Al 25 de abril de 2022, el juicio entre Johnny Depp y Amber Heard sigue; él no lo ha ganado

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

“Johnny Depp ganó el juicio contra Amber Heard”, aseguran publicaciones compartidas más de 3.000 veces en redes sociales desde el 19 de abril de 2022, una semana después del inicio del proceso en el que ambos se acusan mutuamente de difamación. Pero eso es falso: al 25 de abril de 2022 el juicio continúa y se espera que se extienda por cuatro semanas más.

Una semana después de que comenzara el juicio, y tras los primeros testimonios de Depp contra su exesposa, comenzaron a circular publicaciones en Facebook (1, 2), Twitter y sitios web (1, 2) que celebran el supuesto triunfo del actor de “Piratas del Caribe”. 

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 25 de abril de 2022

Depp y Heard se casaron en 2015. Un año después, la actriz solicitó el divorcio y una orden de alejamiento contra Depp en medio de acusaciones de abuso. 

En diciembre de 2018, Heard escribió un artículo de opinión en The Washington Post en el que se describe a sí misma como una "víctima de violencia doméstica" acosada por la sociedad tras romper el silencio dos años antes. No nombra a Depp, pero menciona los cargos de violencia doméstica que presentó contra él en 2016. 

Ante la publicación, el actor demandó a su exesposa por difamación por 50 millones de dólares. Ella a su vez respondió con una contrademanda, por 100 millones de dólares, alegando que sufrió "violencia física y abuso desenfrenados" a manos de la estrella.

El juicio empezó el 11 de abril. El 25 de abril de 2022 el juicio continuaba, con Depp como protagonista, intentando convencer al jurado de que las acusaciones de abuso doméstico de Heard son falsas.

Distintos medios de comunicación siguen informando sobre el avance del juicio día a día, e incluso lo transmiten en directo, siendo lo más reciente lo publicado (1, 2) el 25 de abril, hasta la publicación de este artículo. Aún no hay veredicto.

En 2020 Depp perdió un juicio por difamación en Londres contra el medio británico The Sun, que lo llamó “golpeador de esposas”.