antes de tomar la fotografía, una mujer contaba frente a las policías que sufrió una violación en su escuela, y que protestaba para exigir por los derechos de las mujeres, incluyendo las policías. 

“Nos acababan de echar gas, a mí me tocó también, fue desesperante, porque entre las mismas jóvenes nos estábamos echando agua para que se nos bajara un poco el ardor”, relató, aunque no pudo asegurar qué fue lo que provocó las lágrimas de la agente. 

“Yo no te puedo decir que [la policía] estaba llorando por la historia, yo no te puedo decir que era por el gas. Pero el gesto, la foto dice más de mil palabras, porque ese mismo rostro lo tenía yo”, declaró.

“En ese momento me pongo frente a la policía con mi celular, tomo la fotografía, ella solo se me queda viendo y baja el casco. A la chava [mujer joven] también la retiran, fue el momento en que subí la fotografía”, relató.

A la pregunta de si vio una agresión directa contra la policía, la periodista respondió que ella no vio que eso ocurriera, pero señaló que tanto las manifestantes como las policías recibieron golpes. “Dicen que esa era la policía que acababa de ser pateada, a mí no me consta. Esta foto yo la tomé en otro contexto, las jóvenes estaban viendo qué iba a proceder, acababan de rociar gas en la vanguardia”.

La mujer policía

AFP Factual contactó a la SSC de la Ciudad de México, que ofreció una entrevista con Érika [solicitó proteger sus apellidos], policía segundo de la corporación, quien confirmó que es quien aparece en la fotografía tomada por Kena Uribe.

La agente rechazó haber sufrido las agresiones que mencionan las publicaciones y aclaró:

“En ese momento era el ambiente que estábamos viviendo, nos estaban arrojando diferentes artefactos, las bombas molotov, cosas que ellas estaban mezclando, eran diferentes químicos y cuando los aventaron [tiraron] fue la reacción que tuve en mis ojos, fue el hecho de por qué estaban mis ojos así, más que nada”.

Fue el efecto de tantas cosas que nos estaban aventando”, añadió.

Cientos de mujeres marcharon el 28 de septiembre para exigir el aborto legal en México, ya que actualmente solo es permitido en Ciudad de México y en el estado de Oaxaca. Durante la marcha se registraron choques entre las manifestantes - quienes hicieron pintadas y destrozos en el mobiliario público y monumentos - y la policía, que respondió con gas pimienta.

En conclusión, la policía con los ojos llorosos, cuya fotografía circula en redes sociales, no fue golpeada por manifestantes en la marcha a favor del aborto legal del 28 de septiembre en México, sino que resultó afectada por los gases arrojados en medio de los incidentes de ese día.

AFP México