Es falso que el agua con gas, el coco, el pepino o el champú afecten la salud durante la menstruación

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 250.000 veces en redes sociales desde mediados de 2018 aseguran que las mujeres pueden perder la fertilidad, desarrollar cáncer y sufrir graves dolores de cabeza si consumen agua con gas, agua helada, coco, pepino, o si lavan su pelo con champú durante la menstruación. Sin embargo, ninguna de esas recomendaciones tiene sustento, como confirmaron varias especialistas consultadas.

“#ATENCION_MUJERES TOMAR MUCHO CUIDADO” advierte un texto compartido en Facebook (1, 2, 3) que enumera distintos alimentos que las mujeres no deberían consumir durante la menstruación, o actividades que no deberían realizar, ya que afectarían su salud.

De acuerdo con las publicaciones, aplicar champú en la cabeza durante la menstruación puede desencadenar “un peligroso” dolor de cabeza. Tampoco se debe consumir pepino, ya que “puede causar esterilidad” y hay que evitar golpes abdominales o beber agua helada, porque podrían llevar a un cáncer uterino.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 2 de junio de 2021

Publicaciones similares también han sido compartidas en inglés (1, 2), francés (1, 2), portugués (1, 2) e indonesio (1, 2), idioma en que se encuentra la entrada más antigua, de mayo de 2013.

Las publicaciones citan al “Indonesian Cancer Extension Institute” como fuente de la información. AFP Factual encontró en Facebook dos páginas en indonesio con ese nombre, cuyas últimas publicaciones datan de noviembre de 2015 y junio de 2017. Sin embargo, no hay rastro de que esas cuentas publicaran las recomendaciones virales.

Ideas equivocadas

“Ninguno de esos consejos es válido, ni sirve ni tiene asidero científico”, dijo a AFP Factual la médica ginecológica y legista Silvina Kiss, quien integra el Cuerpo Médico Forense de la Argentina.

Con ella coincidió la ginecóloga y obstetra francesa Odile Bagot, autora del libro “Vagin & Cie, on vous dit tout!” (Vagina y compañía, les decimos todo): “No hay ningún estudio que confirme nada de lo que se dice en la publicación”.

Kiss recordó un mito similar al de las publicaciones virales: “Hace unos 40 años se decía que no tenías que bañarte porque se ‘cortaba’ la menstruación. Si fuese así de fácil, para tratar una hemorragia o cuando la menstruación es muy abundante, en lugar de recetar hormonas recetaríamos un baño”.

¿Evitar beber agua helada o con gas?

Sin especificar cuáles serían los supuestos efectos que conlleva, la publicación viral insta a no consumir agua helada o gasificada durante la menstruación.

"El agua fría o con gas nunca ha tenido ningún efecto en el cuerpo y menos aún en el sistema genital", señaló Bagot. 

Con ella coincidió la ginecóloga Anaïs Reyes Navarro, integrante de Doctoralia, una plataforma internacional de médicos especialistas: “No tiene que ver una cosa con la otra. El ingerir o no agua helada o con gas no altera el ciclo hormonal ni predispone a alguna causa de enfermedad referente al sistema reproductivo femenino”, dijo a la AFP. 

Evitar el champú

De acuerdo con las recomendaciones virales, el champú puede generar peligrosos dolores de cabeza, ya que “los poros de la cabeza están abiertos durante la menstruación”.

Los "dolores de cabeza catameniales [o menstruales, NDLR] sí existen, pero están vinculados a la caída repentina de estrógenos. No tiene absolutamente nada que ver con los ‘poros de la cabeza’", comentó Bagot.

De acuerdo con Reyes Navarro, el dolor de cabeza durante la menstruación se asocia al llamado síndrome premenstrual: “Un conjunto de síntomas que se presentan durante la menstruación asociados a la variación en los niveles de hormonas”. Además del dolor de cabeza, en algunos casos hay sensibilidad en los senos, cambio de humor y cólicos.

“Sangre acumulada en la pared uterina”

La idea de que la “sangre” menstrual podría quedar “bloqueada” o “acumularse” en la pared uterina "corresponde a una fantasía sobre el mecanismo de la menstruación", detalló Bagot.

“El período menstrual es la caída del endometrio, esa alfombra que recubre el interior del útero. Se engrosa durante el ciclo hasta llegar a un grosor que no alcanza el centímetro y, si no hay embarazo, se desprende”, especificó.

“La función del endometrio es prepararse cada mes para anidar el embrión del embarazo”, dijo a la AFP la ginecóloga Kiss. “En la segunda mitad del ciclo las células del endometrio se engrosan. Si no hay embarazo, el organismo descarta el tejido, se descama, y eso da lugar a la menstruación. No es que se ‘acumula sangre’ que luego cae”.

La especialista descartó que el pepino o el hielo tuvieran algún tipo de incidencia o consecuencia en el proceso, como sugiere la publicación viral. 

Impacto de objetos duros

De acuerdo con las entradas en Facebook, hay que evitar darse golpes con objetos duros en el abdomen, que pueden causar vómitos, lesionar al útero y derivar en un cáncer.

“El útero, por empezar, no se encuentra en el abdomen, se encuentra en la cavidad pelviana”, explicó Kiss. “Mide siete centímetros, es muy pequeño, con lo cual un traumatismo abdominal puede lesionar órganos y vísceras abdominales pero no el útero, que se encuentra bastante protegido en la pelvis”.

Con ella coincide la doctora Bagot: “El útero no puede lesionarse; cuando estás de pie, está detrás de la vejiga y de los intestinos", explicó, añadiendo que los vómitos durante la menstruación “pueden ocurrir en mujeres que tienen menstruaciones muy dolorosas”.

“Cáncer de útero” y “esterilidad”

Reyes Navarro dijo a la AFP que es impreciso usar la palabra “esterilidad” para referirse a la imposibilidad de una mujer a embarazarse ya que la palabra alude a algo que está limpio, libre de bacterias o gérmenes.

“La expresión correcta es infertilidad, que significa que, durante un año, la misma pareja, con vida sexual regular, mantuvo relaciones sin protección, y no consiguió embarazarse”, añadió.

De acuerdo con el Instituto de Salud Infantil de Estados Unidos, la infertilidad femenina se puede atribuir, entre otras causas, a fallas en la ovulación, problemas en el ciclo menstrual, anomalías físicas en el sistema reproductivo, infecciones, enfermedades autoinmunes y cáncer.

La Oficina para la Salud de la Mujer del mismo país indica que “los factores que incrementan el riesgo de infertilidad en la mujer” son la edad, fumar, ingerir mucho alcohol, estrés, entrenamiento atlético excesivo, sobrepeso y tener enfermedades de transmisión sexual.

Reyes Navarro también señaló que es impreciso hablar de un “cáncer de útero”. En esa zona del aparato reproductivo femenino suelen presentarse dos tipos distintos de cáncer: el de endometrio y el cervicouterino y se puede dar en pacientes de diferentes edades.

Aunque se desconocen las causas del cáncer de endometrio, entre los factores de riesgo se puede mencionar la obesidad y el desequilibro hormonal, de acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer.

La Asociación Española contra el cáncer señala que el cáncer de cuello uterino o cervicouterino es el segundo más frecuente en las mujeres a nivel mundial, después del cáncer de mama.

La Organización Panamericana de la Salud (PAOH) indica que el virus de papiloma humano (VPH) es la causa principal de cáncer de cuello uterino. El papanicolau es el examen que las mujeres deben realizarse regularmente para saber, entre otras cosas, si son o no portadoras del virus.