La ONU no “tomará el control del conflicto” en La Araucanía en Chile, ni Boric anunció algo así

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 500 veces desde el 3 de junio de 2022 aseguran que el presidente de Chile, Gabriel Boric, “anunció que la ONU tomará el control y manejo del conflicto en La Araucanía”. Sin embargo, en ninguno de los anuncios oficiales o ruedas de prensa presidenciales, hasta la fecha de publicación de este artículo, Boric afirmó que Naciones Unidas intervendría ni que tomaría el control del “conflicto” en la región de La Araucanía. La dirección de comunicaciones de la presidencia de Chile desmintió esa información y expertos explicaron a la AFP que a la ONU no le corresponde intervenir en un conflicto como el del Estado chileno con algunas comunidades mapuches, ya que la organización tiene como principio el respeto de la soberanía de los Estados miembros.  

“Ésto no solo confirma la pérdida de gobernabilidad, si no que dejan en evidencia situaciones ¡gravísimas! de ‘seguridad nacional’...” asegura el cartel compartido en Facebook (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 6 de junio de 2022

La gráfica también sostiene que “la delegación del conflicto mapuche ha manos de la ONU, ‘evidencia’ que la ONU está a un paso de tener el control total sobre el Estado chileno” y que “el gobierno ‘reconoce’ su incapacidad y sede ‘soberanía y territorio’ a manos y control de la ONU”.

El gobierno del presidente Boric ordenó el 16 de mayo de 2022 la militarización de la región de La Araucanía y parte de la región de Biobío (a unos 600 kilómetros de Santiago) ante el incremento de hechos de violencia como la quema de casas, maquinaria forestal, tomas de terrenos, y robo de madera y corte de caminos.

Esa zona sur del país ha sido foco de tensión. Comunidades del pueblo mapuche, la mayor etnia originaria de Chile, demandan, entre otras cosas, la recuperación de las tierras que consideran suyas por derechos ancestrales.

Las publicaciones se viralizaron días después del primer discurso de Boric ante el Congreso Pleno, el 1 de junio de 2022. En ese mensaje el presidente anunció algunas medidas que adoptaría su gobierno. 

Respecto al conflicto en la zona sur, el mandatario sostuvo: “Quiero que sepan que construir confianzas y avanzar hacia resolver el conflicto por las tierras requiere de una perspectiva más amplia que no se centra solamente en la discusión de seguridad, de reconocimiento de derechos sociopolíticos, culturales y lingüísticos. (...) Quiero afirmar que la vía para lograrlo es el diálogo, la observancia de la ley, el respeto bidireccional y el Estado de Derecho que como presidente tengo el deber de hacer valer”.

Boric no mencionó en ningún momento de su discurso la entrega del manejo de la zona del sur a Naciones Unidas. Sí dijo que para impulsar parlamentos territoriales que reconozcan a las autoridades e instituciones se solicitó el acompañamiento de Naciones Unidas. “Se lo solicité al secretario general de Naciones Unidas, con el acompañamiento del Sistema de Naciones Unidas”, dijo Boric en su discurso. 

Sin embargo, eso está muy lejos de la posibilidad de que el gobierno chileno delegue responsabilidades en el conflicto con las comunidades mapuches a Naciones Unidas, así como de que le entregue el control de una zona o ceda su soberanía al organismo internacional.

Consultada por AFP Factual, la dirección de prensa de la presidencia del gobierno de Boric aseguró que la afirmación de la publicación “es completamente falsa” y que en efecto el gobierno organizó una reunión entre la ministra de Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches, y la delegación de Naciones Unidas para “conocer informe preliminar y propuestas de proceso de diálogos en el sur”.

AFP Factual tuvo acceso a la solicitud que realizó el gobierno a Naciones Unidas. El mensaje tiene fecha de 16 de mayo de 2022 y fue firmado por la ministra Siches y la titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola. El texto está dirigido a la coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, María Torres.

“Nos encontramos iniciando un proceso de diálogo entre el Estado de Chile y el Pueblo Mapuche, luego de un conflicto histórico que se ha agudizado en los últimos años (...). “En este contexto, conscientes de la vasta experiencia del Sistema de Naciones Unidas en materia de diálogos y creación de confianza, solicitamos a Ustedes sus buenos oficios para obtener el acompañamiento y asistencia técnica que permita aunar esfuerzos y enfrentar esta compleja situación de manera integral y efectiva”, indica la misiva.

La AFP constató que en ninguna parte del mensaje el Estado chileno solicita a Naciones Unidas una “toma de control y manejo” en la zona sur.

