El video muestra un ataque de abejas fuera de un centro comercial de Nicaragua, no en Colombia

Un video que muestra a personas corriendo en un estacionamiento ha sido compartido miles de veces en redes sociales con la afirmación de que es un ataque reciente de avispones gigantes de Asia en Colombia. Sin embargo, es falso. Se trata de un ataque de abejas africanizadas que ocurrió en un centro comercial de Managua, Nicaragua, en abril pasado.

“Ciudadanos colombianos con atacados por avispones gigantes los mismos que son originarios de Asia”, señala una publicación en Facebook con un video que circula desde el 13 de mayo pasado.

El video, replicado en la misma red social (1, 2, 3) por más de 44.000 usuarios, muestra a varias personas corriendo en un estacionamiento mientras son atacadas presuntamente por avispones asiáticos gigantes en Colombia.

Captura de pantalla a una publicación en Facebook realizada el 20 de mayo de 2020

Sin embargo, varios usuarios de la publicación en Facebook dudaron que se tratara de un ataque de avispones asiáticos gigantes en Colombia, uno de ellos señaló: “Ese vídeo, de seguro es pasado si uno de los reglamentos de todo el mundo es usar tapabocas (sic)”, otro agregó: “Pero que yo sepa eso no es en Colombia”.

Abejas africanizadas

Al hacer una búsqueda inversa en Google de uno de los fotogramas del video con la herramienta InVid-WeVerify*, AFP Factual encontró un registro del video que se hizo viral el 4 de abril pasado. En dicha publicación, compartida más de 44.000 veces, un usuario comentó que posiblemente había sucedido en Metrocentro, un centro comercial en Managua, Nicaragua.

Otra búsqueda en Twitter con las palabras clave “metrocentro”, “avispones” y “abejas” arrojó varios resultados (1, 2) en los cuales usuarios reportan, en el mismo lugar, un ataque de abejas sucedido el 4 de abril pasado.

Las mismas palabras clave introducidas en el buscador de Facebook mostraron una publicación de los Bomberos de la Central Z-1 en Managua, ubicada a poco más de 2,5 kilómetros del centro comercial, informando que el episodio había sucedido fuera de Metrocentro e incluyeron varias imágenes de la llamada de auxilio que recibieron para retirar un panal.

Contactado por AFP Factual, ese cuerpo de Bomberos explicó que el incidente ocurrió por un panal de abejas africanizadas y no por avispones gigantes de Asia. El video y las fotos corresponden al mismo día (4 de abril) y efectivamente no se han registrado atenciones en ese centro (comercial) en los últimos días, es más ha sido el único en el año y en los últimos años”, respondió un representante.

En una de las fotografías compartidas por la corporación de emergencias se puede ver el logo y nombre del centro comercial donde ocurrió.

Captura de pantalla a una fotografía de la publicación de los bomberos realizada el 20 de mayo de 2020

Avispa asesina en Estados Unidos

Natural de Asia Oriental y Japón, la vespa mandarinia, conocida como “avispa asesina”, puede medir unos cinco centímetros, casi ocho si se toma en cuenta la envergadura de sus alas. Es corpulenta, y con un poderoso veneno y una afilada mandíbula es capaz de invadir y "masacrar" una colmena de abejas en cuestión de horas.

El Centro Nacional de Información sobre Especies Invasoras de Estados Unidos (dependiente del Departamento de Agricultura), indica en esta ficha técnica que los primeros hallazgos del insecto se dieron en 2019 y se que desconoce cómo llegó al país: “Posiblemente pudieron introducirse por la importación ilegal de especímenes vivos con fines alimenticios y medicinales”. También alertan de que estas avispas pueden causar la pérdida completa de colonias de abejas.

En este documento, el organismo explica que sus picaduras pueden ser “peligrosas para la salud humana”. Por esto, recomienda que las personas sin equipo de protección se mantengan a tres metros de distancia de sus nidos, los cuales “defenderán ferozmente”. Además, indica que el veneno de estas avispas “asesinas” es tan potente que puede matar a una persona. En Japón, en promedio, su picadura mata a entre 30 y 50 personas por año.

Karla Salp, portavoz del departamento de Agricultura del estado de Washington, Estados Unidos, aseguró a los medios que estos avispones "generalmente no molestan a las personas. Solo te atacarán si se sienten amenazados. Así que mientras no pises un nido o te acerques a una colmena de abejas de la que se han apoderado, hay un riesgo bastante bajo de que te piquen".

Sobre las vespa mandarinia, Mariella Neira, experta en apicultura de la Universidad de Chile, explicó que son controladores biológicos “que aniquilan insectos como escarabajos, mariposas, larvas de mariposas y de moscas”, lo que permite mantener equilibrados ciertos ecosistemas. “El problema es que están llegando a lugares donde no existen controladores biológicos, es decir un enemigo natural”.

De acuerdo a una estimación del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexande Von Humbolt de Colombia, la presencia de los avispones asiáticos gigantes en este país es poco probable ya que “no se encuentran climas idóneos para que la especie pueda establecerse”.

La investigación señala que “las hembras de esta especies como parte de su ciclo reproductivo (historia natural de la especies) requieren una hibernación, la cual se lleva a cabo durante la época de invierno (bajas temperaturas, punto de congelación) y ante la ausencia de este ciclo, la biología de la especie se ve afectada y, por tanto, la capacidad de adaptación es nula, por consiguiente la especie sucumbiría”.

Un avispón asiático gigante junto a un avispón de cara calva, el 7 de mayo de 2020 en Blaine, estado de Washington

En cambio, las abejas africanizadas -el ejemplar que aparece en el video viral- fueron introducidas en América a través de Brasil, a mediados del siglo XX, y se han esparcido a varios países del continente. De acuerdo con la Base de Datos Global de Especies Invasivas, estas abejas se caracterizan por su agresividad, sus ataques comunitarios y un tamaño menor al de los avispones asiáticos gigantes. 

En conclusión, el video que se hizo viral muestra un ataque de abejas africanizadas en un centro comercial de Nicaragua, no de avispones asiáticos gigantes en Colombia.

*Una vez instalada y la extensión InVid-WeVerify en el navegador Chrome, se hace clic derecho sobre la imagen y el menú que se despliega ofrece lanzar una búsqueda de la misma en varios navegadores.