En caso de ver un perro encerrado con altas temperaturas, la Policía sólo recomienda llamarla

Publicaciones en redes sociales compartidas cientos de miles de veces desde el verano boreal de 2017 alertan a los ciudadanos de que si ven un perro encerrado a solas en un coche en horas de mucho calor, pueden tomar una fotografía de la situación y luego romper el cristal para ayudar al animal. El mensaje asegura que de esta forma no serán denunciados por la rotura de la ventanilla. Sin embargo, las autoridades avisan que es un bulo que suele resurgir y recuerdan que en un caso así hay que llamar a la Policía y esperar su llegada.

“La Policía dice que si ves un perro encerrado en un coche cuando haga extremo calor, hagas una foto y luego rompas la ventana. De esta manera no serás acusado de daños criminales y la policía tendrá pruebas para llevar a los propietarios de esos perros a los tribunales”, dice una publicación viral en Facebook, aunque hay más, que piden que se comparta la información “para impedir esta crueldad”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 2 de julio de 2019

Muchas de las publicaciones adjuntan la fotografía de un perro dálmata en lo que parece la parte trasera de un vehículo con una ventanilla rota. Esta imagen pertenece al rescate de Daniel, un animal al que la policía de Badajoz, Extremadura, sacó de un vehículo aparcado bajo el sol en un centro comercial, el 24 de agosto de 2016. Para ello los agentes tuvieron que romper los cristales del vehículo, como se ve en la imagen. Horas después de su rescate, un nuevo tuit de la cuenta policial informaba de la recuperación del perro tras el golpe de calor sufrido.

El mensaje surgió de nuevo hace semanas, con y sin la fotografía, y también ha circulado en Argentina, con la misma imagen.

En francés un mensaje similar es compartido en Francia y en Canadá, desde hace años.

Sin embargo, el mensaje es antiguo, y sobre él ha informado la Policía Nacional varias veces (2017, 2018, 2019). “Lo hemos desmentido en numerosas ocasiones en nuestras redes sociales”, insiste el servicio de prensa de la Policía a AFP Factual. La cuenta en Twitter de la Policía también alerta del peligro de dejar a un animal encerrado en un coche en verano desde hace varios años (2015, 2016, 2017, 2018, 2019).

¿Qué dice la ley?

El mensaje viral dice lo siguiente: "La acción de la rotura de la ventana para salvar a un animal se considera legítima en base al art. 20.5 del código penal que, en estos casos, reconoce el estado de necesidad".

El artículo 20.5 del Código Penal español citado reza: “Están exentos de responsabilidad criminal (...) 5º El que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos: Primero. Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar. Segundo. Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto. Tercero. Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse”.

El especialista en derecho animal por la Universitat Autònoma de Barcelona Francisco Capacete aclara este punto a AFP Factual: “En España, si un ciudadano observa que en el interior de un coche hay un animal que puede padecer lesiones importantes o la muerte por asfixia o por calor, puede y debe actuar. Si no actúa, estaría cometiendo el delito de abandono de animal del artículo 337 bis del Código Penal”.

Sin embargo, Capacete reconoce que es un problema “cómo saber si las condiciones pueden provocar lesiones importantes o la muerte del animal ”. “Si hay indicios claros” de riesgo de muerte del animal, “se puede romper el cristal”. “Si no hay indicios claros, mejor llamar a emergencias”, continúa, en línea con lo que la Policía promueve.

“Para el caso de que existan indicios claros y aun así se denuncie penalmente al ciudadano que ha salvado al animal, entonces habrá que exigir la aplicación del artículo 20.5 del Código Penal”, concluye el letrado. Si un ciudadano rompe el cristal de un vehículo, el dueño del mismo puede, además, demandarlo por la vía civil. El implicado en el rescate del animal podría ser absuelto judicialmente con base en el artículo 20.5 mencionado y también por el artículo 1.903 del Código Civil, referente a actuar “con toda la diligencia posible (...) y por ser culpa del propio propietario del vehículo la producción de los daños”, señala Capacete. Sin embargo, en España “todavía no tenemos jurisprudencia” en cuanto a los animales, según el especialista.

Captura de pantalla de los artículos 20.5 y 337 bis del Boletín Oficial del Estado español (BOE)

En Francia, por ejemplo, si la vida del animal está amenazada, los códigos rural y penal protegen a quien decida intervenir para salvarle rompiendo la ventanilla de un coche. Además, el Ministerio del Interior publicó recientemente una recomendación en el mismo sentido: “Si considera que la situación es urgente y que no se puede esperar a los servicios de emergencia, puede tomar la decisión de romper una ventanilla para rescatar al animal”. En este contexto, aconseja tener “al menos dos testigos que puedan dar testimonio de la buena voluntad en caso de que el propietario del vehículo decida una acción judicial”.

Sin embargo, en Quebec no recomiendan, igual que ocurre en España, que se rompa el cristal. Una nota del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de Quebec insta a “localizar al propietario del vehículo”, darle sombra al coche o mantener la zona en calma “para no excitar más al animal”, y contactar con las autoridades. La policía local de Montreal compartió una publicación en Facebook donde aconseja llamar al número de urgencia, 911, en caso similar.

Por tanto, la Policía en sus mensajes explica que ante un animal encerrado en situación de asfixia o bajo un extremo calor, siempre se debe alertar a la autoridad. Las personas que decidan romper la ventanilla para rescatar a un animal en situación extrema son pasibles de recibir una denuncia o de ser juzgadas.