No hay evidencia científica de que los rayos cósmicos dañen a las personas que tengan celulares cerca

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Un mensaje que circula en las redes sociales al menos desde 2016 alerta que “rayos cósmicos van a pasar muy cerca de la tierra” y recomienda apagar los aparatos electrónicos porque pueden dañar a las personas. Sin embargo, los científicos sostienen que no hay registros actuales de tal alerta ni evidencia de que causen daño a las personas que usen celulares o equipos similares.

“Hoy en la noche desde las 12:30am hasta las 03:30am no se olvide de *apagar su celular tableta, computador*,etc... y ubicarlo muy distante de su cuerpo (...) Los rayos cosmicos van a pasar muy cerca de la tierra. Entonces, por favor, apague su telefono celular. No deje el equipo cerca de su cuerpo, pues le puede causar daños terribles (sic)”, dice un mensaje que circula en redes sociales y llegó a la redacción de AFP Factual vía WhatsApp, con la solicitud de ser verificado.

El mensaje anuncia: “... nuestro planeta estara con una *radiacion altisima* (sic).  Además, indica que la noticia se dio en “la Singapur TV” y se puede verificar en Google, la NASA y en BBC News.

El mismo mensaje se ha difundido en distintas fechas en múltiples publicaciones en Facebook (1, 2, 3) y en Twitter (1, 2, 3), compartidas más de 600 veces; la más antigua encontrada corresponde al año 2016. En todas se alerta sobre el supuesto incremento de la radiación en el mismo horario, pero no se especifica ni el día ni la zona horaria a la que se refiere.

Qué son los rayos cósmicos

La agencia espacial estadounidense NASA define, en inglés, a los rayos cósmicos como “núcleos de átomos con un amplio poder de energía y los más poderosos viajan casi a la velocidad de la luz”. “La atmósfera terrestre y el campo magnético protegen al planeta de los menos energéticos, que son los más comunes”, explica en su sitio.

Los originados dentro del sistema solar “tienen, relativamente, poca energía, y provienen de eventos explosivos del sol, como llamaradas y eyecciones de masa coronal”. Los de mayor energía son extremadamente raros, de acuerdo con la agencia estadounidense.

Captura de pantalla del video de una llamarada solar del 17 de abril de 2016, del sitio de la NASA, realizada el 30 de enero de 2020

El impacto de la radiación solar es común en la Tierra. Este tipo de eventos pueden producir fenómenos vistosos como auroras boreales”, dijo el uruguayo Gonzalo Tancredi, doctor en astronomía y miembro de la Unión Astronómica Internacional. Explicó que las zonas más vulnerables a ser atravesadas por los rayos cósmicos son los polos de la Tierra. 

Las latitudes intermedias del planeta están mejor protegidas, por lo tanto este tipo de fenómenos inciden menos, aunque existen zonas como la anomalía magnética del Atlántico Sur en donde el escudo de protección está más debilitado y pueden ingresar rayos cósmicos a una altura más baja, explicó el astrónomo uruguayo.

Para la NASA, en el peor escenario posible una nube magnética emitida por el sol puede llegar a “sobrecargar transformadores de energía” y causar apagones, como ocurrió en la provincia de Quebec, Canadá, el 13 de marzo de 1989 y cuyas auroras boreales pudieron verse en lugares tan al sur como Cuba.

Una eyección de masa coronal puede causar desde disrupciones en los Sistemas de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) - como errar en las coordenadas exactas por unos metros- hasta apagones y cortes en las comunicaciones (en especial en la región de los polos magnéticos, la zona donde el campo magnético terrestre es vertical). Las llamaradas solares pueden interferir en las ondas cortas de radio, explica la agencia aeroespacial.

El Servicio de Clima Espacial México (SCiesMEX) publicó una infografía en la que muestra las distintas afectaciones producidas por la actividad solar, como la interrupción de la señal de telefonía celular, el daño en paneles solares y la interrupción de la red eléctrica, entre otras.

El Centro de Predicciones Metereológicas del Espacio, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) es una de las entidades encargadas de monitorear el clima espacial. A través de su sitio web se pueden conocer los fenómenos solares que han impactado la Tierra y las proyecciones a tres días, así como sus efectos sobre el planeta, en especial en la región del polo magnético, en las zonas del Ártico.

Sin predicción

Captura de pantalla de Facebook, realizada el 26 de febrero de 2020

Dean Pesnell, físico del Observatorio de Dinámica Solar (SDO, por sus siglas en inglés), un proyecto de la NASA, dijo a AFP Factual en un correo electrónico que la supuesta predicción de las publicaciones virales “es un rumor sin ninguna veracidad que lo respalde”.

