El director de Carabineros de Chile no dijo que las cámaras de los agentes se apagan cuando hay víctimas civiles

Circula en redes sociales un tuit del pasado 4 de noviembre según el cual el general director de Carabineros de Chile, Mario Rozas, supuestamente dijo que las cámaras que van en los cascos de los uniformados solo graban cuando se ataca a la institución y no cuando hay víctimas civiles. Pero es falso. En realidad, la publicación en Twitter es de un perfil parodia de una radio chilena. Además, Carabineros asegura que sus cámaras funcionan de forma permanente.

General Rozas: ‘Cámaras utilizadas en cascos de la institución solo graban hechos de violencia en contra de carabineros pero se bloquean automáticamente en el caso de que las víctimas sean civiles’", dice el tuit de ADM Radio que generó 6.000 interacciones. 

Sin embargo, aunque su logo y su nombre de usuario guardan un gran parecido con la emisora chilena Radio ADN, la cuenta de este tuit viral se describe como una parodia.

Además, AFP Factual no encontró tuits de Mario Rozas al respecto -no tiene cuenta en la red social- y al escribir la frase en el buscador de Google, tampoco halló tales declaraciones.

Captura de pantalla del 5 de noviembre a la publicación de la cuenta parodia en Twitter (TUIT PARODIA CARABINEROS)

La publicación también circuló como captura de pantalla en Facebook (1, 2, 3), donde fue compartida más de 3.000 veces.

Tanto en los comentarios del tuit parodia como en las publicaciones de Facebook, varios usuarios entendieron que se trataba de un chiste.  “Casi caigo! Grande, tío ADM!”; “gente, más vivitos, es una cuenta parodia”; “ En serio nadie cacho que es fake?”; “Aunque sea falso la cuenta ADM radio cacha, no me extrañaría esa frase sjajjaa (sic)”, escribieron algunos.

Sin embargo, otros usuarios de ambas redes sociales sí creyeron en la supuesta afirmación y se indignaron: “Gran manera de mentir Gral, justo justo justo cuando les conviene a los pacos las cámaras no graban”; “No se si reírme o llorar de impotencia y rabia, como son tan desgraciados, no les basta con todo lo que nos roban y más encima hay que comprarles cámara para protegerlos a ellos??”; “como paso con catrillanca”.

Este tuit parodia y los comentarios se enmarcan en las protestas que comenzaron el 18 de octubre pasado en Chile, inicialmente por el alza del precio del pasaje de Metro y que luego se amplió a otras demandas, como mejoras en la jubilación, salud, educación, salarios.

Querellas contra agentes

Desde que comenzaron las manifestaciones, el Instituto Nacional de Derechos Humanos contabiliza más de 200 querellas contra agentes policiales del Estado en el contexto de estas protestas. Además, su último informe cifra más de 5.000 personas detenidas y 1.778 heridas en hospitales, ya sea por disparos de balas, perdigones, balines y armas de fuego no identificadas.

El departamento de Comunicaciones de Carabineros de Chile aseguró a AFP Factual que la publicación es falsa, minutos después de lo cual publicó una aclaración oficial

Antecedente sobre las cámaras de Carabineros

La publicación parodia y la posterior aclaración de Carabineros se dan tras la circulación de un video publicado por la institución el pasado 5 de noviembre, en el que una cámara adosada al casco de un uniformado de Fuerzas Especiales capta el momento en que dos policías mujeres son alcanzadas por una bomba molotov, durante protestas en el centro de Santiago de Chile.

Pero hay críticas anteriores a Carabineros por el uso de cámaras que graban procedimientos.

En noviembre de 2018, en la Región de La Araucanía, el joven mapuche Camilo Catrillanca murió tras recibir un disparo en la nuca por personal del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE), tras un operativo policial que aún está bajo investigación judicial.

Días después de su muerte, uno de los agentes policiales aseguró que había eliminado la tarjeta de memoria de la cámara que grabó el operativo y el momento en que el joven mapuche, de 24 años, recibió el disparo en la cabeza. Sin embargo, el medio de investigación CIPER reveló un mes después los registros de todo el procedimiento. Actualmente, tres uniformados pertenecientes al GOPE fueron formalizados de cargos como presuntos autores de homicidio frustrado. El juicio comienza el próximo 26 de noviembre.

En conclusión, los dichos del general director de la policía chilena, Mario Rozas, sobre cámaras que supuestamente se apagan cuando registran víctimas civiles, fueron inventados por una cuenta abiertamente paródica y luego desmentidos por Carabineros en Twitter.

Valentina De Marval
AFP Factual