Una madre le da un biberón a su bebé en París, el 8 de octubre de 2012 ( AFP / Fred Dufour)

Pediatras aconsejan no usar fórmula infantil casera y advierten que puede ser peligrosa

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones en redes sociales aconsejan seguir una receta casera para preparar fórmula infantil ante la escasez de este producto en Estados Unidos o para los padres que “no pueden encontrarla en la tienda”. Las entradas circulan desde el 2 de noviembre de 2018 y han sido compartidas decenas de veces en Facebook. Sin embargo, pediatras consultados por la AFP dijeron que no recomiendan a sus pacientes usar fórmula casera debido a que puede carecer de las vitaminas y nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo de los bebés.

“Al parecer se está acabando la leche de fórmula para bebés en Estados Unidos. Aquí dejo esta receta que me llegó es casera y eficiente. La otra opción es conseguir leche de cabra o vaca y claro pasteurizada”, dice una de las publicaciones en Facebook. Otra agrega: “Si el presupuesto ya no te dá para fórmula para tu bebé; aquí una receta de PET DENIA de 1960”.

Captura de pantalla de una publicación de Facebook realizada el 24 de mayo de 2022

Las entradas comparten una lista de instrucciones para hacer "fórmula para tu bebé" con ingredientes como leche evaporada, agua y jarabe de maíz de marca Karo. También recomiendan dar agua, té, vitaminas y jugo de naranja a los infantes.

Estados Unidos enfrenta una escasez de productos de fórmula infantil. Padres en todo el país denuncian que las restricciones de compra y el aumento en los precios los han dejado desesperados por conseguir alimentos para los bebés no amamantandos. A pesar de ello, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ha lanzado una advertencia contra la fórmula infantil hecha en casa.

Tanya Altmann, autora de varios libros sobre paternidad y fundadora del centro médico Calabasas Pediatrics en California, concuerda:

En 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos emitió una alerta sobre este tipo de preparaciones hechas en casa, esto después de recibir reportes de bebés que fueron hospitalizados “debido a que habían sido alimentados con fórmulas para bebés caseras y que después sufrieron hipocalcemia (bajo nivel de calcio)”.

Sobre la receta que circula en redes sociales, Altmann dijo que agregar azúcar a la fórmula no sería seguro ni saludable para los bebés.

"El jarabe de Karo alguna vez se usó para ayudar a aliviar el estreñimiento, pero no se recomienda porque no es efectivo e incluso puede contener bacterias dañinas", dijo.

Azza Ahmed, profesora asociada de enfermería en la Universidad de Purdue en Indiana (norte), Estados Unidos, dijo que la fórmula casera puede significar un riesgo de "contaminación e infección" para un bebé.

Señaló que comprende el estrés ante la escasez, pero explicó que los padres nunca deben diluir la fórmula infantil, ya que puede conducir rápidamente a un desequilibrio nutricional.

Ahmed, enfermera pediátrica certificada, también advirtió sobre la importación de fórmulas de países que no son examinadas por la FDA. "No tenemos certeza sobre la seguridad de enviar esta fórmula y es muy costoso", dijo.

Jugo de naranja

Las publicaciones también afirman que se puede dar jugo de naranja mezclado con agua a partir de las tres semanas de edad. Pero Altmann dijo que aunque el jugo de naranja contiene azúcar natural, no recomendaría dárselo a un bebé.

"También hay una gran cantidad de acidez que podría no ser buena para la digestión de su bebé", dijo.

La Academia de Medicina de Lactancia Materna también emitió una advertencia contra los jugos y otros sustitutos de fórmula infantil.

"No le dé agua, té o jugo a su bebé menor de seis meses", aconsejó la institución.

¿Leche de cabra como sustituto?

Otras publicaciones de Facebook recomiendan que los padres sustituyan la fórmula infantil por leche de cabra.

“¡La leche de cabra es casi idéntica a la leche materna! No tiene glóbulos de grasa, por lo que es fácil de digerir y muchas personas que son intolerantes a la lactosa parecen estar bien al consumir leche de cabra. He visto los resultados una y otra vez en mis 27 años de crianza, reproducción y ordeño de cabras lecheras”, afirma una de las entradas.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 24 de mayo de 2022

La leche de cabra carece de los nutrientes necesarios para los bebés humanos, según Gabrina Dixon, pediatra del Hospital Infantil Nacional en Washington, DC. La especialista destacó que esta leche carece de folato y vitamina B12, elementos necesarios para evitar la anemia o un conteo bajo de glóbulos rojos.

Consejos de alimentación infantil

Los expertos dijeron a la AFP que los padres necesitan consultar con sus pediatras sobre opciones de alimentación para sus hijos. Recomendaron además que estén más abiertos a cambiar de marca de fórmula o a usar productos genéricos, especialmente para los menores que no han mostrado signos de sensibilidad a los ingredientes.

Ahmed dijo: "A las mujeres embarazadas les recomendamos encarecidamente que piensen en la lactancia materna exclusiva" durante los primeros seis meses de vida del bebé.

Para cualquier persona que esté amamantando, pero que complemente la alimentación con fórmula, Ahmed recomendó contactar a un asesor de lactancia para aprender métodos que aumenten el suministro de leche, incluso mediante extracción. También dijo que la leche materna de donantes puede ser una opción, al tiempo que advirtió que los padres deben buscar un banco de leche materna donde se evalúe a las donantes y se analice la leche.

Para los niños que tienen seis meses de edad y han comenzado a comer sólidos, Altmann explicó que se podría introducir la fórmula para niños pequeños. Mientras que Dixon aconsejó introducir el consumo de leche de vaca un poco antes de los 12 meses de edad recomendados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

"Si su hijo está muy cerca de cumplir un año, está bien darle leche de vaca durante un período breve", dijo Dixon.

En ambos casos, señalaron que el infante debe ser monitoreado ante una posible deficiencia de hierro.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU ha publicado una guía de recursos adicionales para ayudar a las familias que enfrentan la escasez de fórmula infantil.