Xavier González Méndez, doctor en astrofísica y miembro del SCiesMEX, especializado en clima espacial y física de rayos cósmicos, expresó que “todas estas noticias que mencionan que apagues tu celular porque viene un flujo de rayos cósmicos son Fake News, son noticias totalmente inventadas, no tienen un sustento científico”.

“Esa afirmación es inexacta, no es correcta, no hay ninguna predicción ni para esta noche ni en noches anteriores para un evento de este tipo. Tampoco se puede predecir con mucha antelación”, coincidió en entrevista a AFP Factual el astrónomo uruguayo Tancredi.

Héctor Socas-Navarro, físico en el Instituto de Astrofisica de Canarias y director del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife, ambos en España, dijo vía correo electrónico que “aventurar que algo así va a ocurrir en una determinada fecha es tan disparatado como decir que la semana que viene te va a caer un rayo encima”.

La NASA tampoco tiene información publicada en su sitio sobre la supuesta predicción. 

Por su parte, si bien la BBC ha publicado en distintas ocasiones artículos respecto a erupciones solares, al realizar una búsqueda en Google con palabras clave (en inglés y español) no se encontró ninguna alerta respecto al las alertas que lanzan las publicaciones que circulan en Internet.

Otra búsqueda en Google con las palabras “Singapur TV” y “Singapore TV”, este último en inglés, no arrojó resultados de un canal de televisión de la nación asiática con ese nombre; por lo tanto, tampoco se encontró una nota sobre los rayos cósmicos.

¿Daños a las personas?

El mensaje que circula en redes sociales y WhatsApp afirma que, durante la noche en la que habrá “una radiación altísima”, los teléfonos celulares deben ser apagados y no estar cerca del cuerpo de las personas, ante el riesgo de que causen “daños terribles”.

Personas cargando sus celulares en una torre de energía portable en Puerto Rico, tras un apagón en enero de 2020 (Ricardo Arduengo / AFP)

Los científicos consultados para esta nota coincidieron en que no habría daños en las personas que tengan un celular cerca. Por ejemplo, Socas-Navarro, director del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife, explicó que los rayos cósmicos y las tormentas solares “no suponen ningún peligro para las personas que se encuentren cerca de celulares, tabletas, laptops, ni ningún dispositivo de electrónica doméstica”.

El astrofísico español indicó que los rayos cósmicos y las tormentas solares “no representan riesgo significativo para la salud”. “Da igual que uno esté cerca o lejos de los aparatos, no existe ninguna influencia negativa para el ser humano. Pero es que tampoco importa que el aparato esté encendido o apagado. Es completamente irrelevante”, declaró.

Por su parte, la astrónoma chilena María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, dijo en entrevista a AFP Factual: “Al ser humano en principio no le hace nada”. Y explicó: “Lo que puede ocurrir es que el celular dejara de funcionar, pero de ahí a que se te incendie, es poco probable”.

“Sí puede tener efectos en la electrónica, de la que los seres humanos hemos terminando rodéandonos. Es la parte más compleja, hay casos reportados de que fallan los GPS, casos reportados de redes de electricidad en Canadá que fueron destruidas debido a una tormenta solar”, señaló, en referencia al colapso de Quebec de 1989.

Este tipo de rayos cósmicos, que causan radiación espacial, “pueden ser significativamente riesgosos para los astronautas en órbita o en el espacio, pero no para los humanos en la Tierra debido a las capas de protección de la atmósfera y el campo magnético, indica la NASA.

Pesnell, quien forma parte del proyecto SDO de la NASA, sostuvo que “no hay necesidad de evitar el uso de teléfonos celulares esta noche (o cualquier otra noche) por los rayos cósmicos”.

Por su parte, el astrónomo Tancredi explicó que los rayos cósmicos afectan equipamiento electrónico como satélites y pueden generar corrientes eléctricas inducidas en las líneas de alta tensión o grandes cañerías, que pueden producir un aumento repentino de la electricidad, provocar desperfectos o apagones, eso solo cuando se llega a un momento de tormenta”.

Consultado sobre los supuestos efectos de los rayos cósmicos en aparatos electrónicos, como afirma el mensaje que circula, el uruguayo respondió: “no estaría causando problemas a un celular o equipamiento de este tipo”.

González Méndez, del SCiesMEX, coincide en que la afirmación de la publicación es falsa. Ni los rayos cósmicos ni las eyecciones de masa coronaria del sol “tienen la energía, ni el flujo de partículas es tan intenso como para poder afectar a los aparatos a nivel de tierra”, sostuvo.

La desinformación también fue verificada  en 2017 por Snopes y varias notas afirman que el mensaje es falso.

En conclusión, no existe una alerta frente al paso de “rayos cósmicos” por la Tierra ni se han documentado daños a las personas por usar el celular u otros aparatos tecnológicos cuando llega la radiación espacial o tormentas solares.