En la fotografía original, el agente de los Mossos no tiene tatuada esa esvástica

La fotografía de un agente de los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica catalana, con una esvástica tatuada en el brazo y hablando con un hombre que participaba de una manifestación de extrema derecha ha sido compartida miles de veces desde el 19 de octubre pasado en redes sociales. Sin embargo en la imagen original, publicada por un periódico digital catalán, se ve que el policía no tiene el tatuaje de la esvástica.

Captura de pantalla de la publicación en Facebook, realizada el 22 de octubre de 2019

Tanto en catalán como en castellano, varios usuarios compartieron la fotografía manipulada, criticando el tatuaje o pidiendo la expulsión del cuerpo del agente en la imagen. Entre los comentarios, algunos alertan de que la imagen está manipulada (“eso es photoshop, y del malo encima”) o muestran la original.

Con una búsqueda inversa de imágenes en Google, AFP Factual encontró la fotografía original publicada por el diario catalán NacióDigital, que también fue viral durante los disturbios que se desataron en Cataluña a raíz la sentencia del Tribunal Supremo contra líderes independentistas de la región.

El fotógrafo Martí Urgell, que firma la imagen, confirmó su autoría a AFP Factual y que la publicación que circula con la esvástica “es un montaje”. “La imagen se tomó en una concentración nazi/fascista/españolista en la plaza Artós de Barcelona el 17 de octubre”, contó.

En este vídeo de otro medio catalán, Directa.cat, a partir del minuto 2’43”, puede verse el momento en el que se ve el gesto y fue tomada la imagen.

Aquí se pueden ver tres imágenes del mismo momento: la viral, manipulada, a la izquierda; en el centro, la imagen original, y a la derecha, el mismo momento tomado desde otra perspectiva.

Capturas de pantalla realizadas el 22 de octubre de 2019 de la publicación viral (izquierda), el tuit publicado por NacióDigital (centro), y el vídeo subido por Directa.cat (derecha)

De hecho, los Mossos d’Esquadra alertaron de posibles disturbios en su cuenta de Twitter a propósito de esta concentración de extrema derecha, que se produjo en la cuarta jornada de movilización independentista en Cataluña contra la condena a nueve de sus líderes y en la víspera de una huelga general en la región.

El propio conseller de Interior catalán, Miquel Buch, se refirió al gesto que aparece en la publicación viral en una comparecencia donde habló de la actuación de los Mossos en los disturbios. Buch calificó la acción del agente como de “mediación” e “intención de tener interlocución”.

El Tribunal Supremo español impuso el 14 de octubre pasado a nueve dirigentes independentistas penas de hasta 13 años de cárcel, por su implicación en la tentativa de secesión en 2017.

Por tanto, la fotografía viral en la que un agente de los Mossos d’Esquadra con una esvástica tatuada en el brazo habla con un manifestante está manipulada, ya que el policía no tenía tal tatuaje.

AFP España
Natalia Sanguino