No, estas imágenes no muestran la señal de un inminente tsunami en México

Cinco imágenes que muestran sitios donde el mar está alejado unos metros de la costa circulan en las redes sociales asegurando que es una señal de que sucederá un tsunami en México. Aunque el fenómeno sí está precedido de una retracción del agua, las fotos reflejan otros sucesos.

“En Acapulco, Mazatlán, Yucatán, Sonora y Veracruz; el mar retrocedió varios metros y causó pánico en turistas y habitantes, pues se conoce que este fenómeno podría ser una señal de tsunami”, dice una publicación fechada el 20 de febrero de 2019 y que se ha compartido más de 43.000 veces.

Captura de pantalla del 12 de marzo de 2019 de la publicación con diferentes fotografías que se hizo viral en Facebook

El equipo de verificación de la AFP rastreó las imágenes, que no corresponden con todos los sitios que se mencionan en la publicación, ni con la hipótesis de que se trata de “una señal de tsunami”.
 

1.- La fotografía del flotador rosa

Fue tomada por el fotógrafo Brian Blanco el 10 de septiembre de 2017 en Florida, Estados Unidos, para la agencia Getty Images. Según la leyenda de la imagen, ese día varias personas tomaban fotografías en la Bahía de Tampa tras el paso del huracán Irma.

Captura de pantalla del 12 de marzo de 2019 de la fotografía en Getty Images del fotógrafo Brian Blanco

De acuerdo con David Salas, investigador del Instituto de Ciencias del Mar de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la imagen en Tampa muestra la reducción del nivel del mar a causa del paso del huracán. “Es como si el agua fuera una cobija que es jalada cuando pasa un huracán y por ello quedan ‘espacios destapados’, pero es normal que eso suceda”, explicó a la AFP.

2.- Las fotografías con rocas

Dos de las tres imágenes de playas con rocas fueron tomadas el 17 de febrero de 2019 por el fotógrafo David Guzmán de la agencia EFE en Acapulco, Guerrero, un estado sobre el Pacífico mexicano.

Collage de capturas de pantalla del 12 de marzo de 2019 de las fotografías de David Guzmán en la agencia EFE

El registro más antiguo de la tercera imagen nos remite a una nota del 17 de febrero pasado del sitio Prensa OEM. La fotografía es similar a la que tomó la agencia EFE en Guerrero el mismo día, solo que fue capturada desde otro ángulo.

Captura de pantalla del 12 de marzo de 2019 de la fotografía publicada en el sitio de Prensa OEM

La Secretaría de Protección Civil estatal informó que el 16 de febrero se registró un “ligero desplazamiento de las aguas marinas (...) originado por un sistema anticiclónico ubicado frente a las costas de California” y que se combinó con “efectos de marea astronómica”.

Salas precisó que este suceso es conocido como marea sizigia, un fenómeno que responde a la atracción gravitacional que ejercen la Luna y el Sol sobre la Tierra, generando que la pleamar –cuando el agua alcanza su nivel máximo– sea más elevada de lo común, al igual que la bajamar –cuando el agua alcanza su nivel mínimo– lo que provoca que espacios de la costa se queden sin agua.

3.- La fotografía del edificio naranja

La imagen fue tomada en Boca del Río, Veracruz, por la fotógrafa Patricia Morales del periódico El Universal, cuya nota del 19 de febrero adjudica el fenómeno a la marea sizigia.

Captura de pantalla del 12 de marzo de 2019 de la fotografía de El Universal

Para el experto de la UNAM, es necesario tomar en cuenta que la marea sizigia se presentó simultáneamente en las costas mexicanas del Pacífico y el Golfo. Sin embargo, considera que “la probabilidad de tener un tsunami en ambos lados [costeros del país a la vez] es imposible”.

De acuerdo con el Centro Internacional de Información sobre Tsunamis, que depende de la Unesco, el retroceso del agua en una costa sí puede ser señal de un tsunami inminente y en tal caso, la ola llega instantes después.

Pero desde septiembre de 2017 que no se registran tsunamis en México, informó a la AFP Carlos Mortera, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

La Secretaría de Marina federal explica que el tsunami más reciente registrado en México fue el 7 de septiembre de 2017 tras un sismo de magnitud 8,2 en Pijijiapan, Chiapas, en el sur del país. Ninguna ola superó el metro y medio de alto.

Un tsunami, agrega Salas, se registra por tres razones: cuando hay deslizamientos en la tierra del fondo del mar, a raíz de un temblor fuerte en zonas cercanas al mar, o por explosiones volcánicas.

Según los expertos consultados y las autoridades mexicanas, las imágenes viralizadas no muestran el fenómeno que pudiera haber precedido un tsunami en febrero pasado. Además, las fotos no corresponden todas a los sitios que fueron mencionados en la publicación.

On the same subject