Voluntarios armados en estas fotos son de un simulacro del Servicio de Impuestos de EEUU

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

En 2017 y 2022, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos realizó jornadas en las que estudiantes universitarios experimentaron ser “agentes [del organismo] por un día”. Pero el congresista estadounidense Thomas Massie aseguró en redes sociales el 16 de agosto de 2022 que las imágenes de los simulacros corresponden a un “reclutamiento” del IRS para enseñar a usar armas de fuego. Esto es engañoso, pues las pistolas que aparecen en las fotos son de juguete y solo unos pocos agentes del IRS están autorizados para llevar armas.

Las imágenes con la afirmación engañosa han sido compartidas en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2) tras la publicación original del congresista Massie, quien también difundió el contenido en Facebook.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 26 de agosto de 2022

"Estas no son audiciones para la próxima secuela de la Academia de Policía", dijo Massie, un republicano de Kentucky, en el tuit acompañado de tres fotos que muestran a personas con chalecos de policía y sosteniendo lo que parecen ser armas de fuego. "Este es un programa real de reclutamiento del IRS", señaló.

Las publicaciones se viralizaron en medio de la difusión de información errónea sobre la Ley de Reducción de la Inflación (IRA, por sus siglas en inglés), un amplio paquete económico que el presidente estadounidense Joe Biden firmó como ley el 16 de agosto de 2022. La AFP ya ha verificado anteriormente las afirmaciones engañosas de que la IRA contiene impuestos directos a la clase media y que, para aplicarlos, el IRS se encuentra reclutando a un “ejército”.

Imágenes antiguas

Búsquedas inversas de las fotografías a través de Google revelaron que fueron publicadas por la Universidad de Stockton, una universidad pública de Nueva Jersey, en octubre de 2017 y marzo de 2022.

Stacey Clapp, portavoz de la institución, confirmó al equipo de verificación de la AFP que las fotos del tuit de Massie "fueron tomadas por la universidad en talleres educativos separados en 2017 y 2022" para estudiantes interesados en aprender sobre carreras alternativas en finanzas y contabilidad.

Los talleres formaban parte de un programa del IRS llamado Proyecto Adrian, que "permite a los estudiantes convertirse en agentes especiales de Investigación Criminal del IRS por un día". Las sesiones, de un día de duración, simulan investigaciones criminales del IRS e incluyen armas de juguete, según el sitio web de la agencia.

Khaalid Walls, portavoz de la división de Investigación Criminal del IRS -que supervisa el Proyecto Adrian- dijo a la AFP que los estudiantes participantes en los simulacros investigan delitos financieros simulados, con la instrucción de los agentes especiales de la división. Aseguró que el programa, utilizado por docenas de universidades y escuelas secundarias de todo Estados Unidos, está destinado a dar a los estudiantes una visión general del trabajo encubierto, la vigilancia, las citaciones y las órdenes de registro.

Walls también confirmó que las fotos del tuit de Massie fueron capturadas durante los talleres en la Universidad de Stockton en 2017 y en marzo de 2022.

Agentes del IRS con armas

La IRA no está relacionada con el Proyecto Adrian, que existe desde hace casi dos décadas.

La ley asigna unos 80.000 millones de dólares para renovar la tecnología y el personal del IRS. Como ya informó AFP, la legislación podría permitir la ampliación de la plantilla de la agencia, que cuenta con 78.000 empleados.

No todos los empleados de la agencia tributaria reciben formación en materia de armas de fuego. Menos de la mitad de los agentes del IRS se dedican a la aplicación de la ley y a los cobros. La división de Investigación Criminal de la agencia tiene aproximadamente 3.000 empleados, y solo 2.100 de esos trabajadores son agentes especiales autorizados a llevar armas de fuego.

El IRS dijo anteriormente a la AFP que muchos de los funcionarios que espera contratar en la próxima década reemplazarían a más de 50.000 que se espera que se vayan o se jubilen en los próximos años.

Traducción y adaptación