No, el gobierno de Japón no prohibió los microondas: se trata de una nota de humor

Una publicación que circula en portales web y en redes sociales, donde fue compartida más de 37.000 veces en español desde el 21 de abril de 2019, asegura que a partir de 2020 el uso de hornos microondas quedará prohibido en Japón. Pero el anuncio es falso, y se origina en un artículo satírico publicado por la revista rusa Panorama el 3 de marzo pasado.  

Las versiones que circulan en las redes sociales son variadas (1, 2 y 3). Todas replican un supuesto anuncio del gobierno japonés para deshacerse de los hornos microondas del país por sus supuestos efectos nocivos sobre la salud humana. En su versión más larga, a este anuncio le agregan más detalles: que los fabricantes de estos dispositivos ya han cerrado sus puertas, que los ciudadanos que no cumplan con la medida podrán sufrir condenas a prisión, y que medidas similares se preparan en Corea del Sur y China en 2023. Alguna incluso añade un “decálogo para la prevención del cáncer”.

El mismo texto circuló en diferentes portales de noticias, como puede verse en las capturas de pantalla a continuación.

Captura de pantalla realizada el 6 de mayo de 2019 de diversos portales que publicaron la misma desinformación.

También fue replicado en las redes sociales en inglés (1 y 2), en portugués (1 y 2) y en árabe (1 y 2).

“El motivo de la prohibición de microondas en la Tierra del Sol Naciente fue una investigación realizada por científicos de la Universidad de Hiroshima, quienes descubrieron que las ondas radioactivas causaban más daño a la salud de los ciudadanos durante los 20 años de uso del horno microondas que el bombardeo nuclear de aviones estadounidenses en septiembre de 1945”, se lee en las publicaciones.

Sin embargo, una búsqueda dentro del sitio de esta universidad no arrojó ningún resultado de publicación alguna que vincule la radioactividad de los microondas con los bombardeos de 1945.

En realidad, el texto que circula en ambos idiomas proviene de un artículo de la revista satírica rusa Panorama publicado en marzo pasado. Con la ayuda del traductor de Google, la AFP pudo comprobar que en él se incluye el mismo texto de las publicaciones que después circularon como verídicas.

Captura de pantalla realizada el 6 de mayo de 2019 del tuit publicado en inglés por la revista Panorama el 3 de marzo de 2019, con su correspondiente traducción al español.

En un descargo al que puede accederse desde su cuenta de Twitter, Panorama advierte (de acuerdo con la traducción obtenida con Google Translator): “Todos los materiales en panorama.pub, sin excepción, son sátira y fabricación. Panorama.pub no busca ninguna coincidencia de textos con personalidades y eventos reales”.

En una entrevista, los periodistas de la revista, quienes mantienen en reserva su identidad mediante seudónimos, aseguran que “Panorama es una publicación satírica, no hay nada en serio en ella”, de acuerdo con la traducción provista por Google.

Los verificadores de Chequeado y de la iniciativa No Coma Cuento también revelaron la falsedad de las publicaciones, al igual que lo hizo Snopes, en inglés.

En Japón no, ¿y en Rusia?

La misma desinformación sobre la supuesta prohibición de los microondas pero adjudicada al gobierno ruso circula en las redes sociales desde 2009, por lo menos en español (1, 2), en portugués (1, 2) y en inglés (1, 2).

“En Rusia, los hornos de microondas se prohibieron en 1976 debido a sus consecuencias negativas para la salud, ya que se llevaron a cabo muchos estudios sobre su uso. La prohibición se levantó después de la Perestroika a principios de los 90”, se lee en las publicaciones.

Algunos de los portales que publicaron como noticia el falso anuncio del gobierno japonés, incluyeron la versión relativa a Rusia, a modo de antecedente.  

Pero la Unión Soviética tampoco prohibió los microondas en los años 1970. Esta nota de la edición rusa de la revista Mecánica Popular revela detalles de los modelos que se vendían en territorio soviético en aquel entonces.

Además, en una nota publicada en diciembre de 2018, el semanario ruso AiF también se refirió a lo que denominó el “mito de que los microondas estaban prohibidos en la URSS”. El artículo, además de calificar de falso este rumor, da detalles sobre las empresas que manufacturaban los dispositivos desde la década del 80. “En la época soviética, los microondas costaban alrededor de 300 rublos y el salario promedio era de 263 rublos. Debido a su inaccesibilidad, surgió el mito de los ‘hornos prohibidos’”, se lee en la traducción automática en Google.

En junio de 2013, el Instituto Internacional de Energía de Microondas (IMPI, por sus siglas en inglés), una institución creada en 1966 para la investigación y la difusión de información sobre la energía de microondas y radiofrecuencia, publicó un artículo en el que su entonces presidente, Bob Schiffmann, presentó pruebas de que los rusos nunca prohibieron el uso de esta tecnología.

Entre otras evidencias, Schiffmann señala que en 1976 se realizó un simposio de IMPI en Bélgica sin que se haya reportado ninguna prohibición de este tipo en la Unión Soviética. “En suma, la extensa experiencia de algunos de mis colegas y la mía propia en los últimos 45 años no revela ninguna evidencia de prohibiciones de hornos microondas en la URSS”, escribe el especialista.

Los verificadores de Snopes revelaron la falsedad de estas publicaciones en este artículo de enero de 2017.

En conclusión, el gobierno de Japón no prohibió el uso de hornos microondas a partir de 2020, sino que esta desinformación que circuló en las redes sociales y en portales web se basa en un artículo satírico de la revista rusa Panorama. Tampoco lo hizo la URSS en los 70, desinformación que circula desde 2009 y que volvió a ser utilizada en las últimas semanas.

AFP Argentina
Nadia Nasanovsky