El Sistema de Naciones Unidas en Chile, que considera las organizaciones de la ONU en un país con actividades en pro del desarrollo, señaló a la AFP que en efecto recibió la solicitud del Estado chileno. 

“El Sistema de Naciones Unidas Chile se encuentra en estrecha comunicación con sus contrapartes gubernamentales para evaluar y dar respuesta a la solicitud del Ejecutivo sobre los esfuerzos de diálogo”, indicó el comunicado de la organización.

Asimismo, afirmó que todos los temas que impliquen el trabajo de Naciones Unidas en terreno “siempre se hacen respetando la soberanía de cada país”.

Una búsqueda avanzada en Google con las palabras claves “Boric”, “ONU”, “control”, “Araucanía” no arrojó entradas que apuntaran a que el Estado chileno vaya a entregar a la ONU el manejo de la región de la Araucanía.

Una revisión del portal web del gobierno, como también las cuentas de Facebook, Instagram y Twitter de Boric desde que asumió la presidencia, el 11 de marzo de 2022, no llevó a nada sobre el supuesto anuncio. Versiones archivadas de esos contenidos tampoco entregaron resultados (1, 2, 3, 4).

Actuación de la ONU a solicitud de un país

Heraldo Muñoz, exembajador chileno ante Naciones Unidas (2003-2010) y exministro de Relaciones Exteriores de Chile (2014–2018) explicó a AFP Factual la relación de la ONU con los Estados. “Naciones Unidas participa o interviene [en un país] solo a solicitud de los Estados miembros de la organización. De ninguna manera se podría configurar una presencia de Naciones Unidas o un control de una situación que no sea solicitada expresamente por el Estado miembro de la organización”, dijo el excanciller.

Respecto a la solicitud de acompañamiento requerida por el presidente Boric, detalló que “un acompañamiento de Naciones Unidas es una asesoría especializada que solo podría concretarse si el Estado miembro de la organización, en este caso Chile, lo solicita expresamente”. Además, Muñoz afirmó que en cualquier momento “el país es soberano para renunciar y cesar la asesoría o acompañamiento de la organización”.

Mujeres indígenas mapuches alimentan a animales en Collipulli, Temuco, Chile, el 20 de mayo de 2022 ( AFP / Mario Quilodran)

Muñoz añadió que el control del territorio o la situación en cuestión siempre lo ejerce el Estado solicitante de la asistencia, “nunca lo realiza la organización, la cual, por lo demás, no tiene capacidades para ejercer un control semejante. Eso es imposible”.

El exembajador ante la ONU puso como ejemplo el caso de Colombia, que aseguró conocer “de cerca”. “El gobierno de ese país solicitó los buenos oficios de la organización para viabilizar el plan de paz. Allí el trabajo junto al gobierno fue muy positivo y estuvo limitado a materias como consultas con la sociedad civil, por ejemplo”, detalló.

Naciones Unidas y la soberanía de los Estados 

La carta de Naciones Unidas, el tratado internacional fundador de la organización, detalla en el artículo 2 los principios que la rigen. “La Organización está basada en el principio de la igualdad soberana de todos sus Miembros”, dice el primero de los principios.

Además, el séptimo principio determina que ninguna disposición de esa carta “autorizará a las Naciones Unidas a intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados”, ni obligará a los miembros a “someter dichos asuntos a procedimientos de arreglo” conforme al mismo documento.

Judith Schönsteiner, abogada académica de derecho internacional de la Universidad Diego Portales, en Santiago de Chile, explicó a la AFP que “uno de los principios que rigen la Carta de la ONU es la soberanía de los Estados, y solo el Consejo de Seguridad, con el voto afirmativo de sus cinco miembros permanentes y la mayoría de sus miembros, puede ordenar a los miembros de la ONU tomar medidas de ‘legítima defensa colectiva’ si un país ataca a otro(s) o si constata una situación interna que es una amenaza a o un impedimento de la ‘paz y seguridad internacionales’”

La académica detalló que el Consejo de Seguridad debe constatar una situación contra el mantenimiento de la paz y seguridad internacional para autorizar una misión armada, lo que no quita que en esas circunstancias también se haga con “el consentimiento del Estado”

La experta diferenció esas situaciones con las funciones diplomáticas de la ONU, como la ayuda multilateral, la asistencia técnica a través de alguna de las agencias de Naciones Unidas como Unicef o Acnur, “que operan con el consentimiento de los Estados donde apoyan”.  

13 de junio de 2022 Corrige nombre del presidente Boric en primer párrafo.